Follow by Email

sábado, 25 de abril de 2015

EL CITE DE MIGUEL ÁNGEL PERERA
Nuestro amigo Óscar nos llama la atención convenientemente  en la entrada que dedicábamos a Manzanares.
Nos acusa de ventajista por la foto que pusimos del cite de Perera. Para que no haya lugar a dudas, argumentaremos lo que allí decíamos un tanto de pasada porque hablábamos de Manzanares. En principio, copiamos y pegamos lo que nos dice Óscar:

"Buenas tardes Rafa: soy tu amigo Óscar y quería corroborar tu opinión sobre el maestro Manzanares, hijo de un torero de gran estética y plasticidad además de un inusual temple.

"Dicho esto también quisiera decir que, al igual que su mentor Ponce, es un ventajista y no quisiera meterte a ti dentro de este saco pero me parece tu comentario hacia M.A. Perera un tanto ventajista, cuando tú bien sabes, amigo Rafa, que esa foto corresponde al inicio de un pase en redondo de una largura y profundidad que sólo él la consigue.

"Me parece que meter en el mismo saco a Manzanares y Perera, por cierto, para mí, el mejor lidiador que he visto desde J.A. Ruiz Espartaco, me parece cuando menos desatinado. Como bien dice nuestro común amigo Julio: ¡qué casualidad que siempre le tocan los mejores toros a él! Una suerte inversa a la de vuestro idolatrado J.A. Morante, mira que es casualidad..."

Ya intentamos desenmascarar en su día las trampas de nuestras figuras aquí. En el vídeo se veía claramente el tipo de cite que realiza Perera y que nosotros calificamos de 'destoreo'. Para no redundar en aquella faena, nos iremos a la que hizo hace poco en Málaga a un toro de Jandilla y que le valió una oreja (oreja que tira displicentemente cuando se la dan, enfadado porque quería las dos). La pueden ver íntegra aquí.

Observen ustedes cómo cita. Las imágenes son del cite y de cuando el toro se arranca (es el minuto 1'56''):




La imagen que escogí en la entrada de Manzanares era un cite tras una trinchera en 2008 en Las Ventas. Aquí es el inicio de una tanda, pero es lo mismo: la pierna retrasada, la muleta todo lo lejos del cuerpo que da el brazo, además no la presenta plana y el torso del torero está feamente doblado -totalmente alejado de una cosa para mí básica en el toreo, la naturalidad-.

Fíjense aquí en las zapatillas: no apuntan al toro sino en perpendicular. Este destoreo moderno consiste en que el diestro se va 'escondiendo' del toro, se va poniendo absolutamente de perfil para apartarse del toro. Y va aprovechando su viaje para ligar los muletazos. Resultan largos pero ni son hondos ni son auténticos ni son naturales. Vean:


No insistimos más en cómo presenta la muleta ni en lo retorcido de su postura. Vean aquí otro pase también fuera de cacho pero desde otra perspectiva:


Y aquí se aprecia dónde apuntan las zapatillas, lo despegado de la muleta y ese brazo derecho que, en lugar de recordar a Joaquín Blume,  debería colgar discretamente paralelo al cuerpo, como siempre insistía Paco Camino:


Ojo porque no le negaremos el pan y la sal. Lo mejor de la faena es un inicio espectacular y valiente en el platillo. El toro tiene gas y Perera aguanta a pie firme. Bien es verdad que ahí no hay que llevar al toro toreado sino dejarlo pasar, pero eso no quita que, en mi opinión, tenga mucho mérito.

Ninguno tiene la estocada, ya la verán en el minuto 3'20'':


Cuando el toro pierde fuelle, Perera enlaza unos ochos donde nos parece ver a Ojeda redivivo. Tanto se confía el diestro que se queda en el terreno del toro y el de Jandilla, que es noble pero no tonto del todo, le pega una fea voltereta (de ahí a decir, como algunos, que era un marrajo... en fin). Es el minuto 2'30'' del vídeo.

Respecto a calificar a Perera como lidiador, ahí discrepamos totalmente. Ponce le da mil vueltas en ese aspecto, lo que pasa es que se tiró desde hace años a la vida fácil del medio toro bobalicón.

Creo que ha quedado clara nuestra opinión. El amigo Óscar nos ha metido en el mismo saco que Perera al calificarnos de 'ventajista'. Hombre, si ganásemos el mismo dinero que el ventajista Perera, quizá nos lo hubiéramos tragado. Como no es el caso, hemos intentado crecernos ante el castigo argumentando nuestra modesta opinión.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


12 comentarios:

  1. Chapeu Rafa, se podría decir más alto pero no más claro. Uno puede ser partidario del torero que quiera, pero la verdad es la verdad, lo diga Agamenon o su porquera. De hecho, Yo soy poncista, porque cuando pago una entrada en provincias, es el que mas pases da y más tiempo esta. El otro día en Brihuega, que se caía sólo, lo levantó con sus propias manos y cuanto más pases le daba, más fuerza tenía el toro, como de costimbre, aviso, pinchazo y estocada. Eso sí, el único que dio algún muletazo fue Morante.

    ResponderEliminar
  2. Hubo una temporada, hace ya muchos años, en que Ponce decidió lidiar ganaderías sobre el papel 'duras' para hacer un gesto. Como entendió que no se lo valoraron lo suficiente, se volvió al torete de hojaldre rápidamente. Y así, hasta hoy, en que lidia las mismas ganaderías que el resto de nuestras queridas figuras.
    Perera, salvo error, sólo se ha salido del guion para torear Adolfo Martín -cada día más pastueño- y, quizá, Fuente Ymbro.

    ResponderEliminar
  3. No obstante, creo que aquí hay dos cosas diferentes. Una cosa es un lidiador y otra un torero al que le valen todos los toros. El lidiador es algo más importante, para mí es el torero capaz de dominar cualquier tipo de toro. El más grande que he visto es Ruiz Miguel. Es verdad que Espartaco tuvo muchos años en que le valían todos los toros para su toreo, que creo que es a lo que se refiere Óscar al compararlo con Perera. Pero eso no es ser un lidiador.
    Por otro lado, Espartaco no fue santo de mi devoción pero reconoceré que, al lado de Perera, es Juan Belmonte.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de leer opiniones tan distintas y tan buenas de los que seguimos cada día este blog, sólo puedo decir que muchos nos quedamos con la sensación de tartamudeo que tuvo en su día su querido Juan Belmonte:
      '¿Po… po… po cómo va a sé? de… de… degenerando…'
      Entre todos vamos a seguir degenerando un poquito.

      Saludos

      Eliminar
    2. Eso lo dijo Belmonte cuando, estando de espectador, le preguntaron que por qué el presidente de una corrida le trataba con tanto respeto y dijo que se conocían porque era un ex picador suyo. Cuando el interlocutor le comentó sorprendido cómo era que un picador había llegado a gobernador civil y presidente de corrida él dijo eso: 'pues degenerando...'
      Lo que no me queda muy claro en su respuesta es si el que degenera es Perera, Espartaco, el toreo en general o el autor de la entrada -que también es posible dadas sus manías tan raras de la pierna, la muleta, el torso y todas esas zarandajas-.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
    3. ¡No hombre! No se lo tome a mal porque ni usted degenera ni el toreo en general (bueno, este último cada vez más). Cierto que, ahora al leer mi comentario otra vez, se podía malinterpretar.
      En definitiva me refería a gente que comenta en este blog y en bastantes ocasiones ve lo blanco de color negro. Pero tenemos que respetar opiniones... ¡en bastantes ocasiones!

      Sus entradas son muy buenas. Saludos

      Eliminar
    4. Por aquí agradecemos los comentarios y damos nuestra opinión sobre ellos intentando argumentar razonadamente nuestra posición. Y siempre desde la más estricta educación.
      Si el mismísimo Perera entrase a discutirnos lo que hemos puesto sobre él, no dude de que lo recibiríamos a porta gayola.
      Y respecto a la degeneración del toreo, no hay duda. Pero ocurre que las generaciones jóvenes, como no habrán visto otra cosa que el tiovivo ridículo de estas figuras escondiéndose del toro y aprovechando su viaje, estamos ante una batalla perdida ¡Qué le vamos a hacer!
      Un saludo desde Tarragona.

      Eliminar
  4. Enhorabuena Rafa. Esto es esplicar , el por que se llama destoreo, y Perrera es el paladin del destoreo. Eso si, con mucho temple, y mucho valor, pero destoreo , ni mas ni menos, y un perfecto "cretino" con su sobervia en muchisimas plazas donde no le dan lo que el se cree que se a ganado. Un arrogante destoreador.
    Que pena, que no haya un critico con dos bemoles para que dijera estas cosas en sus cronicas en periodicos de tirada nacional, y se enterara mas gente de lo que es torear, y destorear. Estoy seguro, que habra mas jovenes que yo (34) que caen por aqui, y aprendan cosas, seguro.
    un saludo
    Kaparra

    ResponderEliminar
  5. Gracias. No criticaré demasiado a Perera por arrogante o soberbio, eso son cosas que comparte con muchísimos toreros de la historia. En cambio, hemos visto a algunos de los que más veces han salido por la puerta grande de Madrid que no fueron nada arrogantes (Antonio Bienvenida, Curro Romero, Chenel, El Viti -aunque tuvo algún problemilla en Bilbao-).
    Respecto a hablar claro... Eso es otro cantar. En los medios nacionales no pueden hacerlo porque todos viven del mismo chiringuito que tienen montado: toreros, ganaderos, apoderados y prensa. Y estoy segurísimo de que muchos ven las cosas como nosotros porque saben dónde están las trampas del toreo. En nuestro modesto blog sí podemos decir lo que pensamos porque no sólo no cobramos sino que nos cuesta dinero. Pero imagínate que yo me ganase la vida en un medio nacional y me enviasen a entrevistar a Perera a su casa, o a Manzanares. No podría escribir lo que escribo porque me estarían esperando con la recortada.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OJO: obviamente lo de la recortada es una figura poética que pretende ser incluso graciosa, a ver si encima de costarnos dinero el blog nos va a costar una denuncia y tenemos que continuar nuestras entradas desde Carabanchel.

      Eliminar
  6. Ya le paso a Villan con Abellan. Y supongo que las llamadas anónimas amenazantes a los periodista es habitual, cuando no ponen a su torero por las nubes. La justicia, si funciona, funciona a posteriori, de nada sirve si a alguien de tu familia le pasa algo por decir la verdad.

    ResponderEliminar
  7. Correcto. Para vivir de la crítica taurina hay que entrar en el compadreo y el amiguismo. Igual que el ganadero, para vender sus toros, tiene que disculpar siempre al torero aunque haya visto que ha sido un inútil. Es penoso.

    ResponderEliminar