Follow by Email

sábado, 18 de abril de 2015

SÁNCHEZ-VARA SALIÓ AIROSÍSIMO DE GUADALAJARA
Después de lo que decíamos en nuestra entrada anterior, seguiremos sin tener un torero de alternativa que haya despachado seis toros de Palha en una misma corrida. Resultó que en Guadalajara hubo cuatro toros portugueses y dos alcarreños de Cantinuevo (procedencia Ramblas). El comentario que les hacemos a continuación es a partir de la retransmisión televisiva, con las carencias que eso supone -las fotos están capturadas de TV Castilla La Mancha-.
 El más interesante de todos tenía nombre torero: 'Gordito'. Fue uno de los de Cantinuevo, parecía bravo pero cantó la gallina. Es este castaño, ojalado, bocidorado y listón. Luego vamos con él pero, primero, el torero.

 Sánchez-Vara estuvo más que digno esta tarde. Ojo porque lo que se anunciaba como una concurso incluso con líneas pintadas para la ocasión no fue tal, eso, de entrada. El mejor picador, Charcos. Los toros se pusieron en suerte bastante despreocupadamente.

  
En lo positivo, el diestro puso 15 pares de banderillas en los que hubo de todo (el mejor, uno al sesgo al tercero). Además pasaportó la corrida con 2 pinchazos, tres descabellos y 6 estocadas -ninguna perfecta-. Tuvo el detalle de cruzarse habitualmente pero en el debe hay que poner el pasarse al toro bastante despegado y hacer seis faenas iguales. Reconozcamos su mérito al torear con una rotura fibrilar que le produjo el segundo en este apuro:


 Al final, seis orejas y salida a hombros. Los toros de Palha, muy toreables (pronúnciese 'palla', por favor). Los dos de Cantinuevo, uno interesantísimo y el otro muy flojo, este de abajo:

 1º Lumbrero (504 kilos). Escarbador, cumplidor en el caballo sin excesos y pegando unos arreones tremendos en banderillas. Embestía con gas pero se revolvía por el derecho. Sánchez-Vara vino con las faenas hechas, o sea que se echó la muleta a la derecha y con la izquierda, al final, una tanda suelta. Así hizo en todos los toros. Pinchazo sin soltar -por matar en la suerte contraria- y desprendida sin puntilla. Oreja del paisanaje.
2º Barbiño (490 kilos). Colorado, ojo de perdiz, albardado y bizco del derecho. Lo recibió de rodillas en tablas. Una entrada sosa cabeceando en el caballo. Puso este par, un poco pasado:

Idéntica faena que antes, primero en tandas de derechazos como esta (echando la pierna por delante, que conste): 


El toro se acordó de pronto de don José Pereira Palha y sacó su casta viniéndose arriba. Eso permitió al diestro alguna tanda suelta con la izquierda (lógicamente no pediremos a Sánchez-Vara que nos deleite con un arte excelso, ni falta que hace):

Estocada caída, trasera y tendida. Otra oreja de los paisanos.
 3º Santanero (568 kilos). Toro con trapío de Madrid. Muy bien estuvo Ortiz en la brega y muy mal Coloma haciendo la carioca. Ahí lo tienen esperando al toro para taparle la salida:
Toro sin clase, tardeó, se distrajo y se dolió de las banderillas. Por cierto, aquí vimos el mejor par de toda la tarde, al sesgo:
  

Sánchez-Vara, con las dos orejas en el saco, estuvo relajado arrancando algún natural de buen sabor. Y cruzándose por norma, como venimos diciendo:

Alargó demasiado y por eso sufrió un feo desarme. Trasera tendida y oreja de los chinos. Por cierto, se perfila siempre mal para matar, echando la mano por delante y fuera de la rectitud del toro, vean:

4º Gordito (546 kilos, de Cantinuevo). El de más trapío de la corrida, castaño, bocidorado y listón. Salió escarbador pero tomó un primer puyazo de bravo tras haber sido puesto fatal en suerte. Derribó a Murillo y parecía un toro bravo pero...

En el segundo se lo pusieron debajo para que no le diese otro susto y Anderson le tapó la salida a gusto. Muy mal. Estábamos con la duda de si era bravo de verdad pero se puso gazapón, empezó a embestir a arreones y a tardear.
Había que torear. Con buen criterio, lo sacó al tercio pero Sánchez-Vara se puso al hilo del pitón haciendo la faena que traía del hotel. Fue desarmado y lo despachó con tres descabellos precedidos por una estocada a capón que cayó desprendida, trasera y perpendicular.
5º Evacuado (512 kilos, también de Cantinuevo). Un castaño oscuro, lavado y listón que salió picado de toriles. Aquí vimos el mejor segundo tercio de la tarde. Sacó cierto geniecillo en la muleta hasta que se apagó. Pinchazo hondo y rinconera. Otra oreja baratita.

6º Costurito (491 kilos). Se fue nuestro protagonista a porta gayola sin ninguna necesidad, gesto que valoramos mucho: 


Empujó de bravucón en el primer puyazo y en el segundo simplemente se dejó. Vimos la garrocha de Ramírez seguida de un par a toro totalmente pasado del diestro. Pero lo mejor fue el quite que le hizo el propio Ramírez con la garrocha. Luego volvió la sombra de 'Gordito', el rival de El Tato, porque Sánchez-Vara puso un bonito par al quiebro sentado en una silla.

También sin necesidad, hizo un inicio de faena sentado en el estribo y ligando con unos pases de rodillas, otro valiente gesto a valorar. El toro tenía gas pero era bronco. Sánchez-Vara se dejó enganchar la muleta demasiado y el toro se fue resabiando por momentos. Eso sí, el diestro siguió cruzándose correctamente:
Estocada trasera caída y el toro rueda sin puntilla. Dos orejas que culminan su tarde triunfal.
Ya ven ustedes, tarde un tanto entretenida, buena disposición del torero a quien sus paisanos ayudaron no poco desde el tendido y toros de variado comportamiento con mención especial a ese 'Gordito' de Cantinuevo.

Veremos si esa lesión en la pierna no impide a Sánchez-Vara anunciarse mañana domingo en Vergèzes (al lado de Nimes) ante los veraguas de Prieto de la Cal.
Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.



3 comentarios:

  1. No es poco que cargara la suerte , la predisposición Y que pusiera algún par en la cara del toro. A Perera nunca le veo hacer lo primero y Fandino, ya se sabe como estuvo con lo segundo. Puede ocupar si se lo propone y salvando las comparaciones, el puesto Que ha dejado Fundi , en las corridas duras.

    ResponderEliminar
  2. Ese era su objetivo: 'creo que tengo un sitio en las corridas duras'. Respecto a la predisposición, dio la impresión de que podía haber seguido matando tres toros más tranquilamente.

    ResponderEliminar
  3. Hablando de Perera, me acordaba de él viendo el último toro ¡cuánto nos gustaría ver una muñeca poderosa como la suya o como la de El Juli dominando la bronca embestida de un toro como ese! Pero sin ponerse de perfil, claro. Sería un espectáculo fantástico porque, con su técnica, conseguirían que ese tipo de toro acabase embistiendo de forma boyante. Convertirían lo bronco en pastueño, la tormenta en calma, el huracán en brisa...
    ¡Y los sueños, sueños son!

    ResponderEliminar