Follow by Email

jueves, 2 de junio de 2016

FERIA DE SAN ISIDRO, 2016 (9): DEL ACÍBAR AL ALMÍBAR

O cómo pasar de una corrida para machos a una para hacer posturitas. En el diccionario, 'acíbar' es 'amargura, sinsabor, disgusto'. Va por lo de Saltillo. Y el almíbar, que es 'azúcar disuelto en agua', vale para la Beneficencia. Pero, antes de seguir, ¿sigue siendo benéfica de verdad, sin cobrar, como cuando la toreaban Bienvenida y Gregorio Sánchez?

López corta dos orejas al toro ideal, ese sí es el toro soñado, el toro posmoderno (recuerden el final de esta entrada). Un toro que embiste con gas pero con tanta nobleza que permite al torero pensar y relajarse componiendo la figura destoreando totalmente. 

Eso es lo que hace López de principio a fin, ponerse fuera de cacho, echar la pierna atrás, torcer el torso, arrastrar la muleta, en fin, un nefasto recital ( a partir del 0'22'' en este resumen que iremos analizando).



Aquí lo tienen de ida, fuera de cacho, la pierna atrás y citando con la cadera:



Y aquí, de vuelta, más de lo mismo. No hay problema por citar con la muleta retrasada cuando se trata de un toro comercial, te ve pero hace como que no te ve. Sabe que tiene que colaborar:



Y encima no echa la pierna adelante ¡ni en los pases de pecho o por alto! (0'33'') Lo que nos faltaba por ver. En la estocada se perfila demasiado lejos, como siempre, y no en la rectitud, aunque no echa el brazo por delante:



En el momento del embroque sí levanta el brazo para clavar a capón, como siempre también, pero el problema es que, al haberse perfilado demasiado lejos, lleva la muleta a media altura y el toro lo ve, fíjense en su brazo izquierdo encogido:



Quizás mejor aquí (aún no ha aprendido la alevosa trampa de El Juli de pegar un telonazo en la cara del toro para que no vea nada, recuerden):



Se lleva dos orejas baratísimas por destorear a gusto y dejar una estocada en el lomo. Y estamos en Madrid...

De Castella, lo mejor que se ve es el pase cambiado de inicio, para nosotros de gran valor, aunque prolifera tanto que se le está quitando importancia. Castella aguanta con gran valentía -y con su gran muleta-:



Luego, su destoreo permanente y su fea media, atravesada, caída y traserísima.

Observen con detalle el toro de Manzanares de salida, a partir del 4'39''. Este toro viene picado del campo. Embiste al capote de manera pastueña. Para eso no hace falta llevar esa capa que lleva Manzanares con la que podría cubrir la Puerta del Sol. Además, como es habitual, las manos demasiado separadas y las zapatillas no apuntan al toro:



Ya hemos dicho en nuestro blog que, cuando quiere, hace unas chicuelinas muy buenas. No es el caso aquí, con el torso torcido y un tanto sucias. Además, ya conocen nuestra duda sobre si la chicuelina realmente es torear (pulsen aquí). Da una media con gran empaque en el 5'08''. Observen la imagen porque con ese capote, Curro se hace dos y medio:



Y con la muleta, lleva a cabo un inicio correcto sacándose el toro a los medios... 



...pero le pega un trincherazo que es como otro puyazo. No se merecía eso el torete (véanlo a partir del 5'23''). La prueba es que al siguiente pase pierde las cuatro patas por el castigo infligido:



Y, no contento con eso, Manzanares le pega acto seguido otro trincherazo más para acabar de destroncar al pobre animal. Hacen daño sólo de verlos, menos mal que los del PACMA no saben nada de toros porque le meten una denuncia. 

Y, a partir de entonces, a destorear a conciencia, además con el compás demasiado abierto (y su muleta, descomunal):



El toro muestra su borreguil condición, perdón, borren lo de 'borreguil' y pongan que tiene 'clase'. Por si acaso, se lo echa fuera con descaro quizás para no acabar de quebrantarlo y que tenga más 'duración' o más 'metraje', observen: 



Y los naturales son al hilo del pitón, aprovechando el viajecito del toro. Con temple, sí, pero sin hondura y echándoselo fuera de forma escandalosa:



¿No lo ven claro todavía? Fíjense dónde va el toro:



Se perfila bien para recibir, ya saben que nosotros no soportamos los volapiés de Manzanares. 



El problema es que mantiene los pies quietos pero se sale de la suerte dando un pequeño paso a la izquierda en el momento del embroque, con lo que desluce totalmente la suerte. La estocada cae arriba pero un poco trasera (7'23'').


Y dicen que él se merecía el rabo y el toro la vuelta al ruedo (!) En fin... por cierto ¿qué le pasó al toro en ese pitón? ¿De qué sirven las fundas?




En dos días hemos hecho un viaje en el tiempo. Ayer nos fuimos al siglo XIX con los saltillos y hoy hemos saltado al XXI con toros posmodernos y el tan triunfal como insoportable destoreo actual.

¿Qué va a ser de nosotros?

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.





7 comentarios:

  1. Que lo disfruten mientras les dure que vista la deriva del especccccctáculo ,afortunadamente, será poco.
    Saludo cordial

    ResponderEliminar
  2. A mi Rafa aún hay algo que me gusta menos que esos detalles del Maestro Manzanares es como se pega el arrimon al animal una vez que este ha pasado

    ResponderEliminar
  3. Voy leyendo con detenimiento cada nueva entrada suya, tratando de aprender de esto que no saben ni las vacas como dicen. Me puede explicar la diferencia entre los trincherazos que critica a Manzanares y "obligar al toro sabiendo que lo va a romper" que según entinedo sí los aplaude (o entendí mal?). Por otro lado, es posible que cite videos de faenas (modernas o antigüas) en donde no exista destoreo, ni ventajas, y haya bravura en los toros, etc. Es para poder comparar. Saludos desde Quito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando hablo de obligar al toro 'aunque se vaya a romper' me refiero a intentar torear de verdad, esto es, rematando atrás y sin echarse el toro afuera. Si haces eso, el toro se quebranta y dura menos. En cambio, si aprovechas su viaje sin obligarlo, tiene mucha más 'duración', como quieren hoy.

      El problema que critico a Manzanares es que castiga demasiado al toro con esos dos pases al inicio y además lo suele hacer a menudo. Tiene un trincherazo que es como un hachazo y ese toro, de inicio, no merecía tan duro castigo. En lugar de romperlo con esos trincherazos ¿por qué no acaba con él a base de torearlo como mandan los cánones? Aunque le dure menos...

      Por cierto, recordarle que Bleu en el bonito libro 'Antes y después del Guerra' dice cosas a veces peregrinas pero comenta en la página 358 que, para él, el trincherazo no es torear porque el toro no pasa completamente por delante del matador como en un natural. Es una especie de telonazo a golpe de muñeca que, para él, no cuenta como toreo auténtico.

      Es parecido a lo que hacen cuando le pegan tres medias verónicas seguidas a un toro de salida. Ellos saben por qué lo hacen: quebrantan duramente al animal y eso puede contar como un puyazo más. No hay derecho.

      Si es seguidor del blog, habrá visto que cuando hay toreo de verdad, lo destacamos. Por ejemplo, en San Isidro, tres naturales que dio Morenito de Aranda (mire el archivo a la derecha). Cuando ha salido un toro bravo, también lo hemos destacado, lea los comentarios a esta entrada:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2016/04/feria-de-abril-2016-3-victorino-padre.html

      En la célebre faena de Rincón a 'Bastonito' hubo mucha verdad. El toro era fiero y no permitía posturitas. Rincón toreó por momentos con mucho mérito:

      https://www.youtube.com/watch?v=Ng0PjabWnNo

      Saludos cordiales desde Tarragona y es un honor que nos siga desde la bendita tierra ecuatoriana.

      Eliminar
  4. Manzanares en la faena de beneficencia nunca "se mete" con el toro. Nunca lo torea con hondura. Cogerlo dentro pasárselo por los muslos y vaciarlo detrás de la cadera. Torear. Es una faena tan "bonita" (por su despaciosidad y elegante estética corporal y gestual) como superficial. El toro...lamentable, un carretón que sale picado y adiestrado. Algún día los toreros saldrán al ruedo con tutú rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que llevamos denunciando por aquí desde hace años, la conversión de la corrida de toros en un ballet insulso y aburrido por previsible. Hacer posturitas ante un animal colaborador, eso es todo.

      Respecto a la forma de torear de Manzanares, sólo recordar lo que comentábamos aquí:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2016_02_01_archive.html

      Y su torillo, que va y viene con docilidad... He leído por ahí que se podría haber indultado perfectamente. Es para echarse a llorar.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Yo creo que se salvó Manzanares con el toreo con la mano izquierda, que es donde estuvo realmente bien, con la derecha mucho pico, excepto en un monumental y largo pase de pecho. Y a la hora de matar hay que reconocer, que lo hace de una manera que la da emoción a esta suerte.

    ResponderEliminar