Follow by Email

lunes, 27 de junio de 2016

FERIA DE SAN FERMÍN, 1971: YA NO HAY BRONCAS COMO ESTAS

EL VITI, ENTRE ALMOHADILLAS Y ORDÓÑEZ, ESCOLTADO POR LA POLICÍA


¿Cuánto hace que no asisten ustedes a una bronca seria en una plaza de toros? Fandiño fue despedido con una bronca el día de su encerrona el año pasado (recuerden aquí). Pero fue una bronca más de decepción que de indignación y llegaban a oírse palmas de los más comprensivos.

El año 1971 el público navarro dedicó sendas broncas de las de antes a dos figuras. Y fueron unánimes, no con la división típica de Pamplona entre el sol y la sombra.



El Viti toreó dos tardes. La primera estuvo mal con los de Lisardo:



Al día siguiente, su segunda era con los miuras (hoy ni de broma veríamos una figura apuntada a la de Miura en Pamplona). La corrida dio una media de 539 kilos. En su primero se llevó una bronca y hubo aplausos al toro para molestar al salmantino. En el segundo se llevó una bronca el presidente por no dar un aviso a El Viti (otra cosa insólita hoy en día). Luego, gran bronca al diestro, que fue despedido con almohadillas.



A Ordóñez ese mismo año, además de almohadillas, le tiraron panes y restos variados de la merienda. Se había apuntado a un mano a mano con Camino. Empezó a llover en serio a partir del segundo toro. Los animales eran de César Moreno quien, a día de hoy, sigue siendo el ganadero navarro que más veces ha lidiado en San Fermín. Además de anovillados fueron 'manejables' según las crónicas. Dieron 490 kilos de media.



El público había acabado de uñas con Ordóñez el año anterior. Resultó que se pidieron las dos orejas de un toro de las que el presidente concedió sólo una. Hubo bronca al palco pero, cuando Ordóñez fue a recoger la oreja, la rechazó. Las cañas se tornaron lanzas y la bronca ahora fue para el diestro (hoy, en un gesto parecido de alguna de nuestras figuritas, no sólo se le ovaciona sino que al día siguiente los gacetilleros a sueldo le bailan el agua nauseabundamente).

Las crónicas coinciden en que Ordóñez se desentendió totalmente de la lidia desatando las iras del respetable. Hubo momentos en que hizo ir a la cuadrilla por delante ausentándose. Y mató descaradamente mal, incluso parecía que buscaba la provocación. Se llevó tres broncas, la última calificada de histórica. Observen que en uno de sus toros va con montera, cosa que fue entendida por algunos como otra provocación:



Se marchó antes de terminar escoltado por la policía porque si no, pasa algo gordo a la salida. Dicen algunos que iba llorando al hotel, eso no lo podemos confirmar. La cuestión es que nunca más volvió a Pamplona. Triste despedida para uno que lo fue todo en San Fermín, como recordábamos aquí el año pasado.

Aquella tarde Ordóñez y Camino cobraron cada uno un millón de pesetas. Un piso de 120 metros cuadrados en el barrio de Salamanca valía dos millones y pico. Esos honorarios tampoco son tan descabellados si pensamos en lo que dicen que suele cobrar El Juli por ir a Pamplona. La cuestión es que el torero andaluz se fue de Navarra a Valencia y, en la feria de julio, triunfó clamorosamente con pablorromeros. Fue su canto del cisne.

Un mes más tarde naufragaba también ante pablorromeros en San Sebastián y anunciaba su retirada. Esta foto es de esa tarde (hacía quince días que un toro había matado a Pepe Mata en el pueblo donde murió Quevedo):



Cosas de otros tiempos ¿no creen? Figuras con miuras y pablorromeros, presidentes abroncados por no dar avisos y dos de los más grandes de la época, despedidos con almohadillas.

¡O tempora, o mores!

Saludos cordiales desde Tarragona.

2 comentarios:

  1. Buenas tardes Rafa. Creo que lo mas escepcional de tu escrito, no es todo lo que mencionas, si no el hecho de que ocurriera en Iruña city, la mayor plaza de Talanqueras del mundo. Por lo menos en la actualidad. ¿ Podria saberse de cuanto cobra er Juli cuando viene a Iruña city ? Por que es tristisimo ver como se bajan los pantalones los "dioses de la Meca" ante el tipo este, pero si es que encima de eso tienen que apoquinar a doblon, de triste pasa a ser gilipollas. ¿ Por que ? por que er Juli ha degradado la mal llamada feria del toro de manera asquerosa, y si hay alguna duda , echar la vista atras. (Familiares de otras spuestas figuras sentadas en el tendido, sin pelos en la lengua te dicen sin rubor quien manda y quien veta).Ya diras.
    un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre quién manda y quién veta, creo que no hay dudas. Y además, desde hace bastantes años. Sobre lo que pueda llegar a cobrar El Juli por matar dos toros en Pamplona, no puedo ponerlo aquí porque no he visto el contrato pero es mucho dinero (muchísimo). Y si lo sé yo viviendo en Tarragona ya te aseguro que en Pamplona hay cientos de personas que saben lo mismo que yo y de fuentes directamente informadas.

      Saludos.

      Eliminar