Follow by Email

jueves, 9 de junio de 2016

¿QUÉ ES UN TORO BRAVO? ¿Y ENCASTADO?

¿Y MANSO? ¿Y DESCASTADO?


En algunos comentarios a las entradas que hemos hecho sobre san Isidro, se ha suscitado la discusión sobre lo bravo, lo manso, lo encastado y lo descastado. Intentaremos aclarar qué entendemos  nosotros por estos conceptos. Va destinado especialmente a los aficionados más jóvenes.

Antes que nada, decir que huiremos de definiciones que no aportan nada, como la de la Real Academia, según la cual, bravura es fiereza, lo cual es absurdo para lo que aquí tratamos porque también sería bravo un alcaudón defendiendo su árbol o un gallo de pelea. 

Asimismo descartaremos las afirmaciones literales que sostienen algunos aficionados. Por ejemplo, que cualquier toro que no esté castrado ya no es manso; aquí no hablamos de sus genitales sino de su comportamiento. Olvidemos también eso tan manido de decir que todos los toros son encastados porque vienen de casta brava o lo de que no se puede valorar si un toro es encastado porque no se conoce a sus padres.

Vamos con nuestras definiciones.

LA BRAVURA:

Para nosotros, la bravura en la plaza consiste en dos cosas: la primera, embestir a todo lo que se mueva sin tardear ni dudar; la segunda, seguir acometiendo incluso cuando se reciba un castigo. Ya sabemos todos que, a partir de aquí, hay un gran abanico de matices. No entraremos ahora en ellos porque, en esencia, la bravura es lo que acabamos de anotar.




Un novillete de Hermanas Azcona (Daniel Ruiz)  en Tafalla hace dos años: fue tan bravo como carente de trapío


LA CASTA:

Se refiere a los antepasados del animal, su linaje. Tener casta, para nosotros, consiste en hacer honor a ese linaje, fundamentalmente a los padres. El semental y la vaca fueron probados y demostraron su bravura. Salvaron su vida para transmitir esas buenas cualidades. Si el hijo las muestra en la plaza, estamos ante un toro encastado. Si no hace honor a lo que demostraron sus padres en su día, es descastado.

Llevado al polo opuesto, imagínense que el ganadero seleccionara buscando lo que huye y lo que cocea. En ese caso, si saliese un manso de carreta sería encastado porque haría honor a lo que caracterizaría a su familia.


EL TORO MANSO:

Lean lo que hemos puesto antes sobre los dos aspectos de la bravura y el manso sería lo contrario (recordemos que hablamos de comportamiento). En primer lugar, no acomete a todo lo que se mueve sino a lo que quiere y, además, duda, se reserva y tardea. En segundo lugar, cuando recibe castigo abandona en un momento dado la pelea, se duele, se repucha o directamente huye.

Según lo dicho, el toro bravo siempre será encastado porque hace honor a sus ancestros. El manso da más juego en este aspecto porque podremos distinguir básicamente dos tipos:

a) EL TORO MANSO DESCASTADO:

Ese hace todo lo contrario a lo que se exigió a sus progenitores cuando fueron probados. Digamos que es una vergüenza para sus padres y fundamentalmente para el ganadero, responsable último de esa familia. 


Toro de Vaz Monteiro en Sangüesa (2015)


b) EL TORO MANSO ENCASTADO:

Este, cuando quiere, acomete con prontitud y fiereza como si en realidad fuese bravo. Su comportamiento puede resultar desconcertante por momentos pero siempre acaba cantando la gallina (por eso consideramos fundamental que los toros vayan tres veces al caballo). Serían los mansos bravucones. 

Algunos tratadistas no quieren mezclar la palabra 'manso' con 'encastado' porque lo consideran un oxímoron, prefieren hablar de 'manso con genio' reservando la casta sólo para el bravo. Nosotros creemos que es lícito hablar de manso encastado, expresión que hemos usado muchas veces en nuestro modesto blog. Además suelen dar en la plaza un espectáculo extraordinario, como el célebre 'Cantinillo' de Dolores Aguirre en Vic (recuerden aquí).



Gabin Réhabi con 'Cantinillo', que romanea a 'Destinado'. FOTO: www.vueltalostoros.fr

Entre el toro bravo y el toro manso encastado se dan diferentes comportamientos que hacen apasionante o desesperante el análisis de su prestación en el ruedo. Nos explicaremos con dos ejemplos.

Un caso de toro de comportamiento apasionante es el que comentábamos aquí de 'Cubano', de Valdellán, ¿fue realmente bravo? Véanlo desafiante en tablas:




Por contra, un toro de comportamiento desesperante es el toro 'comercial', el preferido de las figuras. En este caso son toros que no acabamos de saber si son bravos de verdad: primero, porque suelen pasar sin picar y segundo, porque su embestida demuestra tanta nobleza y es tan pastueña que carece de interés. Además, los toros comerciales suelen tener tendencia a irse a tablas durante la lidia. Comercial sería 'Dalia', el toro de Manzanares en la Beneficencia:



Pero dejémonos de milongas sobre bravura o mansedumbre ¿Dónde radica realmente el interés de un toro? Pues simplemente en que sea un TORO CON PODER esto es, que ponga en dificultades tanto al picador como al maestro. Es el toro que obliga a los profesionales a esforzarse en demostrar su oficio y su destreza. 'Cobradiezmos' fue, para nosotros, un toro que demostró muy poco poder (recuerden aquí):


FOTO: www.abc.es

Por supuesto que los toros comerciales son siempre toros sin poder, por eso los piden las figuras. Si una ganadería comercial empezara a echar toros con poder, ingresaría rápidamente en la lista negra de las figuras. Los adolfos que toreó Castella en san Isidro tuvieron tan poco poder que los incluimos sin duda dentro de lo comercial:


El toro con poder tiene un componente de fiereza en su embestida que es lo que provoca problemas al diestro, como fue el caso de 'Zurcidor', de Torrealta, en Sevilla hace seis años (pulsen aquí), de 'Bastonito', de Ibán, con Rincón (pulsar aquí) o el de 'Camarín', también de Ibán, hace unos días en san Isidro:


Esperemos haber aclarado estos conceptos básicos. Insistimos en que podríamos alargarnos con múltiples matices de comportamiento pero preferimos no hacerlo para no complicar nuestro razonamiento. A partir de aquí, pueden ustedes discrepar si no están de acuerdo.

Será un placer defender nuestra opinión e incluso cambiarla si ustedes nos obligan a ello. En esto de la Tauromaquia, nadie está en posesión total de la verdad.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


22 comentarios:

  1. Flojo articulo sr rafa. Pero como usted es un grandisimo aficionado le seguire leyendo... tanta espera y..

    Le comento q el alcalde de palma del rio ha leido su articulo sobre los mansos y ha llevado a votacion poner este letrero en la finca de D. MORENO SILVA:

    "AQUI pacen toros mansos"

    Menos mal q un vecino le ha dicho q eso puede llevar a un error e ir ingleses y otros foraneos a acampar o a comer.... Y no es sitio por peligro contrastado en el Circo para ello.

    Pobre gorrion el de Dña Lola le ha tocado ser un manso de linaje... como un cavestro, hermanos marx. Los cabestros condesos eran sensacionales.

    Use o no use el vocabulario de las tauromaquias antiguas y no use o use el de los palabreros fenicios y otros mafias q usan el lenguaje como propaganda ya sabe: genio recorrido calidad clase entrega y otras... terminos salido siempre de boca de toreros pero sin la censura de abenamar...

    Me ha enternecido, y le doy un fuerte abrazo y Animo en esta nueva etapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted siempre me da palo y zanahoria. Sus palos no me duelen mucho porque creo que es más lo que nos une que lo que nos separa. Y sus zanahorias me saben muy bien.

      Sabía que no le gustaría la entrada. Lo que no sabía es que llegaría a enternecerle y, la verdad, haber enternecido a un aficionado duro, de 'Cartujano', lo considero casi un honor.

      Supongo que hasta el señor Moreno estará de acuerdo en que su corrida fue mansa ¿o es que nos vamos a volver todos locos? Muy entretenida seguramente, pero mansa. A no ser que el propietario de Saltillo haya cambiado de criterio como ya cambió en su día con las fundas.

      Usted y yo creo que coincidimos bastante en nuestra forma de ver los toros pero no me pida que la coincidencia sea al cien por cien.
      Respecto a la nueva etapa, no sé a qué se refiere. Por aquí seguimos igual, dando nuestra visión de la Tauromaquia de manera independiente ya que no vivimos de esto. Y lo seguiremos haciendo aunque nos lleguen a odiar los adolfistas, los taurinos, los 'cobradiezmistas' o incluso usted mismo.

      Un saludo cordial.

      Eliminar
    2. Por cierto, vi el vídeo que me recomendó sobre los saltillos mexicanos. Interesantísimo. Dejo aquí la referencia para que pasen un buen rato los amigos del blog:

      http://www.rtve.es/alacarta/videos/archivo-historico/toros-mexico/2935354/

      Nunca había visto torear con una silla (0'46''). Hay un quite de la mariposa magnífico en 5'50''. Y en el 6'09'' se ve cómo el toro envía al callejón a caballo y caballero.

      Gracias!

      Eliminar
  2. Bueno...te has mojado poco Rafa. En lo de bravo/manso creo que coincidimos todos, salvo algunas interpretaciones estrictamente etimológicas de algún compañero. Pero descendamos a lo concreto.¿Qué diferencia hay entre la casta y lo que algunos llaman "genio" (si es que "eso" existe)? ¿La corrida de Moreno Silva en Madrid fue encastada? ¿O descastada? ¿El toro "artista" puede ser encastado? Por ejemplo, el toro de Victoriano del Río que desorejó Manzanares fue encastado? ¿Y fue bravo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá parece que me he mojado poco pero fue para evitar que la cosa quedase demasiado larga.

      Nunca he tenido muy claro qué es eso del genio en un toro pero siempre creí entender que 'toro bravo' con 'genio' no acaba de casar. El bravo tiene un componente de nobleza que lo aleja de ese genio misterioso. Otra cosa es la bravura 'light' de nuestros días en las ganaderías comerciales.

      La corrida de Moreno Silva fue mansa y descastada y estoy seguro de que en la intimidad el señor Moreno así lo reconocerá. Me comprometo a preguntárselo si lo encuentro por Céret. Estoy seguro de que lo que busca en sus toros está bastante alejado de lo que le salió el otro día.

      El toro 'artista' responde de lujo a la casta que busca su ganadero. Para mí es un tipo de casta que no me interesa porque no tiene poder pero, insisto, no hay duda de que en la selección su propietario busca la colaboración del animal y que moleste poco al diestro.

      Yo no me atrevo a calificar abiertamente de bravo un toro que no haya ido tres veces al caballo. Podríamos llegar al acuerdo de que el toro de Manzanares tuvo esa bravura 'light' que decíamos antes. A mí no me interesa ese toro por su falta de poder. Y para esa bravura posmoderna, prefiero la de la corrida de Juan Pedro del año pasado.

      Si preguntamos a un ganadero comercial si su toro, que embistió bobaliconamente, está encastado, dirá que sin ninguna duda (eso es lo que busca en la familia). Si le preguntamos lo mismo al señor Moreno sobre su corrida de san Isidro, no creo que razone de igual manera.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  3. Hola Rafa.

    Según tu definición, entonces, uno realmente no podría decir que un toro es encastado o no, viendo su comportamiento en la plaza. Para eso tendría que haber visto el comportamiento de los dos progenitores. Si suponemos que el ganadero buscó en esos padres la bravura, y si suponemos que eso es lo que busca cualquier ganadero, entonces todos los toros bravos serían encastados. Podríamos asimilar "encastado" con "bravo". Si en lugar de esto suponemos que cada ganadero busca un comportamiento, que será distinto, lógicamente, en función de las inclinaciones, apetencias, sabiduría, deseos, etc del criador, entonces, efectivamente, no podríamos decir si un toro es encastado o no, ¿no?
    En mi muy modesta opinión de aficionado "reciente", que sabe muy poco de toros y que lee este y otros blogs para ir aprendiendo, yo identificaría la bravura con lo que tú has definido, pero con un punto de nobleza. Sin, necesariamente querer comerse al torero. E identificaría la casta con ese punto de fiereza o, incluso de "malignidad", de querer coger y hacer daño. Desde este punto de vista, para mí, la corrida de Saltillo en San Isidro fue mansa y encastada.
    Pero ya digo que yo soy un recién llegado a esto.
    Muchas gracias, Rafa, por tu blog, y a ver si te puedo saludar en Ceret, que acabamos de sacar los abonos. Y ojála lo de saltillo salga bravo y encastado.
    Un saludo,
    Manuel Alonso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que para mí será un placer saludarte en Céret.

      Efectivamente, damos por supuesto que todos los ganaderos buscan que el toro embista y que se crezca en el castigo, o sea, la bravura. Pero, a partir de aquí, tendremos dos tipos básicos: el que en la tienta piense en el torero para no molestarle excesivamente y el que no piense en el torero. El primero será el ganadero comercial, que criará un toro sin poder y destinado a la muleta. El segundo será el ganadero como Dios manda, que criará toros con poder y seguirá dando importancia al caballo en la tienta.

      Al primero le preguntas qué busca en su ganadería y te responde que un toro que colabore con el torero en crear una obra de arte. Al segundo le preguntas lo mismo y te responde literalmente ‘busco un toro al que le den la vuelta al ruedo tras el triunfo del torero pero…después de que lo haya pasado un poquito mal con mi toro’ (frase textual de doña Dolores Aguirre, quien además se sonreía después de los puntos suspensivos).

      Sí que la casta podría ser ese picante, ese ‘querer coger’ que dice Cuadri muchas veces. De ahí que a toros bobalicones o parados se les tache de ‘justos de casta’.

      Pero, siguiendo al sabio Barga Bensusán, la selección de la casta ha de ir encarada a que el toro embista ‘en rectitud’. Si el toro se te tira al pecho de inicio, se repucha, retrocede, huye o ‘quiere coger’ en el mal sentido, creo que no estamos ante la casta que busca ningún ganadero. Esa es la clave para decidir si la corrida de Saltillo fue encastada o no.

      La pregunta es ¿todo toro que embiste, por el mero hecho de embestir, es ya encastado? Mi respuesta es que no si la forma de embestir no obedece a la que intentó seleccionar el ganadero. Y estoy seguro de que el señor Moreno no intenta seleccionar en su casa toros que embistan como los de san Isidro.

      Un saludo cordial.

      Eliminar
    2. Yo modestamente estoy bastante de acuerdo con Manuel. Tú tesis Rafa, que si no he entendido mal, consiste en que un toro encastado es aquel que se asemeja a sus progenitores y/o embiste en los criterios del ganadero... no lo veo. ¿Si los progenitores son descastados un descendiente suyo descastado será encastado? jajaja...
      Yo (no digo que sea correcto) identifico la casta con la dificultad, la dureza y la exigencia. Y el descastamiento con la sosería, comodidad, facilidad, de ahí la confusión con el manido "genio". Hay quien dice que el genio es la "casta mala (negativa)". Vaya... ¡que un lío!

      Eliminar
    3. Pero es que los progenitores nunca pueden ser descastados por definición, ya que se probaron buscando lo bravo. Con más o menos consideración hacia el torero pero buscando al fin y al cabo esa casta consistente en embestir con rectitud.

      Si identificas la casta con la dificultad, cualquier corrida mansa te parecerá encastada ¿no? ¿Dónde ponemos entonces la figura del manso descastado? Porque todos los mansos suelen tener dificultad, dureza y exigencia -a no ser que deriven en un marmolillo, cosa que no suele pasar-.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Madre mia q lio!
    Eso pasa por usar el vocabulario de los fenicios.... palabreros y gentuza q han degradado la fiesta hasta el infinito y siguen y siguen... jugando con la sangre de toreros sin exponer ni un duro y llevandoselas todas.

    En los 50 y mas en los 60s algunos criticos decentes, cañabate entre otros, observaron q el problema de las caidas y de las pocas ideas q empezaban a mostrar los toros- novillos q se lidiaban ( porque aunque parezca mentira lo mas importante del toro son las ideas) era precisamente una eleccion a favor del torero. Era un problema ya de reatas enteras y sementales seleccionadas por y a favor del triunfo del torero "matador".
    Nace el termino de falta casta como el problema del toro en ese momento ( los taurinos se encargaron de sacar y difundir otro el de la consaguineidad) dado q la rama o los antepadados de esos mismos toros, los ibarras murubes... tenian fuerza e ideas.
    Entonces nace el descastado para el toro sin fuerzas ni fiereza.
    Como hay toros bravucones por blandos, q son menos bravos, y que se duelen al castigo o banderillas pero en cambio mantienen todos sus pies en la muleta, y entonces a estos taurinos ya en los 90s, se les ocurrio lo del manso encastado con el fin de justificar al torero y de paso hablar mal de la ganaderia. Porque el objetivo del sobrecogedor es q no exista ni el toro ni la ganaderia, solo el triunfo del torero.
    los aficionados de los 90s entraron a la muleta y se pusieron a hsblar de casta y casta y mas casta hasta aburrir. Decian q la casta era la gasolina del toro y otras chorradas cuando la fiesta e incluso el volapie es anterior al automivil.

    en fin un poco de historia para amenizar este debate.

    Sr rafa le rega un video de un tiro claro sencillo q seguro es de su estilo
    : ponga mosquero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Usted sabe quién fue el primero en usar eso de 'manso encastado'? Sé que el primero en echar la mano por delante al perfilarse fue Tomás Campuzano o que el primero en decir que un toro 'no había servido' fue, pásmense todos, Victorino Martín padre hace cuarenta años. Pero lo de manso encastado ignoro quién lo usó por vez primera.

      Si la expresión es invento de algún fenicio, ¿no está usted de acuerdo en que es una forma habilidosa de distinguir entre el manso con interés y el buey? Yo creo que sí.

      Respecto al lenguaje fenicio, usted utiliza una expresión que me sorprende porque precisamente me recuerda peligrosamente a los taurinos: habla de un toro 'menos bravo'. Es como hablar de una chica 'menos guapa' (las lectoras, si las hubiere, pongan el masculino). No le comprendo y me suena a justificar lo injustificable. Se podría aplicar a los toretes comerciales de hoy en día: pasan sin picar y sacan pies en la muleta, eso sí, colaborando siempre con el artista.

      'Mosquero' se llamaba uno de los victorinos que mató Palomar en la corrida del siglo, no sé si refiere a ese:

      https://www.youtube.com/watch?v=bAagmowVEOM

      Es un toro que hoy no entra en Las Ventas ni en una novillada -craso error, por supuesto-. En la tablilla dan 503 que suena a haber puesto pesas en la romana. Su comportamiento en el caballo recuerda a 'Cobradiezmos' aunque a este le pegan bastante más. Pero ojo porque, como va tres veces, en la tercera canta la gallina y se pone el cartel de manso. Con pies, con interés, con lo que quiera, pero manso (vean en el 2'50'' cómo sale de naja notoriamente).

      Pero los aficionados jóvenes que vean el vídeo observarán cómo Palomar torea con el estoque de verdad, lo que provoca que se cuadre rápidamente cuando el toro le pide la muerte, con lo que nos ahorra ese sainete insoportable de cuadrar al toro, que no es una ciencia sino una muestra de la inutilidad del diestro.

      Y el toro dobla en el platillo ¿cuánto hace que no se ve en Las Ventas morir un toro en el platillo?

      Saludos.

      Eliminar
  5. Lo de menos bravo lo encontrara en la clasificacion de jm cossio en el apartado o capitulo: analisis historico-tecnico del toreo (las suertes). Quizas sea el capitulo mas importante.
    Lo de la casta ya le he explicado de donde viene. Le pondria parrafos de cañabate del ruedo denunciando q los ganaderos han declarado la guerra a la casta para fabricar toros bobos sin trapio...sin FIEREZA o como el tsmbien decia sin personalidad.
    en fin, estamos como cuando empezamos a "discutir hsce un par de meses" usted es un busca-bravuras entrañable y creo q le da mucha importancia a esta cualidad y se olvida de la fiereza: poder e ideas; q es lo q acojona y lo q hace grande y variada la lidia.

    Pero en fin, yo creo q usted es de lo poco q se puede leer de toros y le voy a dar una zanahoria mas: usted es todo un caballero q responde a sus lectores, es todo un ejemplo de calma y temple. Gracias de verdad. Ademas en los toros hay muchos veres. Saludos cordiasles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted pero qué menos que responder a los lectores cuando son tan amables de perder su tiempo escribiendo ¿no cree?

      No estamos como estábamos sino que estamos muy cerca usted y yo: yo soy un busca-bravuras y usted, un busca-fierezas. Pero coincidimos en buscar el toro con poder. No estoy de acuerdo en que diga que yo me olvido de la fiereza, del poder y de las ideas. Lea otra vez la entrada porque digo que nos dejemos de milongas sobre bravo o manso porque el interés está siempre en el toro con poder.

      Mi queja básica sobre 'Cobradiezmos' es precisamente que tuvo poco poder.

      He ido al tomo I del Cossío y la expresión 'menos bravos' la usa simplemente como sinónimo de manso, dice que para evitar confusiones con el manso castrado. Por eso habla de que los dos tipos de toros básicos son el bravo y el menos bravo y, dentro de estos últimos, pone a los bravucones, los blandos, los que huyen y los que se defienden. Si contamos con que entiende por 'blandos' los que se duelen, ahí tenemos cuatro muestras de mansedumbre lo llame como lo llame.

      Por otro lado dice cosas curiosas, como que el toro bravo puede ser tardo debido a problemas de alimentación o fisiológicos de constitución. No estoy de acuerdo: el toro bravo tiene que ser pronto (que es lo que él mismo dice más adelante cuando en la página 902 hace un esquema y pone claramente que los 'menos bravos' o mansos son tardos, una pequeña incoherencia, me parece a mí).

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  6. http://festivalesdespa.blogspot.com.es/2014/01/entrevista-con-rafael-ortega.html?m=1


    Seguramente ya lo haya leido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y también 'El toreo puro', además llegué a conocer a Ángel Fernando Mayo, que es quien le convenció para hacer el librito.

      Como confirma muchas de las cosas que decimos por aquí y aprovechando la resaca de san Isidro, me ha dado la idea de hacer una entrada sobre lo que dice aquí el maestro.

      Gracias.

      Eliminar
  7. La diferencia entre las ganaderías comerciales y las que no lo son, es que en éstas cuando le sale manso el toro es una hamburguesa inmóvil en el ruedo mientras que en las otras ganaderías el manso también se mueve, y las embestias del manso son para defenderse y eso los figuritas no lo quieren. Creo que la mansedumbre es actitud defensiva o huidiza en un toro de lidia, si no tiene casta huye y si la tiene se queda, pero sigue siendo igualmente manso. Creo que la casta es el amor propio de un toro para no dejarse vencer. Dicho esto, la bravura la entiendo como una casta prolongada, que no se acaba, mezclado con franqueza y verdadera nobleza, que no es ser bonachón, sino mostrar honradez y lealtad en el combate. Cuando un toro bravo coge al torero es porque el diestro se equivoca, mientras que el manso al embestir defensivamente, cambia sus embestias y se hace más peligroso. Creo que en esto del Toro está todo ligado y que una cosa lleva a la otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan matemático, ojo. Una ganadería que calificaríamos de comercial es Garcigrande, ¿no? Pues ojo porque cuando sale uno con problemas no hay quien se ponga delante. Si su ganadero afirma que dejó de semental un toro que salió coceando del caballo, no es de extrañar que, como se mezcle la sangre de manera determinada, puede salir un cóctel molotov. Afortunadamente para él esa es la excepción y si sale, los figurillas se lo quitan de encima y además el público se lo agradece porque piensan que no tiene lidia.

      Para mí, tiene más interés esos mansos de Garcigrande que los que gatean. Fíjese si soy raro (pero es que lo que gatea...¡uf!)

      Saludos cordiales.

      Eliminar
    2. Claro que salen esos toros, y a garcigrande le salen toros bravos también, me acuerdo de Tramposo por ejemplo, lidiado por el juli en Sevilla. Pero esos toros le salen por salto genético, no por selección....date cuenta que puede lidiar 150 toros al año y le sale uno encastado y bravo cada 5. Por cierto, en las tientas de Cuvillo, se pega un sólo puyazo, y no sólo a las hembras.

      Eliminar
    3. Pero esa bravura es 'light', es una bravura comercial que permite al torero hacer posturas. Digamos que es una bravura que no te hace tragar saliva y tampoco te pone las pulsaciones a 180. Con toros 'bravos' así puedes torear cincuenta corridas al año sin ningún estrés. Y eso no debería ser así.

      Un toro bravo de verdad tiene que dejar al diestro desfondado.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Yo pienso que llamamos bravura al valor del toro, la valentía que el animal tiene de sobreponerse a la adversidad. Dicho de otra manera, un toro bravo es una persona con dos cojones. JORGE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la segunda característica que yo pongo pero la primera tiene que ser acometer a todo lo que se mueva aunque aún no medie el castigo o, como usted dice, la adversidad.

      Saludos.

      Eliminar
    2. El Toro nunca puede ser valiente, valientes son solo las personas. Ser valiente implica tener conocimiento de lo que te puede pasar, por ejemplo el torero es valiente porque sabe que el toro puede cogerle, pero el toro no sabe nada. Podríamos decir que la valentía es una "bravura consciente"

      Eliminar