Follow by Email

martes, 18 de octubre de 2016

JOSELITO Y LOS SEIS MIURAS EN VALENCIA

Faltaba el tercer capítulo de nuestra historia sobre Gallito. Recordemos que empezábamos en esta entrada cuando pedía a don Eduardo Miura que le encerrase unas vacas toreadas para quitarse la espina del mal rato que le hizo pasar el toro 'Platero' en Valencia cuando no lo pudo matar (pulsar aquí). Era 1915.



Joselito había terminado las dos temporadas anteriores encerrándose con seis toros en Valencia, una de las capitales más gallistas. El 26 de octubre de 1913 fueron siete de Guadalest, de muy poca presencia. Aquel día los liquidó de siete estocadas y cuatro pinchazos. Corto cinco orejas. En esta foto de aquel día entra a matar saliéndose de la suerte aunque el toro no parece colaborar mucho:



Al año siguiente, el 18 de octubre de 1914, fueron seis de Contreras, muy terciados, observen (de hecho, lo de Contreras era todo así al principio):



Los pasaportó con cuatro estocadas, dos medias, ocho pinchazos y dos descabellos. Cortó tres orejas y un rabo y salió a hombros. Fue la más triunfal de sus tres encerronas valencianas. La verdad es que esta foto de abajo no creemos que gustase mucho al maestro. Entra a matar de manera horrible, muy parecido a lo que hacen cada tarde algunos de nuestros diestros actuales. Fíjense qué desastre:



Es célebre la anécdota de unos aficionados valencianos que ese día a la salida le dijeron 'sí, con Guadalest y Contreras muy bien pero con miuras ¿qué?'. Pues los miuras fueron al año siguiente, la temporada en que había recibido la bronca de su vida precisamente en Valencia el día del citado 'Platero'.

¿Cómo estuvo Joselito ese 17 de octubre? Mató los miuras de cinco estocadas, dos medias, dos pinchazos y dos descabellos. Cortó tres orejas. En esta foto se le ve adornándose aquella tarde:



El primero le dio un susto rompiéndole la taleguilla sin mayores consecuencias:



La mejor faena fue la del sexto, con lo que el respetable abandonó el coso con buen sabor de boca. Ahí lo tienen perfilándose con la mano donde debe ser, entre la barbilla y el corazón:



Aquel año de 1915 fue cuando más veces se encerró 'el fenómeno' con seis toros, lo hizo en ocho ocasiones. 

Salvo error, Joselito mató seis toros veinte veces durante sus años de alternativa (más dos de novillero). Pero sólo se encerró con miuras este día en Valencia. En Madrid y Barcelona actuó como único espada en una ocasión pero en ambas mató siete toros. En la capital fueron de Vicente Martínez, como ya comentamos, y en Barcelona seis del Marqués de Albaserrada y uno de Antonio Pérez.

El escalafón de 1915 quedó a final de temporada como sigue:

1. Gallito, 102 corridas y 241 toros muertos
2. Belmonte, 79 corridas y 171 toros muertos
3. Saleri II, 47 corridas y 100 toros muertos
4. El Gallo, 47 corridas y 97 toros muertos

Por cierto, la última foto que hemos puesto de los miuras valencianos engaña. La plaza no se llenó. Esto se comentó en la prensa del momento:



La verdad es que parece escrito por un belmontista, todo hay que decirlo. No obstante, la misma pregunta podríamos hacernos ahora ¿no creen? ¿Quién llena las plazas hoy en día?

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

16 comentarios:

  1. Muy entretenido e interesantes los artículo y las fotos Rafa.

    Joselito ha sido el torero por antonomasia. A Joselito lo parió una vaca, como dijo el ganadero de Miura. Por eso es una gran paradoja (por decirlo de alguna manera) que un torero que conocía tan bien el comportamiento del toro muriese de una cornada.

    Hay una anécdota (que ya conocerás) que cuenta Corrochano que sucedió en Miura (creo que otros autores la sitúan en otras ganaderías) que explica gráficamente la intuición innata, además de la inteligencia que tenía el de Gelves. Escribo de memoria, corregidme si hay alguna inexactitud:

    Se ve que estaba tentando Rafael el Gallo en la ganadería de Miura y estaba su hermano Joselito presenciando la faena de Rafael (siendo entonces un desconocido José, jovencísimo y muy nuevo). El Gallo después de torear una vaca íntegramente por el lado izquierdo se dirige a su hermano y le dice que salga, advirtiéndole que el pitón izquierdo de la vaca es muy complicado que mejor la toree por la derecha. José hace caso omiso y sigue por la izquierda. Rafael insiste en que coja la derecha, contestándole José que por ese lado no se piensa poner. Rafael entonces se harta y echa a su hermano y sale poniéndose por la derecha y recibiendo entonces un sinfín de volteretas, siendo la vaca por ese lado totalmente imposible de torear.

    Al final del tentadero todos le preguntan a José cómo diablos sabía que la vaca era imposible por el lado derecho sin que nadie la hubiese probado por allí. José responde que advirtió por la manera de embestir de la vaca ya por la izquierda que ésta estaba toreada, que seguramente la han toreado los muchachos en el campo sin el conocimiento del ganadero, y éstos suelen torear por el lado derecho (por ser éste el lado más habitual y fácil) por eso supo Joselito que por ese lado sería imposible.

    Lo dicho a Joselito lo parió una vaca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te hayan gustado.

      Sí, la anécdota la cuenta el admirador número uno de Gallito que fue Corrochano. Bueno, quizá el número dos porque el uno fue Cossío, de quien hablaremos este invierno en nuestro blog.

      Está en la página 49 de este libro de Corrochano que tú y yo podemos decir con orgullo que está editado por Edicions Bellaterra de Barcelona:

      http://www.ed-bellaterra.com/php/llibresInfo.php?idLlibre=514

      Probablemente fue el torero por antonomasia como dices pero su personalidad y autoridad le llevó a abusar de su posición en no pocas ocasiones con las ganaderías y con otros toreros. Algunas cosas que hizo son muy parecidas a las que perpetran las figuras cuando abusan hoy en día de su posición.

      Sobre su personalidad es definitiva una anécdota en Cádiz cuando en una becerrada un torero retirado le dijo que torease mejor por la derecha y el fenómeno le respondió '¡haga usted el favor de estarse callado que yo ya sé lo que tengo que hacer!' Esta salida de tono la tuvo con trece años. Imaginemos lo que sería después como máxima figura.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  2. Otro guerrita.
    Acuerdese de la entrevista del caballero audaz."se torea mejor q nunca...porque se torea mas cerca..."
    En fin, al lado de los de ahora un Dios, al lado de los de antes otro guerrita.
    Para aburrir a la generacion de los q vieron a Rafael m y salvador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo porque me temo que su admirado Bleu no compartiría su opinión. Lea a partir de la página 363 cuando dice en una especie de carta a Gallito: 'aventaja usted a Guerrita en precocidad y también en marrullerías'.

      No es que yo quiera parecer belmontista pero es innegable que precisamente algunos de los abusos que comenzaron con Guerrita siguieron con Joselito, especialmente el torear animales de poca presencia. La carta de Bleu acaba en mayúsculas: '¡MONAS, NO!'

      Puedo estar de acuerdo con usted en que al lado de los actuales es un dios pero cuidado con esa foto donde entra a matar no como un dios sino como el diablo en persona (o sea, como Ureña, López, Padilla, y tutti quanti). Va a pegar la puñalada.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  3. Creo que no es comprable Guerrita con Joselito, puesto que Guerrita no tenía competencia alguna (el Espartero murió pronto y trágicamente debido a la cornada de Perdigón de Miura). Joselito tuvo competencia, y nada más y nada menos que con Juan Belmonte.

    Yo que me declaro aférrimo belmontista voy a tener que ser quién defienda a Joselito. No sean uds. injustos porque si hay algo que los cronistas han querido enfatizar en la figura de Joselito es su "gallardía" y valor en el "mando" (no sé si me explico).

    Hay en la biografía de Joselito innumerables hechos que acreditan una personalidad fundamentada en el valor y en la aceptación del reto que conlleva ser figura del toreo. Para empezar el hecho de que en su presentación de novillero en Madrid se negase a matar la novillada que tenía enchiquerada la empresa por pequeña, pidiendo que le echaran la corrida de toros de Olea que también estaba en los corrales. Además de que siempre aceptó la competencia de Belmonte en Sevilla, en Madrid y en todas las plazas importantes.

    Claro que como figura del toreo trató de imponer su voluntad. Empezando por la ganadería. Joselito intervino crucialmente en el desarrollo del toro de Parladé-Tamarón. Pero vaya, José ha sido el toreo por autonomasia. Precoz, intuitivo, lidiador, valiente y mandón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo verdad pero también lo es que el apoderado de los Gallos, Manuel de Pineda, no era agua clara. Que más de una vez intentaron y lograron arrinconar a Belmonte está claro.

      Salvando todas las distancias, a ver si al cabo de cien años alguien hablará también de 'la gallardía y el mando' de El Juli, ambas cosas indudables para todos sus seguidores (perdónenme la osadía de unir a ambos diestros en el mismo razonamiento, ya me he puesto el chaleco antibalas...). El Juli tuvo gallardía al presentarse en Madrid de novillero con quince años y con toros de seis ganaderías, entre los que había un Victorino que le pidió el carnet y el diestro no lo encontró por ninguna parte (estuvimos presentes, no hace falta que nos lo cuenten).

      Saludos.

      Eliminar
    2. Ostia...lo del juli...que golpe más bajo... jajaja...

      joan

      Eliminar
  4. Me gustaria matizar, fue mucho mas torero el califa. Y sobre belmonte y joselito, no hay color, joselito. Ya lo decia aquel q usted nombra, el de monas no, juan tiene momentos de definitivo y el resto un chapuzas.

    ResponderEliminar
  5. Cuidado porque a veces Bleu dice cosas que no hay por dónde cogerlas, por ejemplo que Belmonte 'ejecutaba el natural hacia afuera' (?) -véase mi comentario de las 8:01 en esta entrada-:

    http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2015/12/que-es-cargar-la-suerte.html

    Deduzco que 'su califa' es Guerrita. Es que como en su comentario también cita a Rafael M., ya sabrá que ambos tienen ese honorífico título (precisamente Cavia lo inventó para Lagartijo). Salvo error, el último califa ha sido Manuel Benítez, lo que nos recuerda aquello que decía Borges de 'qué se puede esperar de una Humanidad que empezó jugando al ajedrez y acabó jugando al fútbol'.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Precisamente no fue sobaquillo quien definio a ese ultimo califa como tal.
    Guerrita brillo en la cuadrilla del mas grande entre otras, con el se muere una forma de sentirse toreo. Santiago amon lo explicaba muy bien. Mejor las entrevistas de guerrita.
    Sobre bleu, el antiguo testamento habria q cogerlo todo. El natural de belmonte es hacia fuera, el medio pecho asi lo es.

    ResponderEliminar
  7. Por mucho que lo queramos no podemos revivir el pasado, las cosas hoy en día son muy diferentes. Hoy en día los toros son como los productos de un mercadona, hay para elegir, y viven en unas condiciones totalmente privilegiadas. Y antiguamente había lo que había, y había que matarlo, y los toros vivían en unas condiciones completamente salvajes, no comían los piensos que comen hoy en día, se alimentaban de pasto y todos esos pequeños cambios que la gente los hizo para mejor resulta que son los que han ido acabando con la pureza y la importancia de la tauromaquia, son otros tiempos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi teoría al respecto es clara: cuando hoy en día sale un toro con poder y minimamente bravo, es sin duda el mejor de la historia.

      Por muchos caballos que mataran los jaquetones antiguos.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Tan bueno! Que gran aficionado, acordarse de jaqueton 130 años casi de su puntillazo. Seguramente nos acordaremos de los toros de hoy de poder y minimamente bravos, la historia quizas no.
      Por cierto q en un mensaje q no se publico, quizas por fallo de la red de mi movil, le retaba a q me mostrase una foto o dos de joselito con algun toro tan impresentable y cucaracha como los de juan b. En su reaparicion en nimes. Y si la aficion lo abronco en madrid, y casi le echo en su ultima actuacion , pero nunca mato torillos como en los 30s mataria juan.

      Eliminar
    3. No dude usted de que si no se publicó su comentario es porque no llegó.

      Salió tan disgustado Gallito aquel día de Madrid que se planteaba no volver en una buena temporada o aparecer con cuentagotas -como nuestras figuras-.

      Cucarachas como las de Belmonte...no sé pero que muchas veces mató torillos sin ningún respeto, eso lo corroboran hasta sus más acérrimos defensores.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Sr. Rafa,un placer leer su cuaderno. Me arriesgo a que me mande Vd. a hacer calceta,pero aún así me atrevo ofrecerle la película reeditada por la Conselleria de Cultura i Educació valenciana de la corrida de 1914 donde indican la fecha como 17 de Octubre.
    Casi seguro que Vd la tiene ,pero no lo preciosa que me ha quedado a mí (coñas aparte),sonorizada y retocada para hacerla más "moderna".
    Supongo que mi correo debe de poderlo averiguar en le cuaderno.Si es así y lo desea me lo indica y se la envío sin problemas.
    Gracias por su cuaderno y un saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo no le mando a ningún sitio sino que le agradezco su ofrecimiento que aceptaría con mucho gusto. Lo que no veo es la manera que me dice de ponerme en contacto con usted (?).

      La corrida fue el 17, claro, así lo hago constar en la entrada.

      Me alegro de que le agrade lo que ponemos por aquí, muchas gracias y saludos cordiales.

      Eliminar