Follow by Email

miércoles, 19 de julio de 2017

CÉRET DE TOROS, 2017 (3): SALTILLO

       LA GRAN OCASIÓN PERDIDA  

Gómez del Pilar no es consciente de que se le abrió la puerta de la leyenda en Céret y no sabemos si alguien se lo explicará alguna vez.

El sexto fue un manso con genio, parecido a 'Cantinillo' pero con menos poder y más descastado (nos negamos en redondo a calificar como manso encastado un toro que sale coceando del peto). Nadie daba un duro por la faena pero el diestro consiguió arrancarle un par de pases demostrando que había que echarle la muleta a la cara, cruzarse y no dudar. Si el toro traga cinco pases, creemos que se acobarda y se entrega. Del Pilar hubiera cortado dos orejas, habría entrado en la leyenda de esta plaza y se hablaría de él aquí durante años. Pero...



Todos los saltillos fueron mansos toreables pero de poco interés excepto el primero, manso violento y rebrincado, y el sexto, manso con genio. Los cinco lidiados tomaron quince varas. Éste fue el primero:



Éste es el segundo justo en el momento en que iba a derrotar en el burladero y a fastidiarse un pitón:



Salió este sobrero de Yonnet, chorreado en morcillo y listón:



Éste es el tercero: 



Y éste, el cuarto, que era cinqueño como pueden comprobar por el hierro:


Vean cómo le quedó ese pitón izquierdo tan astifino en cuanto topó con el burladero, ¿será por las fundas? 



El quinto fue el único toro de la feria que derribó, se llamaba 'Salador' y lo anunciaban con 590 kilos:



Y el sexto al que nos referíamos al principio. Es cárdeno claro, bragado, meano, listón, ojalado, botinero y bocinegro:



Hablábamos con el ganadero antes de la corrida. Lo primero que le preguntamos es cuál era la sorpresa que en el campo nos dijo que habría en su corrida en esta plaza el año pasado (recuerden aquí). Resulta que le habían dicho que sería televisada por primera vez en la historia de Céret pero al final no hubo nada.



Luego nos expresó su confianza en que los toreros se irían apuntando con el tiempo a los saltillos, cosa que nos extrañaría mucho y así se lo hicimos saber.

SÁNCHEZ VARA. No lo vimos con tanto oficio como siempre (recuerden aquí). Iba sin fajín, cosa fea de ver. A su primero lo picó muy mal Réhabi, que encima se dio un golpe fuerte en el pecho con el pomo de la montura.Vean dónde se le fue la vara, contraria, trasera y caída ¡pobre toro!



Y, ya que estamos, decirles que la cuadra Peña de Sevilla, que probablemente es la mejor de España, sigue estando a años luz de la de Bonijol. Los caballos del francés se mueven mucho mejor y usan un peto que no tiene nada que ver con el de los sevillanos por su mayor flexibilidad. Comparen la foto anterior con ésta de la corrida de Palha este año en Vic:



Vara puso tres pares cuadrando bien  en la cara:



El toro pegaba tornillazos violentos quizás por culpa de los puyazos traseros de Gabin. Era difícil que no enganchase la tela. Del oficio del diestro esperábamos más pero 'Vendaval' le ganó la partida a nuestro modesto entender. Será de las pocas veces que Sánchez Vara no ha podido con un toro.



Metisaca y estocada trasera, caída:  



Bella muerte del toro amorcillado pero al revés, con los pitones en lugar de con la grupa:



Su segundo pasó casi sin picar por los marronazos de Rubio. Lo mejor que hizo el diestro fue una media templadísima para rematar un quite por verónicas. Ése y un quite por navarras de Gómez del Pilar fueron los dos únicos de toda la feria. 

En el salto de la garrocha, Ramírez casi se lleva una cornada tan grave como la de Antonio Porras Lucena porque el toro lo prende por el mismo sitio que a éste en 1973, observen:



A Porras la cornada le rajó desde el tobillo hasta la rodilla y tuvieron que darle doscientos puntos de sutura. Esa cornada lo retiró del toreo. Esperemos que el bueno de Ramírez no lo sepa ni lea estas líneas.

En el siguiente par al violín se llevó Vara un pitonazo en el corazón que nos tememos que lo afligió a pesar de su habitual coraje. En la muleta el tal 'Bravío' no hacía honor a su nombre pues era desaborío y embestía a media altura. 



Vara nos recordó a Dámaso poniéndose entre los pitones para pegar zapatillazos e intentar sacar agua de aquel pozo seco. Buena estocada arriba y palmas.




PÉREZ MOTA. No debe de ser supersticioso porque se presentó con el mismo vestido bordado con corazones que llevaba aquí mismo cuando casi acaba sus días ante aquel 'Garbancito' de Fraile que lo cogió contra el estribo como a Manolet Granero (pulsen aquí).

Su primero se rompió el pitón contra el burladero y tras la segunda vara fue cambiado. Carreño echaba humo en el callejón. Al terminar la corrida nos fuimos a preguntar al presidente y nos dijo que el cambio había sido por cojear de la pata trasera derecha y no por lo del pitón. Le dijimos que mucho nos temíamos que toda la plaza había pensado que era por el pitón.

Ya vieron en la entrada anterior y ven ahora que estos presidentes tienen sus cosas pero son buenos aficionados, te atienden con corrección y se puede hablar de toros con ellos ¿Qué explicaciones vas a ir a pedir a la mayoría de presidentes de plazas españolas? Sería como hablar con la pared (excepto con el señor Espada, si siguiera en activo).

Vallejo lo picó muy aseadamente y el toro empujó bien (no nos extrañaría una corrida de Yonnet en Céret el año que viene):



Se vio en banderillas que este sobrero de Yonnet era una prenda porque esperaba de forma aviesa. Arrolló al diestro nada más empezar la faena:


FOTO: Laurent Deloye

Lo hirió en el cuello y Mota marchó a la enfermería.



Como el toro estaba sin torear, Sánchez Vara lo liquidó de un infame sartenazo en la paletilla. Ya que hemos hablado muchas veces de sus buenas estocadas, les enseñamos ésta para que comprueben una vez más que los toreros saben perfectamente cuándo hacen las cosas deliberadamente mal (a pesar de todo, vean que no se alivia tapando la cara del toro sino que apunta con el estaquillador al morro):



El quinto era un pavo escarbador, coceador y bravucón en el caballo. Ya les dijimos que fue el único toro de la feria que derribó, en este caso a Bernal:



Juan Contreras puso el par de la feria, sensacional, aunque, como siempre, se niega a saludar hasta que su hermano le insiste. Observen qué maravilla, llegó dejándose ver, el par quedó reunido, cuadró en la cara y con los pies en el suelo ¡Bravo! Parece Pepe Dominguín:



Decíamos en la entrada anterior que Fernando Sánchez es uno de los tres mejores banderilleros del mundo. Otro es Juan Contreras y como tercero pongan ustedes al que quieran.

Mota no lo vio claro porque el toro iba a arreones pero sosos. No sabemos qué le vería Palomar quien, al final de la corrida, nos decía que ese toro le había gustado (?). Pinchazo trasero que escupe y estocada contraria bien ejecutada. Mota siempre intenta clavar arriba y sin cerrar los ojos, no es de los que busca los blandos:



GÓMEZ DEL PILAR. Salvo error, era su tercera corrida este año.

Tras el citado quite por navarras, Manolo Macías puso dos pares excelentes (en esos momentos ignoraba que el sexto iba a estar a punto de matarlo). Observen que le saltó la vaina del pitón, como a dos de sus hermanos:



El toro no era tonto pero tampoco muy listo. Faena sosa hasta ponerse el diestro bastante pesado. Pinchazo hondo arriba, media en buen sitio y dos descabellos.



Y salió 'Ruiseñor', ese sexto que podría haber puesto a Gómez del Pilar en la leyenda. Número 6, nacido en octubre de 2011 y de 550 kilos. 


Era uno de los dos cinqueños que aún conservaban el hierro de la familia Moreno de Soria y no el del marqués. Por la mañana en los corrales nos hicimos pasar por franceses para escuchar este diálogo entre el diestro y uno de sus peones que había ido al sorteo:

- Te hemos echado por delante ése que tiene los pitones un poco vueltecitos
- ¿Cuál? ¿Ese segundo de ahí?
- Sí, y al fondo se ve el que te hemos dejado al final, aquel cárdeno claro
- Está un poco tapado, casi no se ve...
- Sí, el cárdeno más claro. Es un toro espeso, muy bien hecho... Mira, ahí se mueve ¿lo ves?
- Sí, ahora sí
- Es espesito ¿eh?

Aún no sabemos nosotros qué es un toro 'espeso'. 'Ruiseñor' sí fue un manso con abundante genio que convirtió el ruedo en una capea ante la inacción de Sánchez Vara, director de lidia a la sazón que dimitió de sus funciones (por eso insistimos en que no lo vimos tan dispuesto como otras veces).

En la primera vara dió un topetazo y salió huyendo. Lo correcto era ponerlo otra vez en suerte, porque el toro iba, y pegarle una merecida carioca. Con éste había que demostrar que llevas la chaquetilla de oro y sujetarlo en el peto en lugar de hacerles miserables cariocas a torillos que no pueden ni con su alma.



Pero no, Aguado se fue a perseguirlo puya en ristre por medio ruedo para ir pinchándolo como si fuera una aceituna. La sorpresa es que muchos le aplaudían (!). Flaco favor se hace al espectáculo aplaudiendo este comportamiento penoso por parte de un picador. Muy mal. Eso que hizo Aguado debería ser EL ÚLTIMO RECURSO para picar a un manso huidizo, no el primero.

Como decíamos, la lidia se convirtió en una capea y hasta cuatro subalternos tomaron el olivo cayendo de cabeza. Uno de ellos fue Macías, quien a pesar de sus horas de vuelo vio que tras perder el capote, el toro hizo hilo y casi lo envía al otro barrio. Su cara es un poema en la foto de nuestro amigo Christophe:



Gómez del Pilar salió con el estoque simulado como si tratase con una babosa de Domecq. En el tendido todo eran manos indicando que lo matase. 'Ruiseñor' lo miraba a él y no al trapo:



El toro iba al bulto desde el principio:



Pero atención porque en nuestra foto se traga un primer pase, fíjense:



Y luego ¡se tragó un segundo!

Runrún en la plaza de que podríamos estar ante algo histórico pero... ¡No hay que dejar pensar ni respirar a un toro así! Muleta a la cara, pierna adelante, no dudar y acobardarlo. Estos mansos terminan tragando si no les dudas y los asustas. Así tragaron aquel Murteira con Ruiz Miguel en Bilbao o 'Cantinillo' con Lamelas en Vic.

Pero Gómez lo dejó pensar y se iba de la cara dejándolo también respirar. Y cuando volvía, ya no había nada que hacer porque 'Ruiseñor' le esperaba diciendo 'hombre , ¿tú por aquí otra vez? Te voy a levantar del suelo en cuanto te tenga a tiro porque el que manda soy yo'. Y el toro no se dejó ganar la pelea.

En el programa de mano de la ADAC dicen que 'la tauromaquia encuentra su sentido a partir del combate, el peligro y el miedo'. Todo eso lo ofrecía este toro. Ahí estaba la página en blanco para escribir la leyenda pero Gómez del Pilar no pudo escribirla o no supo o no se decidió o no le contaron que esto era Céret.

Lo cazó con una casi entera tendida y desprendida y dos descabellos en chiqueros, lógicamente. Estábamos atentos porque si marraba, el toro se le iba a echar al cuello. Éste es el primero:



Y éste, el definitivo:



Qué lástima, ¿verdad? Pero ya no hay remedio. Dense cuenta de que en ningún momento hemos echado en cara nada al matador. Salvo error, era su tercera corrida este año y bastante hizo con que no se le fuera vivo.

Pero ¡cómo hubiéramos presumido de haber visto una faena en que el hombre se impone a la fiera con técnica y valor! ¡Qué ocasión perdida! Y en Céret...

Saludos cordiales desde Tarragona.  Rafa.


Vean el excelente reportaje de nuestro amigo Christophe pulsando aquí

14 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Corrida descastada, sosa, vulgar...excepto primero y último que fueron mansos pero tuvieron casta. Para mi el último sin duda era un manso encastado. La corrida irreprochable de presentación.

    Yo me distraje viendo los estilos de los actuantes. Sánchez Vara sin ligar en el primero, despegado, pero siempre cruzado. Yo lo vi sobrado, a este no se le sube a la chepa ni un toro. Pérez Mota insulsamente en línea y Gomez del Pilar descargando por exceso (zapatillazo y cite para fuera) sobre todo en su primero. Le faltó valor y disposición toda la tarde.

    Y se lidió muy mal...el toro se colocaba dónde fuese en el tercio de varas, muy mal Juan Contreras en la lidia aunque excelente con las frías. La cuadrilla de Gomez del Pilar de cárcel y Pepe Aguado de silla eléctrica.

    Lo dicho de acuerdo en todo. Ya se adivinan la concordancia en las conclusiones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay dos cosas en que discrepamos por lo que leo:

      - Ese sexto ya digo que me niego a calificarlo de encastado cuando sale coceando del caballo. Una cosa es huir al sentir el hierro y otra cocear. Eso de cocear es un plus de descastamiento que me impide calificarlo como encastado.

      - A Vara no lo vi sobrado en el primero, es más, me extrañó que, para mi gusto, perdiera la partida.

      Me alegro de que no fueras tú de los que aplaudieron al picador por irse detrás del toro a pincharlo vilmente. Él vio que el toro iba al peto aunque luego huía. Lo que no quería es que se lo volvieran a poner de lejos y le pegase un arreón que lo tirara al suelo. Por eso lo persiguió y se le echó encima. Eso es tener muy poca vergüenza. Y encima le aplaude la mitad de la plaza. Es para volverse locos...

      Saludos.

      Eliminar
  2. Juan Contreras no. Juan Manuel Pérez Mota,que me confundes Rafa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ninguna manera querría confundir a nadie. Fíjate que en la crónica digo que 'siempre se niega a saludar hasta que su hermano le insiste'.

      Es el hermano de Pérez Mota que taurinamente se hace llamar 'Juan Contreras' (no sé si el apelativo tendrá algo que ver con el ganadero que sacó petróleo del desecho de Murube).

      https://twitter.com/juanman19509147?lang=es

      No obstante, mis disculpas a otros lectores si se han visto también confundidos.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Ok Rafa desconocía que su nombre artístico era Juan Contreras. Yo coincidí una vez con él en un bar cercano a Ventas (después de la famosa corrida de Escolar en septiembre, la de Viergado). Y me atendió muy educadamente. Aunque creo que no le gusta que le digan que es el hermano de Pérez Mota y le reconozcan como tal (es una sensación que me dio) por eso a lo mejor lo de Contreras.

    Sobre el sexto Saltillo...lo de encastado o no da para una tesis. Me remito al escrito que incluyó la ADAC el año pasado en el programa de mano. Creo que además inspirado en algún "debate" que aquí tuvimos.

    A Vara yo lo vi sobrado para "tapar" al toro. Él siempre bien tapado, muleta por delante, cruzado y NO DEJANDOLA PARA LIGAR. Yo creo que ni sudó con un toro que a cualquier otro le hace pasar un mal rato.

    Y lo de la confusión era en tono de broma, claro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás con Vara me engaño porque muchas otras veces lo he visto mejor con toros de ese estilo y ya le exijo demasiado. Pero supongo que a ti también te parecería injustificable su autismo como director de lidia cuando 'Ruiseñor' se hizo el amo.

      A Pérez Mota le dedicaremos un apartado en las conclusiones. Si alguna vez veo a su hermano le preguntaré de dónde viene el apodo que se ha puesto (si lo ves tú, le preguntas de mi parte).

      Saludos.

      Eliminar
  4. El 6 de la corrida del sr. Rejoneador de la vacuna, me gusto mucho.
    Los toros listos aprenden lo malo, claro q si, pero OJO tambien lo bueno. Y repito aprenden lo bueno.
    Un toro listo como el 6 q se ciñe y gana algo de terreno y llega cruzado, perfectamente puede aprender y terminar siendo un toro de triunfo si es listo y tiene ganas de embestir.
    Al toro se le exige fijeza cuando debiera ser al torero a quien se le exigiese saber recoger y fijar a los toros.
    Un toro no puede ir sin mando como un loco por la plaza y menos aun en esas situciones sacar a los caballos simplemente para intentar masacrarlo. Un toro q se ciñe y gana terreno pero q mete lod riñones en los engaños, se confunde con la embestida: hay q andarle hacia atras, hay q moverlo por la plaza, hay q correrlo de punta a punta.
    El 6 no era un toro para jugarsela en la muleta, ese es un concepto tremendista de la lidea - permitame tener otro punto de vist sobre el toreo. Los toros listos merecen una buena lidia y no solo para evitar resaviarse, sino para q rompa, para q "APRENDA" a embestir y sea bravo.
    Eso es realmente la bravura y no la bobada de bravura moderna q ahora nos hacen comulgar q no es otra q confundir al boyante cuando no al pastueño cum0lidor von el toro bravo (y no digo q este lo fuese, digo q no le dejaron desarrollar su "bravura").
    Un toro de verdad puede parecer o pasar por un rajado huidizo y como usted dice manso -palabra q detesto para estos toros- cuando el torero no sabe q hacer, cuando no hay director de lidia q mande en las cuadrillas, cuando no hay picador q pique en el morrillo (porque son los toros listos o volitivos los q nec3sitsn la pica en su sitio para evitar q tardeen) en definitiva cuando no hay TOREO del de verdad, del q solo saben verlo y valorar los aficionados a la lidia (q solemos detestar los arrimones de muleta sean o no con toro).
    Ruben Pinar, a mi modo, no tenia q haber tirado la moneda e intentar hacer una faena de arrimon corta pero espeluznante y emocionante, tremendista con lo tremendo. NO lo q en otro tiempo debio hacer este y en general todos los toreros es ser un poquito mas parecidos a Domingo Ortega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que ese toro le gustaría. Utilizo lo de manso para entendernos, ya sé que usted prefiere lo de 'menos bravo' porque lo de manso lo circunscribe al castrado.

      Por supuesto que merecía una buena lidia pero eso es imposible cuando cunde el pánico. Lo que quedó fue la muleta y creo que sin tremendismo, simplemente haciendo lo que vimos hacer tantas veces a Ruiz Miguel, ese toro, menos bravo y mal lidiado, acaba tragando en medio de una gran emoción. Por eso hablo de ocasión perdida.

      Cuando pone Pinar entiendo Gómez del Pilar. Eso de que se parezcan a Domingo Ortega unos maestros que no saben ni machetear...

      Saludos.

      Eliminar
  5. Si correcto gomez del pilar. Ese toro desde el primer momento le fue cruzado, como sabiendo cusl es el terreno del torero. Era listo.
    Y eso he querido transmitir, los toros listos aprenden lo malo, pero tambien pueden aprender lo bueno, y hay q intentarlo.
    Y si no se intenta no se puede valorar al toro a la ligera.
    El matador tiene mucho q ver en lo q es el toro y en lo q se ve del toro.

    Solo he querido transmitir una idea fundamental:el toro aprende lo malo y se resabia y tambien lo bueno y rompe. Hay q saber hacer las cosas o por lo menos intentarlo.
    Me dira usted q la prueba es el caballo... pues, le dire q es una buena prueba, pero incluso en esa hay q hacerle bien las cosas.
    Fijar al toto, recogerlo, correrlo, pararlo, andarle, llevarlo... todo esto falto hacerlo y era necesario antes de q saliese el caballo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le contesto a esto en la siguiente entrada porque hubo un escolar que fue ejemplo de lo que usted dice.

      Eliminar
    2. Una pregunta, ¿qué debería haber hecho según uds. Sánchez Vara como director de lidia en el caótico tercio de varas del sexto? Estaba claro que el desarrollo de éste era claramente el que quería Gómez del Pilar, ¿qué tendria que haber hecho desautorizarle y corregirle cuando el matador que le correspondía ese toro quería que sucediese exactamente lo q estaba sucediendo?

      Eliminar
    3. Si las cosas son como tú dices y yo soy Sánchez Vara, me dejo ver y hago todo lo posible para que el público se dé cuenta de que no me quieren como director de lidia. Pero intento que no quede ninguna duda de que quiero llevar a cabo mi función y no me dejan. Como vendrá a Tafalla, me has leído el pensamiento porque tenía pensado abordarlo para preguntarle precisamente esto que comentas.

      Eliminar
    4. Si hace eso Sánchez Vara creo que me hubiese cabreado hasta yo. Por listo, repelente, queda bien y mal compañero.

      Ya quedó algo artificial cuando le dijo en voz alta Sanchez Vara a su banderillero, con ánimo de que lo oyeramos todos y después de la corrida de Miura y el problema de los pitones, "fija al toro, pero que no remate" (refiriéndose al burladero). Cuando todos los matadores quieren que "llegue" (y remate). Como decimos en catalán, ahí se le vió el "llautó" al Alcarreño.

      Eliminar
    5. Pues yo no lo vi falso cuando hizo ese comentario delante de mi localidad, no creo que él sea de ésos.

      Saludos.

      Eliminar