Follow by Email

sábado, 8 de julio de 2017

FERIA DE SAN FERMÍN, 2017 (1): DOS ESTOCADAS CONTRARIAS

Sucedió con los cebaditas. En la misma tarde es cosa difícil de ver. Normalmente los toreros se alivian y las estocadas se van desprendidas, caídas o bajas. Es muy raro que se vayan contrarias. La estocada contraria, en principio, es defectuosa pero antiguamente se valoraba como una cosa de mérito precisamente porque indicaba que el torero no se había aliviado.

La primera es de Javier Jiménez. Estamos ante un torero que no mata bien: alarga el brazo para dar la puñalada, clava a capón y tapa la cara del toro con la muleta. Aquí se aprecian claramente estos tres defectos:



¿Se han fijado dónde va a parar la espada? Es una estocada baja y contraria. También tira la muleta para acabar de aliviarse (la tira, no la pierde, insistimos siempre en este detalle muy censurable a nuestro modesto entender). Pueden ver la secuencia pulsando aquí a partir del 0'37''.

La otra contraria es obra de Román al tercero. Va con la mano alta y el brazo estirado pero, por lo menos, el estaquillador apunta al morro:



Clava desprendido y contrario pero el toro se va hacía él:



En esta foto de Javier Arroyo se aprecia mejor:



Observen que tiene suerte porque el pitón va al abdomen. El toro lo levanta de manera fea:



San Fermín le hace el quite en el suelo cuando le pega un gañafón en la nuca que podría haberle cogido el cuello:


FOTO: Javier Arroyo

La estocada, como decimos, es contraria, aunque no tan baja como la de Jiménez, ahí se aprecia:



El pelaje de este 'Tirador' no es cárdeno claro como indicaban en la plaza. Para nosotros es un ensabanado, mosqueado, bocinegro y botinero:


FOTO: Javier Arroyo

Lo que decimos de las estocadas contrarias entendidas antiguamente  como meritorias lo cuenta Bleu en su libro. Es el 13 de noviembre de 1887, como ven, fuera de temporada. Frascuelo no quiso negarse a torear ese día cuando ya estaba descansando con la familia en Moralzarzal. 

Frascuelo se disponía a matar a 'Peluquero', de Antonio Hernández. El toro estaba con el morro tocando la arena y Salvador levantó la muleta para arreglarlo. En ese momento, se le arrancó y lo cogió 'hundiendo su cuerno derecho en el estómago de Frascuelo, fracturándole las costillas sexta, séptima y octava' (estuvo dos meses para recuperarse).

Pues dice Bleu que el maestro se levantó, se volvió a perfilar tras recoger muleta y estoque del suelo 'y se acostó sobre el morrillo con una estocada hasta las cintas ¡¡¡y contraria!!!'

Ahí lo tienen. Bleu era frascuelista acérrimo y recalca que la estocada fue contraria para dar todo el mérito que tenía la que ejecutó en esas condiciones.

Nos despedimos con una imagen de la casquería. Ya sabemos que en Navarra va todo a lo grande, especialmente la comida y la amabilidad y el buen trato de los navarros. Pero es que el que corta las orejas en Pamplona se lleva casi medio toro en el corte, vean:



Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

17 comentarios:

  1. Coincido contigo Kaparra que lo de la Junta de la Santa Casa de Misericordia es para preocupar y mucho.Llevan años tratando de cargarse la Feria del Toro, pero lo de este año es ya de aurora boreal.
    La novillada del cinco fue un aperitivo preocupante. Los dos primeros novillos indignos, de trapío indecente ( ¿do moran los veterinarios?), etc
    Pero ayer aún fue peor con lo de Cebada. Toros de làmina preciosa y variados pelos ( melocotón a cárdenos ) y armados hasta para conquistar un imperio. Juego variado, desde el insulso y tontorron que abrió plaza hasta el avieso número 80 que hizo sexto.
    En general blandos y faltos de fuerza, y así es imposible torear ya que el toro se queda en mitad de la suerte y se defiende tirando tornillazos... Y con semejantes velas te pone las púas en el corbatín. Pero bueno, en Cebada que no es la tontorrona al uso, la babosa del monoencaste, pero aun así aburrieron por imposibles.
    Destacó Juan Bautista en una serie por la derecha en el cuarto ( el de la merienda) y Román ganándose una oreja a Ley entrando a matar al tercero, dejando un estoconazo hasta la bola ( algo trasero si se quiere) y cogido espeluznante mente en la reunión y salvándose milagrosamente de los guadañazos sucesivos que le tiró el Cebada con la espada atravesando las entrañas.
    Lo peor de la tarde, el tercero, al que desorejo este valiente Román,..
    Un inválido que iba dando tumbos, y claudicando en cada acometida, blando de manos y arrastrando los cuartos traseros.
    Ayer había un tonto con chistera presidiendo, el Alcalde Asirón ( de Bildu = ETA, el Tribunal Supremo dixit) que mantuvo al inválido tercero y cuando salió el quinto y se rompió el pitón derecho al derrotar en un burladero, sacó ¡el verde! Antirreglamentariamente.
    La veterinaria del Palco de D. Tancredo
    Y no fue lo peor. Sacaron un sobrero indecente de Salvador Cebada, Sin romana (475 kg) una sardina, un gato, un zapato ... culipollo, y tapándose por la cara con unas velas para montar una cerería. Pero una indecencia sacar ese sobrero en la Feria del Toro ( los veterinarios sesteando lo pasan todo)...Al final tan escaso de fuerza como sus primos acabó como un molinillo tirando derrotes.
    Así vamos en la Feria del Toro, aburriéndonos como ostras y con un indocumentado en el Palco.
    De pena oiga. A ver si cambian los astros
    Saludos desde Pamplona

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rafa por clarificarnos las estocadas "contrarias" ...
    La de Jiménez fue muy clara. La de Romàn, menos. Por lo menos vista en directo e " in situ" en la Plaza ( yo estoy en grada en el tendido 1, ceca del 9 ).
    He de confesar que la estocada de Romàn me pareció trasera, un pelin caída, pero la impresionante cogida de Romàn concitó más mi atención que la precisión de la posición... Además las cintas de la divisa, los garapullos, la altura de mi asiento en grada y mi miopía a veces me impiden certificar con precisión dónde está la espà. Por eso es de agradecer que nos lo aclares.
    Insisto en que ese tercer toro de Cebada era un tullido, eso sí poderoso, dentro de su derrengues de los cuartos traseros y blandura de manos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es trasera, no hay duda, pero lo que me llamó la atención es lo de contraria. Tienes razón en que en la plaza te fijas más en la tremenda cogida, que pudo tener consecuencias gravísimas.

      Yo me fijo detenidamente siempre en la colocación de la espada. Depende de la entrada que tenga, me llevo prismáticos. Por eso no entiendo a los que se vuelven locos gritando '¡BIEEENNN!' en cuanto el diestro ENTIERRA LA ESPADA EN LA CARNE. Eso es ridículo y el problema reside en que los primeros en hacerlo son los comentaristas televisivos.

      Ya veo que te has ido a la grada del 1 y has dejado por fin el tendido de las peñas y el ajoarriero ¿no?

      ¡Es broma! Saludos.

      Eliminar
  3. Vamos con la corrida de Escolar de ayer 8 de Julio.
    Volvió la Feria del Toro.
    Toros berroqueños ( todos murieron con la boca cerrada), complicados, en sus distintas facetas, en general mansos ( primero y sexto dos "pregonamos") con peligro sordo, con mucho que lidiar ( cosa que no se supo hacer, ya que las lidias fueron indecentes, dado que es un arcano que se desconoce).
    Enfrente tres toreros "machos". Con diferentes estilos, con sus carencias y limitaciones, pero con verdad que inspira respeto. La antítesis de esas tardes de babosas y figuras de pitimini, al uso.
    Potable el tercero, aceptable el cuarto, excelente el quinto ( yo lo aplaudí en el arrastre, a pesar de la infumable suerte de varas que le aplicaron). Anodino el segundo, y dos barrabases, primero y sobre todo el sexto.
    Mora con oficio, aunque en el primero podía haber lidiado mejor y más aseado. Se le vio desbordado. Bien, a mí me gustó en el cuarto, (bajo un aguacero, y con la gente huyendo despavorida de los tendidos). Se quedaron cuatro aficionados de verdad ( Munarriz entre otros pero "se chirriaron" ya que cayó con ganas).
    Entre la merienda y el aguacero no se le valoro suficientemente lo que hizo.Saludó en los medios.
    Pepe Moral, despegado y sin interés en el insulso segundo...Salvo las verónicas.
    Y salió el tercero y al pobre Gonzalo lo desbordó. No lo pudo parar y acabo como una bailarina sin poder acoplarse y dominar al santacoloma que pedía muleta poderosa ( Maestro Damaso o Ruiz Miguel por ejemplo).
    Entro a matar, con el toro "crudo" ( las lidias insisto fueron astrosas) y le empitonaos de manera fea, ensañándose en el suelo. Se lo llevaron en volandas, hecho un pelele ( no sabía que ara Abellàn, el del polo rosa que se tiro al ruedo a llevárselo en brazos, dando la espalda al morlaco). Eso es valor y compañerismo ¡Te honra Miguel!
    Salió en chaval como un Ecce Homo, sin chaquetilla, descalzo, aturdido, desmadejado, cojeando y cogido en el glúteo, a matar a su oponente... Y lo hizo. RegulaR y tras tres descabellos... Pero un valiente, con semejante paliza y cogida, y rebozado en sangre del toro y propia, lo despeñó. De agradecer el comportamiento y pundonor de Caballero. No salió de la enfermería y Eugenio, como director de lidia, tuvo que despachar al barrabas que cerró el festejo. Un manso de libro.
    El quinto cayó en manos de Pepe Moral. Era "un buen mozo". Veleto, armado con dos pavorosas guadañas y como el resto del encierro pésimamente lidiado.Pero los toros son un arcano y se quedó suave para la muleta, con un pitón izquierdo que supo explotar Moral con bellos naturales lentos y hondos. El aguacero había remitido. Faena variada que emborronó con un sablazo en el brazuelo en un metí saca que le perdonaron, dándole una orejilla de las de Pamplona.
    Más allá del horrible sablazo no seré yo quien se la discuta, ya que no es lo mismo cortársela a un Escolar que a la tonta del bote.
    Y eso fue casi todo. Palco más serio ayer, con Fernado Moreno de asesor, que de esto sabe.
    Saludos desde Pamplona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La valentía de Caballero roza la temeridad, como hemos comentado ya en nuestro blog:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2015/05/feria-de-san-isidro-2015-novillada.html

      Tuvo un gesto de torero parecido al de ayer en Madrid cuando llevaba no una sino dos cornadas:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2016/05/feria-de-san-isidro-4-por-fin-unos.html

      Mora siempre intenta torear con verdad, el año pasado lo hizo en esta misma plaza pero ¿cuántas corridas lleva este año?

      A ver qué hace Pepe Moral en Céret con los miuras. Es un torero al que por lo menos yo espero con interés. Véase aquí la curiosidad de que se monta en el hotel una auténtica capilla con decenas de estampas:

      https://twitter.com/pepemoraltorero?lang=es

      Saludos.

      Eliminar
  4. Pues a mi la de Cebada no me disgustó y la de Escolar me gusto más. Exigente, con sentido, aunque faltó poder y empuje en el caballo pero fue una corrida de toros con mucho que torear. Le dieron en el caballo más que en toda la feria de San Isidro (barrenando, carioca, tasero...)

    De Mora (que vino en chándal y mascando chicle) parecía que venía obligado, ni la dejó puesta, ni se quedó quieto, que poco compromiso y falta de actitud. Caballero...cuando hay que torear y no es suficiente meter riñones y hacer el Don Tancredo... ("la quietud tapa muchos defectos" Morante dixit) desbordado como dice el compañero. Me gustó Moral, compremetido, con ganas, templado, aunque algo ventajista.

    Cebada, Escolar, Puerto de San Lorenzo y Miura. No os quejeis tanto navarricos, no está nada mal la feria... como coja la plaza Matilla o Casas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Joan. Estoy de acuerdo con Ud, en varias cosas: sobre el papel, y aparentemente las ganaderías irreprochables. Pero ¡faltaría más! que no pudiéramos quejarnos. Esto se llama pomposa y rimbombantemente la Feria del Toro y eso, sencillamente obliga...De acuerdo con Ud: La corrida de Cebada preciosa de capas, laminas pelos... con trapío adecuado, hasta que el bobo del Palco, decidió devolver antirreglamentariamente el quinto, y nos sacan de sobrero indecente ("Taxista" Nº 1 de los Herederos de S. Cebada), impropio de esta plaza, escurrido, esmirriado, una sardina, un zapato, un gato, que los veterinarios habían dejado pasar solo porque llevaba un par de velas pavorosas. Claro que nos quejamos, que se mantuviese por el contrario el tullido tercero, y claro que nos quejamos de lo blandos que fueron los Cebadas (muchos claudicantes de remos)si bien estoy de acuerdo con Ud que les dieron los de "la acorazada de picar" hasta en el cielo del paladar...Y como siempre de manera aviesa, sin dosificar y con puyazos alevosos, traseros y caídos en el brazuelo. Claro que nos quejamos ¡faltaría!
      A mí también me gustó la corrida de Escolar. El aguacero deslució una faena aseada de Eugenio de Mora y salió un magnifico toro, que hizo 5º, el Nº 25 "Sevillano", una preciosidad cárdeno oscuro, armado con dos guadañas y con un pitón izquierdo de ensueño. No mereció el astroso metisaca en el brazuelo que le recetó Pepe Moral.
      Rafael yo llevo en el abono (cada vez más miope) de la grada del 1 desde hace más de treinta años, jamás he ido a sol. Detesto las Peñas.Para mí la posición donde queda la espada es FUNDAMENTAL... Es tan importante el cómo se ejecuta la suerte suprema, como la colocación de la espada. Pero hay veces que defectos de colocación no se ven bien (sin prismáticos y desde una grada, ya que divisa y garapullos "tapan" la posición exacta).Y para los amantes de la casquería (orejas, deben tener en cuenta una palabra que aparece en el Reglamento antes de la estocada "fundamentalmente", para poder ser concedida a más de otras condiciones.

      Eliminar
  5. Finalmente vamos con lo de ayer, día 9, resumidamente. Sacaron una bueyada, para uncir a la carreta. Verdaderos mulos, acémilas hasta decir basta. Atacaos de kilos los Atanasios-Lisardos eran baúles que derrocharon mansedumbre a raudales.
    Con más de 100 kg que los escolares, y les atizaron menos los del castoreño. El primero un mulo, con dos guadañas pavorosas, espero a Saugar (de la gran dinastía de los Pirris) y le arreo un cornalón de los que te salvas en Pamplona... Aquí está ese ángel que se llama Dr. Hidalgo y su equipo, y aun así la operación fue complicada ya que lo engancho en el bajo vientre. Casi todos los mansazos del Puerto de la Calderilla murieron en chiqueros, que era donde estaban cómodos, en la querencia, y fueron infumables... si todo lo que tienen es así, mejor que lo hagan salchichón...
    Curro estuvo ausente, y Ureña dio unas verónicas bonitas. La faena al segundo fue efectista y para esta plaza de talanqueras y publico verbenero (estatuarios, trapazos mil con el pico en los derechazos, nada con la de verdá, la zurda, y un sablazo traserísimo al uso). Resultado orejilla de Pamplona.
    Salió el sexto (el Usain Bolt del encierro) el castaño Huracán Nº 42. Este era de Aldeanueva, nada que ver con la basura que nos habían mandado de Atanasio-Lisardo. Resulto una monjita de la caridad. Blandito, pero más bueno que el pan. Garrido decidió hacer una faena bastorra. Le dio como un repente y comenzó la faena de rodillas, dando media docena de trapazos que la monjita acepto con resignación cristiana. Continuó con una faenucha llena de extraños pases que imagino que el pobre Huracán pensará ahora en el cielo de los toros, que como se puede ser tan zafio ante alguien tan bondadoso que solo quiere entregarle "las peluas" (que diría Jesulín. Tras tundirlo a mantazos, le pego un pinchazo en los bajos, y entro otra vez a matar dejando una estocada tendida... Cuando me iba vi que le habían regalado también otra oreja...
    Saludos desde Pamplona.

    ResponderEliminar
  6. No estoy de acuerdo con lo que Ignacio vió en la corrida.Yo vi una corrida mansa pero interesante en su conjunto,con dificultades y muy variada desde el más manso primero hasta la hermanita de la caridad sexto , con un quinto con gran poder quje causo el pánico entre los matadores. Sin ser una gran corrida si muy interesante y muy en tipo de los Atanasios.
    Un saludo de Iñaki

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iñaki efectivamente el quinto fue un bravucón, que pegaba arreones de manso y así se picó. A base de arreones...Características de los mansos de libro.
      Además abastos ( eso sí es propio de Atanasio) y todos buscando la querencia donde la mayoría murieron...
      Que al peonaje le entro canguelo con el quinto, lógico. Hasta para matarlo tuvieron que pasar las de Caín, desarmando a varios peones y con Ureña con los papeles perdidos...
      Si eso gusta me parece muy respetable, a mí el género mular me gusta mas verlo uncido al arado o al carro...
      Y el último, el de Aldeanueva, una hermana de la caridad al que el tal Garrido le hizo una faena propia de Consuegra, arrimones y circulares incluidos. Matándolo fatal y a semejante faena ha esta "docta" plaza lo premia con una oreja...
      Pero vamos si a Ud le gustó el espectáculo y disfrutó, pues me alegro infinito por Ud.
      Aquí hemos visto años los Atanasios de Dña Dolores y aún siendo abastos, casi todos mansos, poderosos la mayoría, tuvieron un interés que yo desde luego no vi ayer para nada...
      A mí la corrida de ayer en 5/6 partes me pareció un petardo infumable, y el sexto una pena que cayera en semejantes manos. Me hubiera gustado que le hubiera tocado a Curro.
      Pero lo dicho si Ud se divirtió pues santo y bueno. Como decía Curro (Romero) aquí uno viene a disfrutar...y cada cual lo hace como le gusta, y a mí las bueyadas no me van.
      Saludos cordiales

      Eliminar
  7. Por supuesto las orejas ridículas. Y la última faena se podía haber hecho en cualquier plaza de pueblo pero matando a la segunda y con un espadazo tendido y trasero igual no se la hubieran dado

    ResponderEliminar
  8. Disculpas por el maldito corrector que juega "malas pasadas"...
    Abanto, lo convierte en "abasto"
    Y alguna preposición la convierte en forma verbal auxiliar. En fin...

    ResponderEliminar
  9. UNO.
    Comencemos por el principio sobre la corrida de ayer, día 10, en la Monumental pamplonesa. Fuente Ymbro, Padilla, el Fandi, y Escribano.
    Presidió una señora concejala del PSN, de cuyo nombre no quiero acordarme, y los asesores fueron Fernando Moreno (artístico) y Miguel A. Martínez (veterinario).
    Artículo 81.2 del Reglamento Taurino de Navarra (Decreto Foral 249/1992, de 29 de junio). Copio textualmente:
    Artículo 81. Devolución de reses
    2. Cuando una res se inutilizara durante su lidia y tuviere que ser apuntillada, no será sustituida por ninguna otra.
    Salió el primer toro, Soplón, Nº 82, colorado de 515 kg…
    Un dije, una preciosidad. Lo citaron arteramente desde el burladero de los Tendidos 1y 9. Cruzó como un obús el diámetro del ruedo y se dio un topetazo descomunal. Se parte el cuerno derecho por la mazorca y se queda trascordado por el topetazo. La Sra. Presidenta que se había leído un libro de autoayuda (confesión propia en la entrevista de diario de Navarra) algo a si: “Como ver una corrida de toros” saco el pañuelo verde como un rayo, mientras Soplón andaba trastabillado. Tardaron en retirarlo y daba dolor de corazón que un toro tan bonito, tan armónico, que ha costado cinco años criarlo acabe así (apuntillado en los corrales). Deberían multar al que cita alevosamente y destroza tanto esfuerzo y trabajo con su inconsciencia…
    Como había dudas, Fernando Moreno volvió a sacar el pañuelo verde, para incumplir el Reglamento y devolverlo ANTIRREGLAMENTARIAMENTE. Para la cuadrilla que mora en el Palco: “Los Reglamentos están para cumplirse, o para cambiarse… pero no para “saltárselos a la torera”. Había que haber pasado directamente al segundo toro (de “el Fandi”)…
    Pueden aprovechar que ahora que la nueva Consejera de Interior (la Bruja Avería) esta manejando el modificar el reglamento Navarro, dejarlo reducido a un artículo único, cuya redacción les propongo: “La Presidencia hará en todo momento, y en cualquier circunstancia, lo que le pase por el arco del triunfo”… y ya está. Muerto el perro se acabó la rabia.
    Ya había pasado el día 7, con el quinto toro, en el que el tonteras del Alcalde Asirón hizo lo propio, pero este es especialista en hacer “lo que se le pasa…” sobre todo si tiene un Informe.
    Hablando de legislación y legalidad: en circunstancias dramáticas, y ante el “problema secesionista catalán” (en 1934, se resolvió sin mayores problemas, cuando la Republica lo tuvo claro, declarando el Estado de guerra). Ahora Tancredo Rajoy, no quiere leerse e ignorar, los artículos 2º y 8º de esa Constitución que tanto juran y aman (yo vote en contra en 1978) y menos aplicarla… y claro a si le va a la pobre Expaña, como a la Feria del Toro, de capa caída.

    ResponderEliminar
  10. DOS.
    En lo estrictamente taurino. Una vez que nos despenaron el precioso Soplón, nos sacaron un sobrero “Señorío” Nº 101, feo y basto. Padilla lo destrozó en el caballo, con un puyazo traserísimo brutal que lo dejó “pal tinte”. Montaron el numerito de las banderillas. Parearon horrorosamente mal, a toro pasado, traseros, caídos y para rematarla con ese esperpento del rejoneo que es “el violín”.
    Padilla está para sopitas y buen vino. Pasando el platillo. Desde el respeto que me merece quien se viste de luces, le aconsejaría que no se vistiese de luces “de Despeñaperros p´arriba”. Sería de agradecer, da mucha pena verlo naufragar y hacer lo que hizo ayer… parearon infinitamente mejor sus peones en el 4º. ¿Formidable, do moras?
    Al Fandi (que ya sabemos que no es un dechado de elegancia) le tocó en segundo lugar una tora con unas astas descomunales, y como embestía la bulto y se colaba, se lo quitó de encima. En el quinto, con cornamenta veleta, vuelta, de lira… le montó el numerito de las banderilla (un hibrido entre el Soro y Galán) que tanto gusta en esta exquisita plaza. Lo demás vulgar y sin interés alguno.
    Escribano cuidó tanto a su primero, que no lo picó. Lavar y marcar en dos entradas al penco. No sangraba ni para un análisis de sangre. Hizo una faenita efectista y para las peñas, y tras dos pinchazos el torete se acostó. En el sexto dio un mitín con los aceros.
    En fin la nada de nuevo. Toros blandos, con leña arriba, que vienen picados del campo (salvo Padilla que los masacró). Palco para hacer llorar (¿qué hace ahí el veterinario?) y la Feria del Toro se va yendo por el desagüe. Ya falta menos ¡Hoy Cayetano! ¡Ele!
    Saludos desde Pamplona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le confesaré que yo no hubiera ido ni a esa corrida ni a la de hoy aunque me regalasen una barrera lejos de las peñas.

      Saludos y gracias por su comentario.

      Eliminar
    2. Por no cansar, del día 11, poco que decir... Llegó Jandilla ¡la maravilla de starlux!
      No hubo primer tercio, vinieron picados del campo directamente.
      Bondadosos, bobalicones, colaboradores, a mayor gloria de las figurillas (Perera, Cayetano, Roca Rey).
      Triunfo total. Cayetano puerta grande (se la querían dar ya en su primer toro, por cierto impresentable para la Feria del Toro, con trapío todo lo más de novillote). Por fin se la dieron en el quinto, regalandole una oreja, tras un pinchazo, media trasera y tendida y dos descabellos...
      Roca hizo lo que hace y sabe. Nadie le puede negar un valor suicida, y que pisa unos terrenos comprometidos. Torear no torea hace repetitivamente siempre lo mismo, tremendismo en estado puro, y ponerse las telas en la parte trasera en todas las formas imaginables. Pero le cuela...
      El jabonero sucio, aleonado, precioso que hizo sexto, lo mando al hule al entrar a matar y partirse el estoque (dejó media enterrada).
      La mejor faena, la de Perera, al cuarto (el del bocadillo) y la plaza a lo suyo, a las magras y al ajoarriero.Ni se enteraron.

      Histerias con Cayetano de la Sección Femenina (la corrida empezó cinco minutos tarde, ya que el paseillo no salía, y los alguacilillos esperando).Locura de los fotógrafos ¿Para qué querrán tanta foto?
      Empezó el monoencaste, y arribó la borreguilla de Norit a la Feria del Toro.
      Hoy Victoriano del Río, más de lo mismo...
      Saludos desde Pamplona

      Eliminar
  11. Envío el comentario a la entrada siguiente porque ha llegado justo cuando acababa de publicarla. Saludos.

    ResponderEliminar