Follow by Email

lunes, 15 de julio de 2013


CERET, 2013. Domingo: PALHA Y ESCOLAR


1.       PALHA. Muy entretenida corrida, la más barata de las tres (24.000 euros). Se ve que la ADAC, de viaje por Portugal, no tenía intención de traerla pero Folque los metió en la finca y es difícil resistirse al portugués, capaz de venderle un bikini a la mujer de un esquimal.

Muy desiguales de presentación, todos duros para morir y mostrando un tranco excelente. A ver si en la extraña mezcla que tiene en su finca tendrá también metido ahí puro Murube.


Iván García, que torea poco, estuvo con ganas de agradar en el primero, poniéndolo largo. Los Palha estaban como locos por irse al caballo y dio gusto verlos galopar. En su segundo, pasado claramente de kilos y nacido en agosto de 2007 –sumen ustedes- se encontró con un toro bravo que hizo una pelea correcta en el caballo arrancándose de lejos y que tuvo casta en la muleta porque lo cuidó en el primer tercio (a estas alturas ya se habían dado cuenta los coletudos de que no era necesario masacrarlos en el caballo como hicieron con los tres primeros). El toro le superó y el presidente del Bocho va y por su cuenta le dio una vuelta al ruedo al toro. Luego iba diciendo que por comparación a los otros se la merecía. Menudo argumento, si realmente  dijo esta memez, queda descalificado hasta para presidir en una portátil. García fue pitado, menudo papelón.

El primer toro de Escribano, rebarbo y calzado, era de dos orejas pero el ‘maestro’ mando al picador que lo asesinara. Así de claro lo vimos y así lo decimos. Luego el toro en la muleta duró menos de lo debido y encima pedía distancia. Escribano lo ahogó. Un desastre.
En su segundo, hizo un buen tercio de banderillas con un par del violín con gran exposición. Estuvo desangelado, parecía que no le gustase torear por la mañana.


El primero de Aguilar derribó pero con mal estilo de manso.
El de Miraflores tiene esa forma de torear forzando la postura, gritando al toro… Podría curarse viendo vídeos de Pepe Luis Vázquez padre (incluso hijo) y de Rafael Ortega, así entendería que en el toreo la naturalidad es un mérito. Pero es torero que goza de predicamento en el sur de Francia y tras pinchazo y estocada le dieron una oreja.



En el sexto, el de más trapío, no pudo hacer nada porque el toro manseó y se paró. Le recetó una media lagartijera auténtica que hizo rodar al toro –no como la de Robleño por la tarde que, al ser trasera, no hizo daño al toro a pesar de los aspavientos del torero y, por tanto, no fue lagartijera sino trasera-.

2.      ESCOLAR. Desiguales de presencia, con poca cara, alguno terciado en exceso –los pesos que publicaron parecían calculados a ojo-. Toda la tarde se picó trasero de forma desesperante. Corrida muy toreable que cumplió a secas en el caballo.




                  Por cierto, los únicos toros que vimos astillarse rápidamente fueron tres de los de Escolar.


Robleño no quiso ni ver a su primero, desconfiado y dubitativo. Muy mal. En su segundo se despertó. Ahora no dudó. El toro era buenísimo por el pitón izquierdo pero como todos vienen con la faena del hotel empezó con la derecha hasta que después de un rato, con la izquierda le sacó unos naturales de mérito, el mejor toreo que se ha visto en la Feria. Media trasera como dijimos antes, descabello y oreja con gestos previos del torero más propios de un futbolista tras un gol que de un hombre serio.
Fernando Cruz, un alma en pena, a la deriva toda la tarde, medroso y sin sitio, una pena. Pero no dio pena en su primero con un feísimo gesto. Resulta que Iturralde, tras picar trasero le quitó la puya al toro y la apoyó en el suelo. Desde nuestra localidad vimos claramente cómo Cruz le gritó ‘¡dale!’. Iturralde volvió a ponerse la pica en ristre y castigó al de Escolar aguantando la bronca del respetable. Y entonces, Cruz, empezó a bracear diciéndole que levantase el palo. ¿A quién querías engañar, Fernandito? Penoso y vergonzoso. Su segundo cortaba con un cuchillo por el pitón derecho y Cruz, otro que viene con la faena del hotel, se echó la muleta a la derecha y, lógicamente, al segundo viaje el toro lo enganchó y en la arena lo tuvo a su merced. Le perdonó la vida, tal como lo decimos. Esa mala suerte que ha tenido Cruz con cornadas de caballo aquí fue todo lo contrario. Siguió con la derecha y cada dos pases era un ay permanente. Al final le dieron palmas por el momento de apuro. Paupérrimo balance, va por mal camino.

Rubén Pinar no le dudó al tercero y, bien aconsejado desde el callejón hizo lo que hay que hacer a lo de santacoloma: no dudar, la muleta en la cara siempre y que el toro vea quién manda. Si lo haces así, que no es fácil, esos toros se entregan (le enseñó el camino a Robleño para su segundo). Fue aplaudido pero su sexto fue devuelto por dos de San Román, un primero devuelto y un segundo que fue manso y parado, nada que hacer.


 La bella muerte del último de la Feria, de San Román.
 Saludos desde Tarragona. Rafa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario