Follow by Email

martes, 18 de agosto de 2015

FERIA DE TAFALLA, 2015: CARRIQUIRI

      LA MONA VESTIDA DE SEDA

Ojo, no se equivoquen, que no eran monas, todo lo contrario. Tres toros habían estado en Madrid. La presentación fue de plaza de primera, con alguno incluso pasado de kilos. Decimos lo del vestido de seda porque su comportamiento no hizo honor a la lámina que tenían.

Los dos más aprovechables, los de El Capea. El sexto, un marrajo con peligro sordo y los demás, parados y con poco poder. En el caballo, nada de nada excepto el sexto, único que peleó decentemente. Sí reconoceremos que fueron duros a la hora de morir.

Cuando volvamos a casa les pondremos las fotos para que disfruten con el trapío de alguno de los ejemplares, ya verán.


JAVIER CASTAÑO. Desastroso al poner los toros en el caballo. Como lo oyen, nosotros nos frotábamos los ojos, una actitud indignante.

Su primero no tenía ni fuerza ni casta y la faena no tuvo ningún interés, encima con el toro punteándole constantemente la muleta. Se perfiló mal y cobró una estocada trasera que le valió una orejica muy baratica.

Su segundo, uno de los de Madrid, denotó de inicio que no valdría para gran cosa. Así fue, compitieron Castaño y 'Viñatero' en sosería y salió ganando Castaño porque, a base de torear mal, encima lo descompuso. Eso le valió un gañafón y dos desarmes.

Se volvió a perfilar fuera de la suerte y, al entrar, se quedaba en mitad de la misma de forma incomprensible. Tres pinchazos malos y tendidísima trasera. Castaño ¡mal! Y no te perdonamos tu total y absoluto desinterés en el primer tercio, que sea la última vez.

EL CAPEA. Le tocaron los dos toros más aprovechables, como decíamos antes. Su primero, de gran trapío, fue fatalmente puesto en suerte en el caballo, otro desastre a sumar al de Castaño. No dominó al toro aunque lo intentó con la izquierda ya de inicio de forma sorprendente. Ahogó la embestida a un toro que pedía más distancia y dio un sainete a la hora de matar con, entre dos pinchazos, una horrible tendida haciendo guardia escandalosamente y una contraria ¡en el brazuelo!, imagínensela aunque cuesta de creer.

Su segundo, ensillado y engallado de salida, embistió con cierto gas y aquí a El Capea se le vio más a gusto aunque al hilo del pitón y perfilero. Hizo un par de desplantes pueblerinos para intentar arrancar una oreja pero mató mal. Con gran desfachatez, se pegó un vuelta al ruedo por su cuenta.


FOTO: https://ahorazonamedia.com  Los Carriquiri en el encierro matinal

PEREZ MOTA. Repitió su terno fucsia que le llevó a ser el triunfador el año pasado. Muy buena disposición toda la tarde intentando hacer las cosas bien y, además, en ningún momento observamos que acusase el que los toros este año le hayan pegado a base de bien.

Se vio claramente que el primero no iba a durar nada y así fue. Por eso, al alargar la faena, se puso pesado pero atención porque propinó la estocada de la feria, excelente de ejecución y de colocación (acompañada de pinchazo y 3 descabellos). Ya les buscaremos la foto.

Y cuidado porque a última hora salió 'Flautista', el único que dio la talla en el caballo y que recibió duro por su osadía. Vimos los dos mejores pares de la feria y de muchas ferias a cargo del que queremos creer que era el hermano de Pérez Mota: SENSACIONALES los dos, con el tal 'Flautista' echándole la cara al pecho. Pocas veces nos hemos puesto en pie para aplaudir y esta ha sido una de ellas.

En la muleta quizás necesitaba un severo castigo al principio para ponerlo en su sitio. Mota no lo hizo pero se cruzó y enseñó el muslo cosa que casi le vale un disgusto porque el toro desarrolló gran sentido y se puso muy violento. La faena se siguió con mucho interés porque se mascaba la tragedia.

Tuvo más peligro este 'Flautista' que toda la corrida de Saltillo. Al final, dos pinchazos hondos y rinconera con degüello que puso fin a la pesadilla que pasó Mota pero siempre, eso sí, intentando hacer las cosas bien, algo que, en los tiempos que corren, le agradecemos profundamente.

¿Entienden mejor el título de nuestra entrada ahora? Bonitas láminas, toros con cuajo y con romana pero después...poca cosa como hemos intentado contarles. Tarjeta amarilla para Castaño por lo dicho del primer tercio y seguimos con ganas de ver a un torero como Pérez Mota que se esfuerza por cumplir con su oficio como Dios manda ¡Qué pocos hay de esos hoy en día!

Saludos cordiales desde Tafalla. Rafa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario