Follow by Email

viernes, 14 de agosto de 2015

MANZANARES: COGIDO DOS VECES EN UN MINUTO
  
Fue en la Feria de San Sebastián. Y se quedó la cosa sólo en dos volteretas porque tuvo mucha suerte. La primera fue por confiarse y la segunda, por destorear. Pueden ver toda la secuencia de lo que comentaremos a partir del minuto 40' en este vídeo.
 
El toro era este 'Barbacana' carifosco de Torrestrella, 535 kilos:
 
 
Era blandito y mansurrón.  En el caballo, Manzanares lo puso muy bien en suerte, que conste. En el primer puyazo estuvo de visita y se marchó suelto. En el segundo, cabeceó a gusto y nuevamente huyó suelto. Barroso dio un recital de picar trasero entre las alabanzas del trío de comentaristas (?).
 
Como el toro no se había empleado, héteme aquí que en en banderillas se vino arriba y en la muleta acudió presto al cite, rebrincadito y recortando por el izquierdo:
 
 
Manzanares había hecho un correcto inicio doblándose por abajo pero, acostumbrado a torear monas, se confió demasiado por el derecho en este momento: 
 
 
Pone la pierna de salida escondida, muestra la figura exageradamente de perfil y cita con el pico esperando que el toro no se fije en él. Pero como lo de Torrestrella aún guarda un fondo de casta que las ganaderías preferidas de las figuras han perdido, el toro lo vio y le pegó la primera voltereta. Esta que ven abajo:
 
 
Tuvo mucha suerte porque el toro lo encuna por detrás de la rodilla sin herirle. Creemos que simplemente fue un problema de exceso de confianza (lo pueden ver en el 49'42'' del citado vídeo).
 
Pero la segunda voltereta, justo un minuto después (véanla en el 50'42'') sobreviene por destorear un toro que no es tonto. Observen la postura tan heterodoxa de Manzanares en el pase que provocará la cogida. Vean dónde está la pierna de salida, observen dónde apuntan las zapatillas, fíjense en el torso torcido del diestro y en la poca naturalidad del muletazo. Pero, sobre todo, pongan atención en el pico de la muleta:
 
 
Es el ejemplo típico del destoreo moderno que hemos intentado denunciar varias veces en nuestro modesto blog (recuerden aquí hace un año y después aquí hablando de Perera). Ese tiovivo ridículo de ir ligando falsamente los pases echándose el toro afuera, abusando del pico y 'apartándose' de la embestida del toro en lugar de ganarle terreno se puede aplicar fácilmente al torillo bobalicón que va y viene con gran docilidad. 
 
Pero este de Torrestrella se acordó de sus antepasados y no hizo caso del pico sino que se fue a por la pierna del matador propinándole la segunda voltereta en un minuto, esta de abajo:
 
 
 Volvió a tener suerte Manzanares porque el toro lo encunó de nuevo sin hacer presa en la pierna ¿Se dan cuenta ustedes? A un toro mínimamente encastado no se le puede destorear al uso porque por muy de perfil que estés, al abusar exageradamente del pico, te confías y el toro, cuando te ve, se va a por ti.
 
Si el animal es una chota atontada, no hay problema, puedes dejarte llevar tranquilamente sabiendo que al mínimo toque con el pico te lo quitas de encima. Con el de Torrestrella, la trampa no valió.
 
 
Mención aparte merece el trío de comentaristas, de un triunfalismo que causaba vergüenza ajena. Con Ponce, parecían más contentos ellos tras la concesión de la oreja que el propio diestro. A los dos de TVE ya los conocemos pero fue especialmente triste ver a un Dávila Miura superando a los otros en euforia  absurda, con expresiones totalmente inadecuadas a nuestro entender ('pero ¿a qué espera este hombre para tocar la música?', '¡bieeeeen!', '¿por qué no piden la oreja?', 'vamos a darla ¡hombre!', etc.)
 
No sabemos qué les pasa a los toreros retirados cuando hacen de comentaristas. El propio Chenel daba pena cuando el matador se perfilaba para la estocada diciendo '¡vamos a reventarlo!' Y de Ruiz Miguel ¿qué vamos a decir? Mejor guardar un avergonzado silencio.
 
Y cuidado con Torrestrella porque la corrida, sin ser nada del otro mundo ni demostrar ningún poder en el caballo, sacó un picante que no habrá gustado nada a nuestras figuritas. Si Álvaro Domecq pensaba volver a las grandes ferias anunciado en los carteles de relumbrón, me temo que con lo que se vio ayer en Illumbe, seguirá en el ostracismo.
 
'Estos toros han pedido el carnet' dijo Ponce al acabar. Y todos sabemos que nuestras queridas figuras no están por la labor de enseñar carnets de ningún tipo.
 
Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.
 
FOTO: www.feriadeltoro.net. Torrestrellas en Pamplona (2011). Alguno vio sospechoso de pitones al que está detrás del burraco.
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario