Follow by Email

domingo, 30 de agosto de 2015

URDIALES EN BILBAO: SÍ Y NO

FERIA DE BILBAO, 2015:

         ALCURRUCÉN
Sí por el temple y el empaque que demostró en varios momentos. Y sí, también, por una tanda de toreo de verdad a su segundo.
No porque lo que tenía delante eran torillos de mazapán, colaboradores, artistas, comerciales, pongan ustedes el adjetivo que quieran. Los taurinos se ponen de acuerdo todos en decir que estos  son 'toros con calidad'. No sabemos muy bien a qué se refieren. Suponemos que la calidad implica que no hace falta dominarlos y que se puede torear de salón sin ninguna emoción para el espectador ni peligro para el torero (¿a ustedes se les ocurriría hablar de una chica y decir que 'tiene calidad'? Y si tenemos alguna amable lectora, que invierta la frase a su gusto).
Y sobre todo no porque en su primero destoreó a gusto exactamente igual que nuestras queridas figuras. Y, en fin, no porque la estocada al segundo cayó trasera y contraria.
Pueden seguir nuestra modesta argumentación en este vídeo y, como siempre, les pondremos el minutaje para que comprueben las secuencias y no se dejen llevar por nuestra congelación de imagen.
A partir del 0'5'' le vemos en su primero con la pierna atrás, descolocándose y toreando fuera de cacho:
En esta segunda imagen apreciamos exactamente el momento en que echa la pierna atrás 'escondiéndose' del toro, vean que no hay ninguna diferencia con lo que criticamos tantas veces a nuestras figuras:
Se aprecia también en los pases por alto que Urdiales está a años luz de Ponce o El Juli. En Urdiales el pase por alto con que remata es poco menos que un mantazo donde lleva el toro sin torear. Eso sí, la estocada es muy correcta, mucho mejor que la que recetó a su segundo. Pero Urdiales cierra los ojos en el momento del embroque, recordemos lo que decíamos aquí de los toreros valientes (y se lo aplicábamos casi a un anciano):
Su segundo es un torillo muy bonito de lámina por fuera pero de mazapán por dentro, bobalicón hasta la exasperación. Urdiales empieza destoreando igual que en su primero, observen aquí 'huyendo' del toro (a partir de 2'02''):
Recalcamos todo esto porque sabemos que alguna de nuestras queridas figuras, al ver las imágenes pensará 'pero si éste destorea igual que nosotros, no sé a qué vienen tantas loas'.
Pero atención porque en un momento dado se pone a torear de verdad, es a partir del 2'30'' del vídeo:
Ahí Urdiales se pone en el terreno del toro, no se esconde, presenta la muleta plana, echa la pierna adelante y arriesga. Como, además, torea con temple,  corre la mano con gusto y el conjunto es de gran empaque, decíamos al principio que había sido un destello de toreo de verdad. Pero todo sucede ante un toro que no es de verdad, que es un amiguete empalagoso hasta decir basta.
Es curioso que en el 2'44'' Urdiales no quiere rematar la tanda con el obligado de pecho e improvisa un cambio de mano y pasa a agarrarse feísimamente del lomo del toro. Igual no tiene confianza en el pase de pecho o directamente le da miedo, como decían que le pasaba a Manolete.
Y ¿qué me dice de la estocada, Matías? Si queremos mantener el criterio y ser serios en la concesión de trofeos, esta de Urdiales cae trasera y contraria. No es tan violentamente fea de ejecución como la de El Juli ni pierde la muleta pero cae defectuosa. Además, el diestro se perfila demasiado lejos para nuestro gusto:
Y encima entra excesivamente rápido, sin dejarse ver. Insistimos en que la estocada cae defectuosa, lo pueden apreciar mejor en el 3'00'' que en nuestra congelación de imagen (y por ahí leemos 'estocada magnífica'...):
En resumen, diremos que en el primer toro de Urdiales la oreja sobraba a nuestro modesto entender. Y en el segundo, quien esto firma jamás pediría una oreja por torear a un torete de hojaldre que va y viene bobaliconamente. Y además con una estocada defectuosa. Ya pueden deducir ustedes lo que nos parece la concesión de estas dos orejas y en Bilbao.
¿Qué hubiesen hecho ayer Paula o Romero con este torillo? Es el sueño eterno de cualquier 'artista'. Nosotros lo respetamos, pero entendemos el toreo de otra manera. 
Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

2 comentarios:

  1. LA CLASE DE DIEGO URDIALES

    “Oro puro, Diego Urdiales, oro puro, . . . lo que vales.”

    Bilbao, la fiesta taurina,
    cartel, lujo, tercia fina,
    Plaza de categoría,
    “Vista Alegre”, de alegría.

    Diestro enorme, Diego Urdiales,
    sentando va sus reales,
    vistiendo de rioja y oro,
    buscó el triunfo más sonoro.

    Por Dios que ha estado bendito,
    fue su suerte “Favorito”,
    castaño, pardo pelaje,
    de garboso tonelaje.

    Guapo, el cuarto de la tarde,
    que la gloria, el cielo abre,
    noble, de buenas hechuras,
    con embestidas muy puras.

    Ganadería Alcurrucén,
    encaste al cien por cien,
    su divisa azul celeste
    y negro, nadie proteste.

    Capote, paño de liar,
    enseñándolo a humillar,
    dos visitas al caballo,
    banderillas, un desmayo.

    Faena, sabor añejo,
    rancia, como oliendo a viejo,
    muletazos, ambos lados,
    tersos toques, bien templados.

    Bravo astado que acomete,
    cambio mano, molinete,
    precioso pitón derecho,
    hermoso pase de pecho.

    “España Cañí”, se oía,
    Diego Urdiales se lucía,
    toreando así, despacito,
    quedo, lento, suavecito.

    Uno que otro trincherazo,
    clase, diestro,. . . torerazo,
    estoque que toca yema,
    sin puntilla, muerte plena.

    Ya lo entiendo, lo comprendo,
    el éxito fue tremendo,
    le ha costado, tanto, tanto,
    la emoción revienta en llanto.

    Viendo ese sueño cumplido,
    posándose en el estribo,
    después de una larga espera,
    ha mostrado fiel solera.

    Público, mucho aplaudía,
    ante el arte se rendía,
    gritando: ¡toro, torero!,
    apasionado, sincero.

    Dos orejas, Puerta Grande,
    un corazón que se expande,
    La Rioja luce radiante,
    por su Espada . . . tan brillante.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 29 de agosto del 2015
    Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
    Fotografia: Arjona, tomada de la Revista AplausoS.es (Semanario Taurino)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las alabanzas como la que usted tan amablemente nos adjunta supongo que menudearán hoy en la prensa especializada. Nosotros no hemos leído nada más que lo que de refilón hemos visto al insertar la referencia del vídeo. Tenemos la costumbre de escribir sin leer nada de lo que se diga por ahí, guiándonos sólo por nuestra impresión -siempre discutible, claro-.

      Pero ojo porque yo entenderé que los taurinos sobrecogedores aduladores de las figuras alaben hoy a Urdiales porque hizo cosas muy parecidas a las de las citadas figuras. Lo que no entenderé de ninguna manera es que los que niegan el pan y la sal a las figuras hoy idolatren al riojano. Ahí canta la gallina, por muy simpático que nos pueda caer Urdiales por lo que le ha costado llegar, por su carácter tímido o por lo que sea.
      Saludos cordiales al Distrito Federal.

      Eliminar