Follow by Email

sábado, 8 de agosto de 2015

HEREDEROS DE JACINTO ORTEGA:

LOS VERAGUAS DE LA ÉPOCA DE ISABEL II
 
O sea, casi sin jaboneros. Y es que don Jacinto Ortega Casado no tuvo predilección por los jaboneros y su ganadería, que conserva la sangre de Veragua, no tiene nada que ver con la que les mostrábamos aquí de Prieto de la Cal.
 
Y el título viene a cuento de que ese color empezó a menudear en lo de Veragua a partir de los hijos de 'Charrengue', un toro jabonero lidiado en Valencia en 1861 que resultó superior (insistamos en que el color lo transmitieron sus hijos y no él dado que murió en la plaza). Si a Isabel II la echaron Serrano y Prim en 1868, sería a partir de entonces cuando, con los nietos de 'Charrengue', empezase a abundar ese pelaje en este encaste.
 
Anteriormente, no era el predominante ni mucho menos, algo parecido a lo que les contábamos aquí del cárdeno en los saltillos.
 
 
 
Este pavo que ven sobre estas líneas es negro bragado. Y fíjense en las vacas porque, de lejos, no se ve ninguna jabonera, casi podríamos decir que parecen de Jandilla si no fuese por algunos accidentales blancos.
 
 
 
A don Jacinto tampoco le hacía mucha gracia lo berrendo y lo fue quitando también. No obstante, siguen saliendo en forma de salto atrás como esta maravilla de berrendo en castaño, alunarado y bocidorado:
 
 
Y aquí tienen un eral jabonero claro:
 
 
Pero vean este toro, que era negro zaíno. Todos hubiésemos perdido una apuesta diciendo que era un cuadri (yo, el primero):
 
 
Cuando nos acercamos a las vacas vemos esos accidentales blancos a que nos referíamos en esta preciosa colorada salpicada y caribella:
 
 
O esta colorada a secas aquí de perfil...
 
 
Y aquí, imponente, de frente:
 
 
No nos extrañaría que estuviese emparentada con este formidable 'Palanquero' que se corrió en las calles de Almassora el año pasado, vean:
 
 
 
La ganadería tiene una antigüedad no oficial de 101 años. Las pruebas de la Unión que llevó a cabo Antonio Mateos de Vera certificaron que el encaste es puro Veragua. Comenzó don Jacinto comprando animales a Celso Pellón, vecino de Villacarrillo, pero sabemos que Pellón ya tenía una mezcla curiosa con sementales de Ibarra, vacas de Adalid y algo de Conradi. En lo de Pellón habría muy poco castaño pero, hoy en día, salen algunos como éste que acabó en las calles de Alcora este mismo año:
 
 
En cambio, sí salen bastantes colorados ojinegros como este de la izquierda que es, además, meano y gargantillo. En cambio, el playero de la derecha es negro mulato:


Lo de Vázquez le vendría a Pellón de esas vacas de Juan Antonio Adalid. Ya saben ustedes que cuando Vázquez murió sin herederos, la vacada pasó a ser la Real de Fernando VII por un lado y lo de Concha y Sierra por otro. Pero antes el canónigo Hidalgo Barquero se hizo con dos toros con los que cubrió unas misteriosas vacas que no sabemos a ciencia cierta de quién eran. Esos animales pasaron a Joaquín Barrero y con el tiempo al citado Adalid. Allí había mucho berrendo en negro pero muy poco jabonero.
 
Hubo un 'Gazpachero', berrendo en castaño, con el que Barrero mejoró la ganadería y dio muchos hijos de esta pinta. Precisamente un toro de Adalid casi mata a Frascuelo cuando este lo desafió a caballo garrocha en mano (lo contaba aquí un blog amigo). Recuerden este berrendo en castaño que les enseñábamos antes:
 
 
La finca de los Ortega, 'Los Monasterios',  está en plena Sierra de Andújar. Tiene unas 1.200 hectáreas quebradísimas y salvajes donde los animales pastan a su antojo. Las vistas son fantásticas. La finca coge uno de los brazos del pantano de Baños debajo del altozano verde que se divisa en segundo término:
 
 
La tradición marca que muchos de estos veraguas acaben en las calles de Levante como les comentábamos aquí. Hay pueblos que vienen a buscarlos ininterrumpidamente desde hace más de cuarenta años. De un pueblo de Castellón vinieron por este pavo el año pasado pero hubo un problema:
 
 
Resulta que sus hermanos le pegaron y desapareció acobardado refugiándose en alguna majada de la finca. Se pensaron que estaría muerto en algún rincón porque no lo volvieron a ver más. Pues resulta que meses después reapareció y se reintegró a la manada.
 
 

Tienen unas 120 vacas para cuatro sementales (uno ha sido sacrificado en los últimos saneamientos). Este eral colorado, lucero, ojalado, gargantillo, rebarbo, bragado y meano corrido fue tentado hace pocos meses y es probable que se quede como semental:

 
 
Y aquí les presentamos a su madre, una de las vacas más prolíficas de la ganadería, de ahí su apariencia ya que está permanentemente criando hijos. Es colorada, lucera, bragada, meana, calzada de atrás y coliblanca:



 
 
Juan Ortega, torero e ingeniero agrónomo, aunque no sé si ya habrá acabado los estudios, es bisnieto de don Jacinto Ortega y sobrino-nieto del actual propietario. Vean en este reportaje qué bien se expresa explicando los entresijos de la ganadería. Tomó la alternativa hace un año en Pozoblanco pero nada que ver con los correosos toros de su familia: fueron unos torillos sin respeto de Zalduendo (alternaba con Ponce y Manzanares, ahora lo entienden ¿verdad?).
 
Hace dos años en Las Ventas, el presidente le negó la oreja del toro de El Montecillo que lo arrolló
 
Como han ido viendo, en esta ganadería salen toros de casi todas las pintas: negros, berrendos, colorados, algunos jaboneros, unos pocos cárdenos... Y con todos los accidentales que se puedan imaginar: rebarbos, salpicados, calceteros, luceros, rabicanos, ojinegros, girones, cinchados, coliblancos, carinegros o facados (como este negro lombardo de abajo que haría las delicias de Winston Churchill si recuerdan):
 
 
Como decimos, una ganadería única en España. Ortega dice en el citado reportaje que su bisabuelo compró animales tres veces: la ya comentada a Pellón (1914), una segunda al andujareño Santiago Ortega (1920) y la tercera al navero Diego Garrido (1941). Sería todo de Veragua pero a lo ya explicado de la mezcla de Pellón debemos añadir que Garrido tenía lo suyo, también originario de Pellón, mezclado con un semental de Tamarón.
 
 
Y en la UCTL verán que hablan de añadidos de Olea, Marqués de Cuyas, Rufo Serrano y Campos Varela. Aquí abajo, un cinqueño negro bragado, meano corrido y axiblanco:
 
 
Y véanlo desde otra perspectiva donde parece un toro diferente:
 
 
Para aclararnos, nada mejor que este escrito que encontramos aquí:
 
"Hola, buenas, mi nombre es Juan Ortega y soy hijo de Jacinto Ortega. Te respondo a tus preguntas sobre nuestra ganadería: actualmente creemos que la sangre predominante es por absorción la de Veragua puesto que desde hace ya muchísimos años no se ha mezclado, y te digo creemos porque aunque somos amantes acérrimos de este encaste nunca nos hemos preocupado en analizarlo. Pero he de comunicarte que para el próximo herradero veterinarios procedentes de la Unión se encargarán de hacer una serie de análisis que esperamos salgan afirmativo.
 
"En lo que respecta a los productos hemos pasado una época bastante complicada pero es ahora cuando el esfuerzo y las ganas se estan viendo algo recompensadas como tu bien has comentado sobre la becerrada lidiada en Ciudad Real. Bueno, y a tu pregunta sobre los pelajes decirte que seguimos teniendo esa gran diversidad (colorados, negros, chorreaos, berrendos...) pero sí es verdad que hemos perdido aquellas vacas jaboneras y cárdenas que un día existieron y que aún conservamos en el libro de mi abuelo. Un abrazo".
El texto es anterior a las pruebas que les comentábamos donde la UCTL certificó la pureza de Veragua. Ese libro de Don Jacinto que la familia conserva es el que Juan Ortega nos enseña en el reportaje:
 
 
Y, por cierto, el caso de Ortega es raro porque a sus estudios une su afición por el campo y no le duelen prendas en agarrarse a cualquiera de las faenas diarias, cosa que pocos toreros-ganaderos pueden decir. No sé si como torero le gustaría este ejemplar de aquí abajo. Ya saben que muchos toreros se fijan más en los riñones que en la cara del toro porque ahí dicen que está la fuerza de las cornadas. Este tío que ven aquí une sus dos velas a una grupa muy poderosa:
 
 
¿Se han fijado en que es rabicano? Hemos encontrado un cartel donde se anunciaban estos toros en Murcia nueve años después de la muerte de don Jacinto:
 
 
Lo dicho, una de las fincas más salvajes de España ubicada en medio de un parque natural y donde encontramos unos animales con una variedad genética única en el mundo. Y sin fundas, claro. También encontraremos la gran amabilidad de Juan Pablo, el mayoral, que acompaña de picador a Juanito Ortega.
 
Nos despedimos con este bonito colorado bociblanco, bragado, meano corrido, coletero y, aunque ustedes no lo vean, rebarbo:
 
 
Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.
 
 

8 comentarios:

  1. Jodo maño! Después de tantos días AFK pensaba que te había dado una miaja de apechusque y la habías roscado. Muy bonito el berrendo castaño. :*:*:*:*:*

    ResponderEliminar
  2. El AFK es porque hemos estado unos días fuera y la verdad es que buscar algunos datos sobre lo que tenía Pellón a principios de siglo ha sido bastante laborioso. No hay 'apechusque' que valga gracias a Dios, o sea que intentaremos seguir generando adicción al toro desde aquí.

    Ese berrendo en castaño es de los toros más bonitos que he visto en el campo. Quizá le falte un poco de grupa pero se tapa por la cara con esa cabeza, extraordinaria para exhibirla en el comedor de casa. Al fin y al cabo, en Las Ventas salen muchos toros con caras exageradas que son escurridos y nadie dice nada y, en cambio, saltan al ruedo otros con más trapío y menos cara y los protestan. Muchos no saben que el trapío no es sólo la cara pero me temo que ya no están a tiempo de aprender...

    Saludos cordiales y gracias por su preocupación por nuestra salud.

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes Rafa. Muy bonito todo, enhorabuena.
    Kaparra

    ResponderEliminar
  4. Gracias, la verdad es que transitar por aquella carretera entre La Carolina y Andújar es un gran placer. Tengo en la recámara otro pequeño reportaje de la última vez que estuve hace mes y medio. A ver si al final de verano lo ponemos.
    Lo que pasa ahora es que, como se ve en la foto de la finca, está la hierba agostada y queda todo amarillento. Nos comprometemos desde aquí a volver en primavera, para hacer esa misma foto con todo el campo verde.

    ResponderEliminar
  5. Ya que has estado por la zona de Jaén, a lo mejor sabes algo de la ganadería de Luis Ramirez. Llevo un cuatreño a mi pueblo de este hierro y viendo en internet procedencia y antigüedad, me quedan muchas dudas. Pone que la antiguedad es del 09/06/1777.
    Gracias por adelantado Rafa y excelente reportaje como siempre. Espectacular la ganadería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé mucho: que los propietarios tienen dos hierros, uno ese de Luis Ramírez y otro a nombre de Carmen Ramírez y Hermanos y que esa antigüedad debe de venir de que se inició con animales que compraron al prior de Castellar de Santisteban en el siglo XVIII.
      En la provincia de Jaén, si sumamos las ganaderías de bravo de las diferentes asociaciones, nos salen nada menos que 76 -aunque alguno como Jiménez Pasquau ha quitado los toros-.

      He leído que la ganadería se conoce aún como la de 'Luis El Pollo'. No sé si tendrá algo que ver con un matador de la época de Lagartijo y Frascuelo del mismo nombre (?).
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  6. Pues ya sabes mas que yo, gracias por la respuesta Rafa.

    ResponderEliminar
  7. El que conoce bien las ganaderías de la zona de Ramírez es Cristóbal García:
    http://www.montizon.es/export/sites/default/galerias/galeriaDescargas/municipios/Montizon/n_3_-_Montizon_Post_-_Agosto_2012.pdf

    ResponderEliminar