Follow by Email

sábado, 15 de agosto de 2015

FERIA DE TAFALLA, 2015: DOLORES AGUIRRE

¡CUATRO OREJAS Y UNA SALIDA A HOMBROS!

De Alberto Aguilar. Los dos primeros toros, mansos y descastados, hacían presagiar otra pesadilla como en Céret pero los otros cuatro mostraron fijeza en la muleta y empujaron las cabalgaduras a base de bien.

La desigual corrida de Aguirre tras correr el encierro por la mañana

Confiábamos en que los diestros luciesen los toros en el caballo pero nada de eso, siguen yendo a lo suyo, o sea, al monopuyazo criminal y, a ser posible, trasero. Eso sí, por primera vez se picó a contraquerencia en Tafalla.

Destacó el 41 Caracorta, con dos buenas varas metiendo los riñones y recibiendo un castigo más que asesino. En la muleta había que ganarle la partida y Aguilar estuvo a punto de perderla por rematar los primeros pases por alto. Cuando le bajó la mano el toro fue cediendo al sentirse dominado. Aún así, al final de la faena iba con la cabeza por las nubes pidiendo más pelea. 

AGUILAR. Muy bien dispuesto toda la tarde, sin importarle el viento que por momentos era muy molesto. A su primero lo toreó correctamente y sin sus gritos habituales. En un molinete que no venía a cuento el toro lo arrolló y casi le da un disgusto. Media trasera que el toro mismo se hundió hasta casi entera y oreja que no discutiremos.

Su subalterno David Olivares machacó a gusto este toro contra el burladero. Mostró tanta desfachatez como luego, en el segundo, excelente disposición en dos pares de banderillas.

El segundo de Aguilar, gran beneficiado en el sorteo, fue el citado Caracorta. Le arrancó pases de mérito y la batalla quedó en tablas, lo cual es meritorio porque muchos la hubiesen perdido. Mató de tendida desprendida y le dieron dos orejas, la segunda sobraba.

El primero derribó con estrépito




MARCO. Estuvo bravísimo porque el toro lo cogió dos veces. La primera sin consecuencias al principio de la faena y la segunda al final corneándolo en el muslo derecho. Se levantó manando sangre y se fue a matar al toro cojeando visiblemente. Un gesto de Torero con mayúsculas. A duras penas acabó con él y no dejó que lo llevasen en volandas sino que salió por su propio pie. Insistimos: Bravo por Marco. No pudo salir a matar su segundo.

ENCABO. Su primero no valía un duro, no tuvo nada que hacer. Eso sí, se desentendió de la suerte de varas en los tres toros que mató cuando en Céret le vimos preocuparse cuidadosamente de hacer las cosas bien. En Francia sí y en España, no, no lo entendemos.

A su segundo le perpetró un monopuyazo vergonzoso que el toro tomó de bravo metiendo los riñones. Había que confiarse y dar aire al toro. Hizo lo segundo pero no lo primero, quizás por el molesto viento. 


Ojo porque arrancó algún natural de muy buen gusto pero culminó con un desplante ridículo tirando la muleta. En Francia lo hubieran silbado por hacer eso. Tenía la oreja en la mano pero se tiró a matar sin afición, como quien va a la oficina el lunes. Así, dio un pequeño sainete y perdió el trofeo que tenía ganado y habría acompañado a hombros a Aguilar.

En el que era de Marco sí cortó una oreja al estar aseado con un chorreado en morcillo al que su picador le pegó dos puyazos en el lomo que hacían daño sólo de verlos desde el tendido.

El toro tenía fijeza pero no la codicia de Caracorta. Encabo mató de media en su sitio y dos descabellos y cortó una oreja un poco barata.

Corrida muy interesante. Fíjense en que si Encabo pone más interés hubiesen salido dos toreros a hombros. Y si a Caracorta Aguilar lo luce en el caballo y le dosifica el castigo, podría haber sido un toro de vuelta al ruedo.

Y encima vimos un gesto de Torero de verdad en don Francisco Marco. No hay queja en la primera de la Feria de Tafalla, 2015. 

Saludos cordiales desde Tafalla. 
Rafa y Tauro. 




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario