Follow by Email

jueves, 20 de agosto de 2015

FERIA DE TAFALLA, 2015: NOVILLOS DE ARISTRÁIN

       LOS NOVILLEROS DEL MERCEDES

A un tentadero en Salamanca se invitó a un chaval que quería ser novillero ¡y se presentó con un Mercedes último modelo! Ya saben ustedes que el sueño de los toreros era primero tener un Mercedes y luego una finca, por eso el mayoral le dijo 'oye, si ya tienes el Mercedes, ¿para qué quieres ser torero?'

Los tres novilleros de Tafalla deben de pilotar ya como mínimo un BMW porque mostraron una actitud desangelada, ausente y chirle, saliendo a torear como quien va a entregar una declaración de renta positiva a Hacienda ¡Qué poca afición! Y con un ganado de carne de membrillo.

La novillada de Aristráin -que no de Aguadulce como se anunció, aunque es agua del mismo pozo- habría propiciado el corte de un mínimo de seis orejas en otras manos. Fue muy pareja y astifina aunque terciada, sin ningún poder en el caballo excepto el sexto pero con cuatro novillos de una nobleza y una fijeza absolutamente extraordinarias.

Lo mejor de la tarde fueron los subalternos: Venturita, Simón y, especialmente, Mario Campillo (que fue torero). Este último tanto en la brega como con los palos anduvo magistral. Fue un placer verlo.


MARIO ALCALDE. Sustituyó al herido Rivera. Su primero fue de dulce y su segundo más que aprovechable. Además Campillo se lo lidió de cine. Pues en el primero estuvo fuera de cacho y en el segundo totalmente desaborío.

Algún natural bueno al segundo que ya les enseñaremos en las fotos y el gran detalle de torear CON EL ESTOQUE DE VERDAD. Sí, han leído bien, igual es un consejo que le ha dado Frascuelo. Fue una delicia ver que al acabar sendas tandas en cada toro, al verlo cuadrado no realizó el sainete de hacer una excursión por la espada sino que se perfiló y entró a matar ¡Muy bien!

Nos da lo mismo que pinchase o no, ni lo ponemos. Sólo con la actitud de torear con el estoque de verdad ya nos vale ¡A ver si cunde el ejemplo!

JAVIER MARÍN. Desconfiado toda la tarde e igual de desangelado que los otros dos a pesar del inicio de rodillas a su primero que fue un espejismo.

Tuvo la manía de torear a media altura toros que no eran inválidos con lo cual los fue descomponiendo. Su segundo era un toro de mazapán, le dio ochenta pases y el toro acabó con el morro lleno de arena de Tafalla porque hacía un surco a base de nobleza y fijeza. Marín estuvo exasperante con sus pausas entre pases y el público se fue incomodando al ver que el toro se iba a ir con las orejas puestas. Una auténtica pena.

El mayoral Johnny (sí, aunque es andujareño se llama así, no es un error) debía de tirarse de los pelos al ver que los novillos se iban sin desorejar. Y ojo porque Marín no está pendiente del reloj y se llevó cuatro avisos.

Por cierto, la presidencia tenía una media de edad de 32 años ¿qué les parece? Y les podemos garantizar que son personas con una afición muy seria. Estuvieron impecables, sobre todo al obligar a algún peón a volver a entrar a clavar cuando ya tenía el capote de brega en la mano.

ÁLVARO GARCÍA. Otro que ya ha estado en el concesionario de Mercedes-Benz. En el primero aburrió por la total ausencia de emoción excepto cuando entró a matar. Resultó que el toro se iba a por él y le echó por dos veces la cara a la barriga. Reconoceremos que no se descompuso ni se alivió aunque le costó matarlo.

Su segundo era de miel y hojaldre. Toreó nuevamente sin emoción y sin ligar a un toro que llevaba las orejas en la mano. 'Venturita' le recomendaba desde el callejón '¡ábrelo!', o sea, 'échatelo para afuera al rematar el muletazo para poder ligar y calentar a la gente' (la habitual trampa de las figuras, ya saben). Como enganchó una casi entera, trasera y caída de rápido efecto, cortó la única oreja de la tarde.

FOTO: http://ahorazonamedia.com Los de Aristráin en el encierro matinal

La única cuando, como decíamos, tuvieron que ser cinco o seis con más de una salida a hombros. Hemos añorado al bullidor Jiménez, triunfador el año pasado quien, con estos novillos de hoy, arma un lío monumental. Pero la empresa de Tafalla tuvo el feísimo detalle de no anunciarlo ni en los carteles ni en la sustitución que hubo (igualito que en Francia, donde llevan a rajatabla invitar a los triunfadores al año siguiente por encima de cualquier circunstancia).

Aristráin tiene dos corridas de toros para el año que viene a las que ya pueden ir apuntándose nuestras queridas figuras después de lo visto que, aunque sean Núñez, no se comen a nadie, hombre. Y la triste verdad es que estas mismas figuras no tienen de qué preocuparse viendo la poca afición y las pocas ganas que demuestran estos novilleros que tendrían que comerse el mundo.

Bah, total, ya deben de tener el Mercedes.

Saludos cordiales desde Tafalla. Rafa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario