Follow by Email

miércoles, 25 de mayo de 2016

FERIA DE SAN ISIDRO, 2016 (5): DAVID MORA, DOS OREJAS

Pidieron una vez a Cambó que resumiera en una palabra el carácter de los catalanes. Respondió sin dudar: 'somos unos sentimentales'. Tiene razón aunque debiéramos precisar desde Tarragona que a sentimentales nos ganan los aficionados de Las Ventas.

Esa plaza tan dura, tan exigente, tan despiadada en ocasiones (pulsar aquí con el pobre Gregorio Sánchez), en el fondo es sentimental sin remedio (pulsar aquí). Es lo que se vivió con el retorno de David Mora. Ya sé que los que vamos a parecer despiadados ahora somos nosotros pero en nuestro modesto blog intentamos ser ecuánimes y las dos orejas nos parecen un premio injusto por exagerado según vemos en este resumen.


A la eclosión del sentimentalismo colaboraron la ovación inicial al diestro en su retorno, el brindis a Padrós y la violenta cogida que sufre en el cambiado de inicio. Creemos que el incidente es culpa del viento, que hace que la muleta vuele más de lo debido y despiste al toro con el pico:


Lo mejor de Mora son dos trincherillas con mucho gusto que realiza al principio (2'12''):


Ojo porque en medio hay un natural que se jalea pero que es falso, observen que cita ya no con la cadera sino casi con el trasero(2'14''):


No podemos valorar el juego del toro de Alcurrucén porque no hemos visto su lidia completa. Sí se aprecia en la muleta que se lleva la arena con el morro exactamente igual que el tal 'Cobradiezmos'. Seguro que algunos empezarán con las cursiladas de la 'profundidad', la 'clase', el 'ritmo'... ¡Uf!


Y nos van a perdonar que analicemos con la cabeza y no con el corazón lo que vemos . Mora destorea a conciencia, primero con la derecha (2'45''):


Y luego, con la izquierda (3'03''). De ida:


Y de vuelta, moviendo los dos pies para colocarse totalmente de perfil con las zapatillas apuntando a la M-30:


Mata de entera trasera volcándose con fe y perdiendo, que no soltando, la muleta ya que el toro se la pisa (no como sus dos compañeros, que la tiran en dos ocasiones). Vean que su cabeza está muy cerca de la mano que mata y comparen la imagen con la siguiente de Urdiales cuarteando:


Un amigo muy buen aficionado nos decía que a veces hay que ser comprensivo con el ambiente de emoción que se vive en la plaza y que los defectos que se ven en imágenes podrían llegar a disculparse cuando uno está in situ. Pues no terminamos de verlo así porque si se destorea echando la pierna atrás, citando fuera de cacho con la cadera y aprovechando simplemente el viaje del toro, no hay ambiente que pueda nublar la vista ante esos clamorosos defectos.

A Urdiales se le ve perfilero a más no poder y, como siempre, cuarteando a la hora de matar. Ese brazo tendría que ir pegado al pecho (0'52''):


A Roca hay que agradecerle la variedad con el capote, que hace que asistamos por fin a una cierta competencia en quites. En la muleta, ha aprendido con rapidez las trampas del destoreo. No obstante, le reconoceremos valor porque su primero no es una ternerilla sino que se revuelve con agilidad y el diestro se queda quieto, aunque sea de perfil, jugándose la cornada.

En la primera estocada se da ventaja con el brazo y encima tira la muleta (3'57''). En la segunda, no estamos de acuerdo con la calificación de 'gran estocada'. Observen en el 5'30'' que se perfila mal alargando el brazo ¡Esa mano tiene que estar entre la barbilla y el corazón!:


Lo hace para clavar de manera ventajista antes de llegar a jurisdicción, como vemos en esta imagen de abajo. No obstante, no tapa la cara al toro siguiendo la funesta moda que criticábamos agriamente aquí.


En resumen, nos alegramos de la recuperación de David Mora y reconocemos su coraje al sobreponerse a la voltereta en el pase cambiado. Pero en Madrid ocurrió algo parecido a lo de 'Cobradiezmos' en Sevilla, quizá haya que esperar varios días para que las aguas vuelvan a su cauce. A nuestro humilde entender, el público venteño le otorgó dos orejas por destorear exactamente igual que nuestras queridas figuras. Es el público con el corazón más grande del mundo.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.



7 comentarios:

  1. Buenas tardes Rafa. No te he leido, todabia, quiero compartir mi opinion antes de leerte, asi que si me permites. Destoreo total por parte de Mora y tiovivo incluido. Eso si, con un estilazo y una naturalidad que ya la quisiera el Mangante de la puebla. Y yo, que he visto a Mora TOREAR Aguirres en Vic o Cebadas en Iruña city, pues lo visto ayer, me sabe a gominolas. No obstante, si le vale para volver a ser el que vi, venga pues.
    Al margen de esto, y te he leido la corrida consurso. Te pregunto ¿¿ seria digna de hacer kilometros una corrida de los hermanos Quinta?? me parece una ganaderia exotica, y por lo que te he leido, pues..... no se no se.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Seguro que no lo habías leído? Porque estamos totalmente de acuerdo en el destoreo y las orejas fuera de lugar desde un punto de vista racional.

      Respecto a los kilómetros, yo hice 400 de ida y 400 de vuelta para ver los toros exóticos de Vaz Monteiro y salió una moruchada...que no olvidaré. Yo sí que iría a lo de Quintas.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Buenas tardes Rafa. No te lei antes, simplemente, voy aprendiendo cosas (mi mujer tambien, y aborrece de los toros). Seria de los mas atractivo ver una corrida de los hermanos Quintas con un cartel medianamente digno. Y te recuerdo que me contestaste que no volverias hacer kilometros por los Monteiro. Es un varemo que a mi me vale apara entender si merece la pena o no hacer kilometros.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dije de los Monteiro pero no dije nada de Quintas...Eso sí, para ir a ver Vellosino no cruzaba ni la calle en caso de que se lidiaran en la plaza de Tarragona -vivo a treinta metros-.

      Eliminar
  3. Poca tela hay que cortar sobre la faena de Mora. Lo has dicho tú Rafa y creo que estamos todos de acuerdo. Sólo comentar un par de cosas sobre esa faena:

    Sorprendente defecto que se observa en muchos toreros de falta de lidia (supongo que por innecesaria). Lo vemos en el inicio de la faena de Mora, como lo vimos (por ejemplo) en Gonzalo Caballero o en el novillero Alejandro Marcos. Empezar con estatuarios, cambiados por la espalda o naturales y acabar estupidamente (y peligrosamente) atropellado. Hay toros que hay que fijarlos, pararlos, "romperlos p'alante"...cada toro tiene su lidia, ir con la faena hecha del hotel, malo. La moneda hay que tirarla para cruzarse al pitón contrario y dejarla puesta delante, no para esquivar un autobús. El inicio (bis) después de la voltereta de Mora es probablemente el mejor inicio que veremos este San Isidro (torerísimo aunque mejorbale de colocación) y un inicio que gusta al aficionado mucho mas que los pases cambiados.

    También comentar que, por una vez, que sale un toro (creo que) bravo lo volvemos a tapar en el caballo. El toro se arrancaba de lejos de manera emocionante, pues colóquenlo para otro puyazo y de largo, veamos al toro, luzcamos el tercio de varas...pues no. Dos puyazos, excelentemente colocados por Israel de Pedro eso sí, pero como de trámite. Mal, si en Madrid no se hacen bien esas cosas...apaga y vámonos. Que vayan tirando cv al Mercadona los picadores.

    Sobre Quintas. Me consta que alguna plaza toristas ha visitado su finca. No sé que papel harían en el ruedo, han lidiado muchas novilladas (sin caballos) y yo he visto alguno en las calles. Tienen fama de explosivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de que hay poca tela que cortar sobre Mora, será entre nosotros porque lo que he llegado a leer por ahí después es absolutamente delirante.

      De acuerdo en lo que dices de su faena. En lo del caballo, efectivamente, dos puyazos y a otra cosa ¡en la primera plaza del mundo! No me hagan reír... Pero en el primero el toro no acaba de empujar de bravo cuando lo están castigando aunque sí es verdad que se arranca con alegría (bueno, un poco como el tal 'Cobradiezmos').

      Y sobre Quintas es verdad que se lo quitan todo para las calles, en los pueblos de Madrid están contentísimos con ellos.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Lo de David Mora, fue una muestra de apoyo de la afición para darle ánimos. Lo único que me gusta de él es su temple y elegancia. En cuanto a Quintas, tiene tres hierros, lo del Estoque, sale flojisimo y pastueno,tienen algo más de motor los berrendos, pero de bravura nada,llevo 30 años viéndolos en Valfermoso de Tajuna y aparentemente hubo un toro Bravo que se estampó con la fuente nada más salir, eso sí,la presentación es la mejor de toda la provincia de Guadalajara. En toros berrendos, tiene mucha más casta lo que tiene la familia Hornos Valiente, en su finca de La Zarzuela.

    ResponderEliminar