Follow by Email

lunes, 2 de mayo de 2016

LA PENOSA HERENCIA DE EL JULI A LA HORA DE MATAR

LA MANO IZQUIERDA ES LA QUE ENGAÑA

La influencia de El Juli en los toreros es tremenda. Todos tratan de imitarlo retorciendo el torso, arrastrando la muleta y toreando con artificio en lugar de con naturalidad.
 
Pero hay un alivio, a nuestro entender vergonzoso, que utiliza El Juli y que empiezan a copiar los novilleros. La verdad es que nos extraña que aún no lo hayan imitado todos empezando por las figuras por lo que supone de ventaja a la hora de matar. Observen la foto: 
 
FOTO: www.aplausos.es

No es El Juli, es el venezolano Manuel Vanegas el otro día en la accidentada novillada de Aire-sur-l'Adour. Fíjense cómo con su mano izquierda tapa escandalosamente la cara del toro poniendo el estaquillador horizontal.

Esa es la herencia que deja El Juli a las generaciones venideras y que analizaremos a partir de este vídeo de su Beneficencia en Madrid en 2014. Cuando vean la secuencia, fíjense sólo en su mano izquierda, olvídense de la espada. La estocada a su primero está en el 1'34'' y a su segundo, en el 3'36''. Antes les explicamos dónde está la alevosísima trampa.
  
Se perfila mal echando el brazo por delante pero la muleta, aunque no está bien liada, permanece con el estaquillador apuntando al toro: 
 

Inicia el viaje manteniendo aún la muleta apuntando al toro:
 
 
Pero, en cuanto llega a jurisdicción, hace un habilidoso y tramposo giro de muñeca para tapar completamente la cara del toro y darse una ventaja tan clamorosa como vergonzosa que debería inhabilitarlo para cortar cualquier oreja (aquí cortó una): 
 

Observen el pobre toro al que ha pegado ese telonazo. El toro no entiende nada ¡se ha hecho de noche para él! 
 

Luego viene el brazo levantado, la estocada a capón y el salto en suspensión, que es en lo que todo el mundo se fija (seguro que no tiene nada que ver con el salto de Vicente Pastor, recuerden aquí). La misma estocada desde otro ángulo en la foto de Pelegrín:
 
 

En el segundo toro, más de lo mismo. Inicia el movimiento con el estaquillador apuntando al toro: 


Y cuando llega, gira la muñeca para que el toro quede completamente ciego: 
 

Si no han visto el vídeo aún, pónganlo ahora pero insisto en que miren sólo la mano izquierda de El Juli, olvídense de la espada. Vuelvan también al inicio de la entrada y comprueben que Vanegas ha usado el mismo truco. Por lo menos Fandiño, en la misma corrida de Beneficencia, aún no lo ha aprendido. Se aprecia la diferencia en la posición de la muleta, mucho más honrado y académico el vasco en esta ocasión, con el estaquillador apuntando al suelo:
  

Como toda esta reflexión viene a cuento de aquella estocada en la novillada de Air-sur-l'Adour, vean que Vanegas también imita a El Juli con la muleta:
  
 

Con la capa hizo una bonita revolera rodilla en tierra (6'10'' de este vídeo): 
 

Como los novilleros también se van acostumbrando al torete bobalicón, Alejandro Conquero comete un error. Cita al de Saltillo dándole distancia pero echando la muleta lejos del cuerpo y sin presentarla plana. El toro lo ve, se olvida de la muleta y le pega una paliza (que era la segunda que recibía y tuvo que retirarse). Lo pueden ver en el 1'12''. Este es el momento: 
 
 

La misma confianza sufre Vanegas en este quite. Fíjense cómo corre las manos antes de tiempo, el de Valdellán lo ve y lo encuna. Una ternera bobalicona lo hubiera perdonado pero el santacoloma de León le podría haber dado un susto gordo, observen: 
 
 

El tercer novillero era Tibo García. Corre las manos con suavidad con el capote aunque echa la pierna atrás en lugar de cargar la suerte correctamente. En el 1'59'' resulta cogido pero no tiene culpa porque el novillo se le frena debajo de manera inesperada. Con la muleta tiene un inicio de faena sin trampas, cruzándose y echando la pierna adelante (a partir del 4'05''). Una grata sorpresa: 
 

Pero cuando el animal pierde fuelle, destorea al uso y se pega un arrimón innecesario. Debe reconocerse que está atento siempre a todo lo que sucede en el ruedo y es de los primeros en acudir a los percances de sus compañeros.
 
Y para no irnos con el mal sabor de boca que nos ha dejado El Juli con su mano izquierda, les dejamos con una estocada del mismo García a uno de Valdellán. Una maravilla según la foto que adjuntamos, aire fresco al lado del aire viciado del gran maestro:
 
FOTO: www.aplausos.es
 
El toro no está ciego, el estaquillador apunta  abajo y el novillero no hace de saltimbanqui.

Lo que decíamos, no sabemos a qué esperan los demás diestros a copiar ese escandaloso alivio de El Juli, los novilleros ya lo hacen. Supone una enorme ventaja a la hora de matar y, total, el público no se da cuenta. 

Menos mal que ningún torero leerá estas líneas.
 
 
Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.
 
 
 
 
 
 
 



3 comentarios:

  1. De donde es Tibo García ?, es la primera vez que lo escucho anunciado.

    ResponderEliminar
  2. Tibo García es un novillero de Nimes.

    Debutó con picadores en Samadet (Francia) el 13.03.2016 en un cartel completado por Carlos Navarro y Manolo Vanegas con novillos de Sayadero y Bandrés.

    Puedes leer más de él en este enlace

    http://www.midilibre.fr/2016/03/12/une-etape-decisive-pour-le-novillero-tibo-garcia,1298896.php

    Saludos

    Tauro

    ResponderEliminar
  3. Muchas Gracias. Por eso no lo conocía.

    ResponderEliminar