Follow by Email

lunes, 16 de mayo de 2016

FERIA DE VIC, 2016 (2): BALTASAR IBÁN

LOS TOROS CONTRARIOS SON LOS BUENOS

Eso se dijo siempre aunque sin ningún argumento plausible. En Vic, los dos ibanes que salieron contrarios fueron los buenos. Dos toros tostados, anteados y ojalados, con el mismo nombre y la misma fecha de nacimiento. 

Corrida bien presentada en general, aunque muy desigual. Fueron diecisiete veces al caballo. La pelea no fue espectacular aunque las fotos engañan, quizá por mérito del fotógrafo...Vean: 



Si han leído que la corrida se llevó "más de veinte puyazos", ni caso, deben de ser los efectos del Ricard. 

Este es el primero, que se tapaba por la cara ya que era un tanto escurrido:



El segundo era negro salpicado,  rabicano y cornidelantero:


Lo mejor fue ver cómo 'Lastimoso I', el sexto, se arrancaba desde la otra punta del ruedo y metía los riñones con fe. Salvo error, fue Bernal quien se agarró bien aunque trasero, pero dosificó el castigo y se llevó una gran ovación:



Y respecto a la desigualdad de presentación, fíjense en los cuatro que faltan:





En la muleta no tuvieron maldad sino bastante fijeza, a pesar de que los cuatro primeros iban rebrincados. Los dos tostados metieron la cabeza de dulce, sobre todo el quinto. 

Ojo porque vimos alguna cosa inusual en Vic: sólo tres cuartos de entrada, equivocaciones en los carteles anunciadores de los toros y dos orejas concedidas con petición que ni de broma era mayoritaria. 

CURRO DÍAZ. Picado su primero en el lomo por Valle, igual que el domingo de Ramos en Madrid, un desastre.  Si ya embestía descompuesto,  pues aún más. Díaz descubrió a sus compañeros que había que dar distancia a los toros, eso fue lo más reseñable en su primero.


Cobró una estocada trasera, caída y atravesada con el toro echándole la cara arriba:


Pero cayó fulminado y por eso se llevó una bondadosa ovación:


Su segundo era feo por acarnerado. Iba rebrincado, topón y además se revolvía. Tras aliñarlo se fue por el estoque y el público 'vicois' le pitó.  Dio media vuelta sin cogerlo, volvió a la cara del toro,  se echó la muleta a la izquierda y nos sorprendió con dos naturales templados a más no poder aunque al hilo del pitón (nunca estamos contentos).  Este, el primero:


Y este de abajo, el segundo. Ya me dirán ustedes qué tiene que ver esta forma de torear, con el torso recto y plena de naturalidad, con lo que perpetran nuestras queridas figuras cada tarde:



También se sorprendió el toro, que dejó de rebrincar y siguió la muleta pastueño agradeciendo ese temple. Bueno, y el principal sorprendido debió de ser el maestro, claro, ya que iba a matar el toro por la vía rápida.

Rinconera tapando la cara alevosamente y perdiendo la muleta. Como rodó sin puntilla, oreja concedida por la presidencia con petición no mayoritaria pero sí ruidosa. 

MORENITO. Estaba con ganas de cuidar sus toros con el capote pero la suerte de varas se le fue de las manos a la hora de colocarlos. Esta fue la pelea de su primero:



A este burraco lo destrozó un peón estrellándolo contra el canto de un burladero de manera vil y criminal.  Por eso estuvo el pobre 'Peletero' toda la faena haciendo gestos extraños con la cabeza. Fue lógico que Morenito nos diese un sainete con la espada porque el toro no paraba de mover el testuz arriba y abajo por culpa del subalterno, torpe o asesino, nos inclinamos por lo segundo.


El quinto fue el primer 'Lastimoso', el mejor de la corrida. Era tostado, ojalado,  anteado, bocidorado y casi rabón. 

Fue cuatro veces al caballo mal puesto en dos de ellas. No peleó espectacularmente pero en banderillas se vio que era de oreja. 

 El problema es que Morenito se pasó toda la faena fuera de cacho y sin ceñirse.  Los naturales fueron de perfil, sin cargar la suerte excepto en uno, este:


Como mató de desprendida sin puntilla,  cortó una oreja muy barata.


DEL ÁLAMO.  Sus dos toros se lesionaron durante la lidia en la mano izquierda,  también es casualidad. Se puso pesado en los dos. Cuando en el último dio dos circulares en homenaje a Dámaso un francés le gritó "¡vete a Nimes!" 

Lo mejor que hizo en toda la tarde fue cargar la suerte con el toro arrancado en este pase -aunque con el compás demasiado abierto-. Esta es la secuencia:



Este último,  el otro 'Lastimoso', fue curioso.  Las dos primeras varas fueron de bravo, yendo de largo, alegre, metiendo los riñones. Pero en la tercera se frenó a media carrera, como el tal 'Cobradiezmos' ¿recuerdan? Y encima echó la cara arriba en el peto.

En banderillas empezó a cantar la gallina cuando se dolió y en la muleta tiraba a tablas hasta que del Álamo, que no lo sujetaba, vio cómo se le fue trotando a la puerta de chiqueros. 

Del Álamo se sale de la suerte a la hora de matar de manera escandalosa. Aquí no congelamos ningún vídeo porque lo hizo delante de nosotros, observen en ambos toros lo mismo:


Lógicamente, esta de abajo cayó trasera, tendida y caída, ya lo ven:


Cuando terminó la corrida nos fuimos a buscar al presidente,  el señor Camacho,  quien nos consta que es muy buen aficionado (pulsen aquí). Desafortunadamente no lo localizamos. Queríamos saber por qué no aguanto el chaparrón de los orejistas manteniéndose firme sin conceder esas dos orejas facilonas. Igual que un tres cuartos valiente aguanta el placaje de un flanker. 

Seguro que luego se hubieran levantado a aplaudirle los aficionados cabales de Vic acompañados por quien esto firma (como pasó al día siguiente). 


Nuestra jornada finalizó en la peña currista de Vic donde fue un placer ver las fotos del faraón toreando con empaque y naturalidad. Y con unos avíos que son la mitad de grandes que los que usan ahora. O tempora, o mores!

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

5 comentarios:

  1. Esos toros Castaños y el burraco, no os resulta sospechosa la procedencia ?.

    ResponderEliminar
  2. Igual algún amigo lector del blog nos puede confirmar si es verdad el rumor de que hay por ahí un semental de Pedraza.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Rafa. Y gracias por la info. En Wellington nunca han reconocido lo de Pedraza. Pero dicen que José Ignacio Sánchez (representante de Pedraza) sí que lo ha reconocido en algunas charlas. Sería lo mismo que hizo en su día Baltasar Ibán con los Parlades de Fonseca. De todas maneras el burraco lo veo más en Guateles que en Aldeanueva. Yo vi la corrida en el campo antes de embarcarla y por las fotos que publicas, se ve que la corrida perdió mucho.

    ResponderEliminar
  4. De nada, ha sido un placer estar en Vic y asistir a la preocupación por la suerte de varas. Nada que ver con España, por supuesto. Y ahí entra el público pero además los diestros poniendo los toros largos, los picadores intentando dar el pecho del caballo y esforzarse por llamar la atención y los subalternos yendo rápido a cortar al toro si se iba al caballo al relance ¿Por qué en España no se ve nada de esto?

    ResponderEliminar
  5. Jean Louis Haurat el que escribe las crónicas para la Revista Aplausos de Vic, lo hizo público en su crónica, está en la fila de delante de mi abono, y al día siguiente le pregunte si estaba contrastado lo de Pedraza de Yeltes, me dijo que sí que no es la primera vez que se publica y que no solo tiene un semental, sino dos.

    ResponderEliminar