Follow by Email

martes, 22 de mayo de 2018

FERIA DE VIC-FEZENSAC, 2018 (2): DESAFÍO VALDELLÁN-LOS MAÑOS

DE PIJAMA Y ORINAL

Camilo José Cela decía que una siesta como Dios manda tenía que ser de padrenuestro, pijama y orinal. En estos tiempos ateos que corren, dejamos el padrenuestro a un lado pero los otros dos atributos fueron imprescindibles para la siesta con que nos castigaron toros y toreros.

Realmente el desafío fue a ver quién aburría más, si los de dos patas o los de cuatro. Al final, la cosa quedó en tablas. Hasta en el palco nos pareció ver que echaban alguna cabezada Patxi de Triana y Joaquín Camacho...



Estábamos con la mosca detrás de la oreja pendientes del comportamiento de los toros. Resulta que los de Valdellán llevaban varios días en los corrales y los de Los Maños habían viajado esa misma noche. Para los aragoneses era llegar y saltar al ruedo y estarán ustedes de acuerdo en que eso es jugar con ventaja ¿no creen? Pues nadie notó ninguna diferencia entre los toros. Probablemente lo mejor para todos sería que nunca hubieran viajado ni unos ni otros.



Éste que ven fue el de Los Maños que hizo cuarto. Una amiga nuestra, muy buena aficionada, lo calificó como burraco. Para nosotros sería cárdeno oscuro salpicado además de ojalado, gargantillo, rabicano y caribello. A nuestro entender, el burraco, siendo un salpicado, no debe serlo tan extensamente como el que nos ocupa, pero eso ya saben que son nuestras manías con las pintas.

Los toros acudieron diecisiete veces al caballo. El único que empujó con cierta decencia fue ese salpicado, 'Tostadino' de nombre. Éstos fueron los otros. El primero, de Valdellán, blando y dócil:



El segundo, de Los Maños, aleonado y enmorrillado, fue el único que tuvo un mínimo interés pero el mexicano Flores no lo quiso ni ver demostrando una gran desvergüenza:



El tercero, de Valdellán, fue éste, que no es girón como explicaremos otro día en nuestra serie sobre las pintas. Fue devuelto sin que termináramos de ver por qué:



El sobrero de la misma ganadería derribó a Agudo cuando se confió:





El cuarto es el salpicado de marras, de Los Maños:



El quinto, de Valdellán, no valía para nada:



El sexto, de Los Maños, fue tan soso como rabilargo:



ESCRIBANO. Recibió sus toros con sendas largas en tablas. A nosotros nos gusta más con el capote que en las demás disciplinas. Ahí lo tienen a la verónica:



En banderillas es un escándalo porque casi se queda sin toro de tan ventajista que es. Puso seis pares y ni uno bueno. Cuando llevábamos ya cuatro a toro pasado, le gritaron este diálogo entre dos del tendido:

- '¡A ver si cuadras en la cara!'
- '¡Pides un milagro'!



Sacó su muleta, que es casi tan grande como la de Manzanares, y se dispuso a destorear a conciencia. Ahí lo tienen, fuera de cacho, la pierna atrás, la muleta mal presentada y bastante despegado:



Vulgaridad y aburrimiento a partes iguales. Trasera desprendida tapando la cara del toro, cosa que ha sido la norma en toda la feria y en la cual sólo se fijan algunos lectores de nuestro modesto blog:



El segundo hizo la pelea más presentable en varas pero luego en la muleta luchó por ganar la partida al diestro a ver quién de los dos era más vulgar y adocenado. 



Quedaron empatados en medio del sopor general. Pinchazo y rinconera con el estaquillador apuntando a Bayona en lugar de al morro del toro:



FLORES. A su primero lo recibió con esta verónica. Si pasamos la foto a blanco y negro parece un torero de los años veinte:





La media, elegante y sobria:



Pero como el tal 'Secretario' era un poco guasón, el mexicano no lo quiso ni ver con la muleta ¿Dónde están los toreros machos? En México parece que no y encima con la desfachatez de haber brindado al público. Ahí le ven en el único pase que sacó (observen que Romualdo le hizo sangre):



Se fue por la espada dándole igual ocho que ochenta. Debe de seguir los consejos de Emilio Muñoz en televisión cuando dice 'yo a este toro no lo hubiera querido ni ver, le pego un espadazo y a otra cosa, ¡aunque la bronca se oiga en Lima!' ¡Qué bonito! Nos queda la duda de si esa frase es de un torero o de un sinvergüenza.



Seguimos con la censurable moda de tapar la cara del toro, no insistimos más.

En su segundo vimos que anda muy torero (pero para eso no hace falta valor porque lo sabemos hacer usted y yo). Tampoco se coloca mal del todo:



Nosotros prohibiríamos ayudarse con el estoque en los naturales excepto en caso de vendaval. Aquí no es por el viento sino por desconfianza:



Pero ese 'Castizo' era nulo. Casi entera atravesada clavando a capón y seis descabellos:



RITTER. Se ve que estaba tentando en lo de Moisés Fraile cuando Vanegas tuvo su lamentable accidente en Ledesma. Por mediación de López Chaves lo llamaron y accedió a venir a pesar de estar convaleciente de una cornada en América. Su primero fue el sobrero, el que volteó a Agudo (lo tuvo merecido por clavar caído y en el lomo, ahí tienen la prueba).



Ritter tiene valor a prueba de bombas. Hizo un inicio muy torero sacándose el toro a los medios. Fue lo único bueno porque el toro se puso andarín y el de Medellín se dedicó a picar piedra provocando la somnolencia del personal.



También reconoceremos que siempre le hemos visto intentando clavar arriba, no buscando los blandos como Nazaré y tutti quanti. Por tanto, pinchazo arriba perdiendo la muleta y media arriba:



En el último, el picador Lorente dio un recital: dos puyazos contrarios en la paletilla, un tercero en que marra y un cuarto en el lomo. La gendarmería tendría que haber actuado de oficio encerrándolo en el cuartelillo de Auch durante una semana a pan y agua.

El toro era desaborío quizás por ese primer tercio tan vil y canallesco que le recetaron. Ritter no hizo nada. A esas alturas, la somnolencia que producía la corrida se había transformado en sueño profundo. Dos pinchazos ahora caídos y media atravesada.



Tarde para olvidar. Todo el mundo salía diciendo que la concurso iba a ser mejor. Hombre, la verdad es que no podía ser peor... aunque casi lo fue. El nombre del tarraconense conde de Santa Coloma de Queralt sigue arrastrándose por el fango con unos toros que no hacen honor a tan insigne título nobiliar.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

6 comentarios:

  1. Una decepcion. Q pena, con las ganas de q salgan nuevas ganaderias toristas q en cierto modo ocupen el lugar de los garcias, adolfos...
    En fin, esperare a su ultima cronica.

    ResponderEliminar
  2. Espere porque falta la concurso y allí puede usted volver a aplicar la palabra 'decepción' como resultado global. Ya que cita albaserradas, la diferencia entre esta corrida tan aburrida y las de Victorino en Vistalegre y en Madrid es que ésta no se cayó. Pero fue insufrible, ya se lo digo. En eso hubo unanimidad en todos los presentes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Una pregunta de cotilleo, creo que en este festejo se expulsó a algún aficonado del tendido por protestar. Así lo manifesaba el periodista Marc Lavie en tweeter adjuntando una foto dónde se veía un tumulto y la seguridad de la plaza en el tendido. ¿Nos puedes contar algo al respecto? Y también me han dicho que el público ha estado especialmente "belicoso" este año con los toreros. ¿Has notado algo al respecto? Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había un señor sentado a contraquerencia de toriles que despotricaba de toros y toreros. Se le oyó gritar extemporáneamente dos o tres veces. Entre un toro y otro vi cómo Julie Berrard, fotógrafa taurina que exponía en la plaza se iba hacia él y hablaban. Como la conozco, al acabar fui a abordarla a ver qué había pasado y me dijo que estaba todo el rato faltando al respeto insultando a los toreros y refiriéndose a los toros como 'qué m... de toros'. Ella fue a decirle que parase de amargarles la corrida y que si tan poco le gustaba lo que veía que se fuera. Desde mi posición no se oía todo lo que parece que decía pero sí vi que entraron tres de seguridad que, al ponerse a hablar con él, tuvieron que hacer frente a otros espectadores que, por lo que adiviné desde el tendido de sombra, estaban defendiendo al voceras.

      Lo de belicoso...tampoco tanto. En Pedraza no estuve pero en la novillada no hubo nada. En ésta que comento aquí sólo lo dicho. En la concurso, un muy amigo que insistió por tres veces con el socorrido '¡mátalo ya!' para intentar acabar con la pesadez de Campos y de Moral especialmente.

      Y en la de Raso, un amigo que dijo a Nazaré '¡déjate de g... y ponte a torear!' El mismo amigo, que tiene mucha paciencia, le gritó '¡cagón!' cuando se veía su excesiva precaución. Y yo mismo le afeé la estocada a su primero diciéndole simplemente '¡vaya bajonazo!'

      Eso fue todo salvo que algún asistente me rectifique.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Buenas tardes,
    Con respecto a aficionado que causo el tumulto mencionado, debo decir que fue porque estaba completamente ebrio. Lo vi fuera de la plaza despegando y llevandose los afiches de otras ferias mientras apenas podia mantenerse en pie.
    Algunos de sus gritos tenian algo de razon, como el de 'Escribano, ya aburres'', pero otros mas insultantes y subidos de tono, parece tambien que a los toreros estranjeros, parece que rebalsaron la nota a los asistentes que estaban a su alrededor.

    Saludos,

    Misti-Aqp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la ebriedad me lo pareció pero no quería afirmarlo por no faltar al respeto. Ahora usted me lo confirma. Los insultos más subidos de tono deben de ser los que me comentó mi amiga Julie y que desde mi posición no se oían.

      Pero fíjense ustedes en que, a pesar de la torrija, se dio cuenta de que Escribano aburría a las ovejas...

      Saludos.

      Eliminar