Follow by Email

lunes, 18 de abril de 2016

FERIA DE ABRIL, 2016 (5): LA ESTOCADA DE CASTAÑO A UN MIURA

Ya saben ustedes que consideramos a Rafaelillo el as de espadas (recuerden aquí). Pues con los miuras Castaño le mojó la oreja. La estocada a su primero fue excelente. Se perfila bien:


Echa la muleta al morro sin tapar la cara del toro como hace El Juli. Va arrastrando los pies y no corriendo como López Simón:


Y lleva a cabo la suerte con lentitud y rectitud, como tiene que ser, dejándose ver. Pueden ver la secuencia en el 1'40'' de este vídeo. Cobra una entera desprendida ¡con los pies en el suelo!


La mejor estocada de la feria junto a la de Pepe Moral (recordar aquí) ¿Cómo pueden los mismos críticos alabar esta estocada y las de Manzanares o El Juli si son el agua y el vino? Es inconcebible.

En la de su segundo, hace bien en tomar el olivo porque un miura con la espada clavada es más letal que sin la espada (que se lo pregunten a Manolete o a El Espartero).

El toreo de Rafaelillo a su segundo es de lo más auténtico que se ha visto estos días en Sevilla (en el 3'20''). Tiene verdad y echa la pierna adelante. El toro va rebrincado y sin mucha fe pero Rafael torea como toreaban todos antes de que llegase la funesta moda de ponerse de perfil y citar con la cadera echándose el toro afuera:


Observen cómo las zapatillas apuntan al toro, no como Morante, Manzanares, Juli, etc. Un soplo de aire fresco:



Y tras tres pases se ve obligado a dar el de pecho, pase que ejecuta con naturalidad, lejos del mantazo que suelen dar algunos como por ejemplo Urdiales -aunque el toro lo desluce porque se le queda un tanto debajo-:


Al acabar salió con la cursilada de que 'me he abandonado'. Se lo perdonamos porque esta ha sido la Feria de las cursilerías con lo de 'el toro soñado' y 'los angelitos baten palmas por Morante' ¡Uf!

Ejecuta bien una estocada que queda también entera desprendida aunque perdiendo la muleta. La pierde, que no la suelta como está de moda. Atentos en el próximo san Isidro a ver cuántos diestros tiran la muleta en la estocada para aliviarse:


Escribano se encuentra con dos toros rebrincados a los que mete en su enorme muleta.


En el vídeo no se ve su valiente lance a porta gayola cuando el miura no hizo por él de salida (recuerden que lo alabábamos aquí hace poco). Y es que sigue siendo un lance tan valeroso como peligroso al cual los aficionados no otorgan ningún merito, lo tratan como un mantazo. Y hace mal Escribano en prodigarlo tanto porque aún le darán menos importancia.


Estocadas traseras y caídas a sus dos toros echando el brazo por delante, a pesar de que Escribano no es de los que cierra los ojos en el embroque:


¿Por qué han caído tantas estocadas traseras en Sevilla este año?  Algunas, en el lomo ¿Será un anticipo de lo que nos espera en San Isidro? Esperemos que el inmerecido indulto a 'Cobradiezmos' no sea también un anticipo de lo que pueda suceder en Las Ventas. No apostamos ni un duro (Recuerden la entrada anterior).

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

9 comentarios:

  1. Si hubiese premio a la corrida más brava en varas sin duda debería ser para Miura. Tarde interesante la de ayer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de Miura es que si no sale un toro que sea una alimaña en la muleta parece que el público quede un poco defraudado.

      Por cierto, vuelvo a ver la estocada de Castaño y, por ponerle un pero, la mano de la espada cuando se perfila tendría que estar un poco más atrás, entre la barbilla y el corazón. Pero en cuanto se pone en movimiento es excelente.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Así es, recuerdo que cuando salió Rafaelillo a saludar después de la lidia de su primer toro un aficionado que estaba sentado detrás mía comentaba con unos franceses que habían venido desde Céret que él no venía a ver esto, que esperaba toros más complicados. Ya dijo Fernando VII que el producto que no se adaptaba a los tiempos acaba desapareciendo y ojo, que Fernando VII era ganadero. Yo lo único que le puedo reprochar a la corrida es que estuvo justita de fuerzas, por lo demás ya he dicho arriba que me pareció una tarde muy intesante. Los cuatro primeros toros hicieron buena pelea en varas, hubo dos toros nobles y con cierto recorrido, primero y cuarto. Al priemro, Rafaelillo que le dio tres naturales de esos que le ponen a uno la piel de gallina. Luego salió el Miura complicado, ese que no tiene un pase. Castaño lo finiquitó con mucho oficio. El lote se emborronó mucho con el último toro pero aún así yo salí satisfecho de la plaza. Últimamente el binomio Miura-Rafaelillo ofrece algo que se ve poco estos días en los toros. Estética y emoción, porque por desgracia en estos días cuando vemos lo primero falla lo segundo y viceversa. Rafaelillo ya ha demostrado que unificar ambas es posible, lo hizo en Madrid con Injuriado, lo hizo en Valencia con Ratón y lo ha hecho en Sevilla hace poco, así que por el bien de la fiesta, larga vida a Miura y a Rafaelillo.

      Eliminar
    3. Seguro que los franceses hubiesen querido ver un miura como 'Maquilero'. Lea esto que pusimos hace años aquí sobre Rafaelillo y Miura y, por lo que me cuenta, creo que le gustarà:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2013/04/mas-miuras-para-rafaelillo-y-para.html

      Saludos.

      Eliminar
    4. Fántastica entrada, casi no recordaba la lidia de aquel 'Maquilero'. Veo que este blog tiene cosas muy interesantes y gracias a Dios el rigor suficiente como para decir que Cobradiezmos no era de indulto (a pesar del triunfalismo que nos asola Tendré que pasarme por aquí más a menudo. Saludos.

      Ricardo

      Eliminar
    5. Pues sea usted bienvenido, puede comprobar que en muchas ocasiones nadamos contracorriente. Pero ojo porque las aguas ya van bajando más mansas en lo del indulto y son varios los que se están dando cuenta del gran error cometido. Volveremos sobre ello en una próxima entrada.

      Olvidé poner un enlace a aquella faena de Rafaelillo en la entrada pero como seguro que volvemos a hablar de Miura, ya habrá ocasión de recordar a ese toro que en Zahariche era siempre el último en ir a comer. Probablemente ha sido la vez que he seguido una faena con el corazón a más pulsaciones.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  2. Creo que la corrida de Miura tuvo muy buena condición, con bravura, nobleza y galope en muchos de sus toros. Bravos en varas pero tuvieron poca fuerza y eso a esta ganadería es difícil de perdonar...
    Roberto

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con el último comentario. A la corrida de Miura le faltó fuerza, fue más bien blandita. Y noble, hace tiempo que anunciarse con una de Miura ya no es una gesta, fijense que hasta el sobrino que andaba "quitao" la friolera de 9 años se anunció con ella y le cortó una oreja. Salen hasta buenos y el malo sale menos y ya no es tan malo. Si eso le añadimos que yo cada vez la veo menos en Cabrera...

    Rafaelillo me gustó (y no es santo de mi devoción) estuvo más quieto que de costumbre e incluso compuso con cierta estética. Eso sí, excesivamente "tribunero" y eso me da cierta "vergüenza ajena". Muy meritorio Javier Castaño, aunque a la defensiva como de costumbre (en línea, de perfil, a media altura sin molestar). Escribano bien, técnico, en ocasiones hasta templado, pero deslucido. No tiene cintura ni "gracia" alguna.

    Sobre la estocada de Rafelillo, muy meritoria, hay alguna foto espectacular, pero yo la veo un poco a "topa carnero". Es decir, no acaba de pasar, claro que con la altura que tiene...igual es que si pasa no lo mata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo en lo de la estocada de Rafaelillo aunque quizá un poco de culpa la tenga el toro.

      Dos datos históricos:

      - De Escribano recordar que estuvo fenomenal con aquel miura que lo lanzó a la fama en esta misma plaza, aquel toro pedía el carnet y no valía la fotocopia.

      - Del sobrino, recordar que el año pasado estuvo para mi gusto más que notable. Hizo un gran esfuerzo y dominó un toro al cual más de uno en activo no lo hubiera querido ni ver.

      Los miuras a veces tienen las fuerzas justas pero se tapan porque desarrollan sentido, no se entregan y no acaban de pasar. Estos de aquí sí que pasaban aunque un tanto descompuestos, por eso se notó que no eran un prodigio de poder.

      Saludos.

      Eliminar