Follow by Email

domingo, 5 de agosto de 2018

INDULTO EN ESTELLA: ¿POR QUÉ TENÍA EL PRESIDENTE UN PAÑUELO NARANJA?

Navarra parecía a salvo de la indultitis imperante porque su reglamento estipulaba que el indulto sólo podría autorizarse en la plaza de Pamplona. Así parece según el artículo 80, lean:


Artículo 80. Indulto.

1. En la plaza de toros de Pamplona, cuando una res por su trapío y excelente comportamiento en todas las fases de la lidia, sin excepción, sea merecedora del indulto, al objeto de su utilización como semental y de preservar en su máxima pureza la raza y casta de las reses, el Presidente podrá concederlo cuando concurran las siguientes circunstancias: que sea solicitado mayoritariamente por el público, que lo solicite expresamente el diestro a quien haya correspondido la res y, por ultimo, que muestre su conformidad el ganadero o mayoral de la ganadería a la que pertenezca.
Pero dice 'en la plaza de toros de Pamplona', lo cual no quiere decir que excluya obligatoriamente todas las demás. En el reglamento del País Vasco, la redacción es la misma excepto precisamente esas siete palabras referidas a Pamplona, que son substituídas por 'en las plazas de toros permanentes, y exclusivamente en corridas de toros y novilladas...' En Navarra podrían haber escrito lo mismo y en cambio insistieron en señalar lo de Pamplona.


FOTO:  Emilio Méndez

En el Reglamento Nacional no se contempla las plazas de tercera categoría para el indulto. Pero ¿eso quiere decir que se las excluye? Nos consta que a un presidente que otorgue un indulto indebidamente en plaza de tercera donde rige ese reglamento le puede caer una multa de hasta 4.000 euros. ¿Será multado el concejal Ezkurra de Estella por indultar ese 'Entomólogo', número 31 de Torrehandilla?

No sería el primero. La alcaldesa de Alquerías fue multada con 300 euros por indultar indebidamente y a sabiendas un ejemplar de Garcigrande. Se comentó que se la rebajaron porque eran 900. Molés salió en su defensa haciendo valer como argumento 'la felicidad del público presente con el indulto concedido'. En caso de que las cosas se pongan serias contra la autoridad, siempre se puede hacer valer el recurso de que se exhibió el naranja para evitar un grave altercado del orden público.


FOTO: noticiasdenavarra.com

Salvo error, en Castilla y León se permiten indultos en todas partes excepto en portátiles. En Andalucía, igual excepto en portátiles y festivales picados. El año pasado se indultaron veinticinco toros y un novillo (éste, en Arganda del Rey). Aquí están los datos. Es curioso que uno de los toros fue perdonado en Murcia por Diego Ventura. Era de Los Espartales para rejones, cuando el Reglamento Nacional que impera allí habla en el indulto de 'diestros' y no de 'rejoneadores'. Como ven, las lagunas legales son llamativas.


FOTO:  Emilio Méndez

Cuando es el diestro quien se niega a matar ¿qué hacemos? Debería caerle una multa de hasta un máximo de 60.000 euros por negarse a matar una res sin causa justificada, según los artículos 15 y 18 de esta ley. A Finito le cayeron 12.500 en Montoro por eso mismo. A Castella no sabemos si ya se le ha multado por su desacato en Vinaròs con el de Buenavista (recuerden aquí); igual que a Ureña, que hizo lo mismo en Talavera con uno de El Tajo el año pasado. En 1980 Dámaso González fue multado con 20.000 dólares por negarse a matar a 'Joyero' en Manizales (dicen que le dio noventa pases). 

A Daniel Luque quisieron multarlo con 6.000 euros por  querer forzar el indulto en Úbeda echando al público contra el presidente. En el juicio salió inocente y la Junta condenada a las costas porque el juez interpretó que no se resistía a matar el toro sino que estaba dudando y por eso miraba a la presidencia mientras iban sonando los avisos...


FOTO:  Emilio Méndez

En Estella, el toro indultado pasó de puntillas por el caballo, con lo cual ya incumplimos la parte que hemos subrayado del artículo citado del reglamento navarro. Pero si realmente se deduce del texto que sólo en Pamplona se puede indultar, ¿por qué la presidencia tenía el pañuelo naranja en el cajón? Lo mismo que nosotros interpretó el responsable de la policía foral, que pasa por ser la más puntillosa de España en los espectáculos taurinos. Hemos leído que el delegado de la policía advirtió expresamente al presidente de que no estaba autorizado a indultar pero éste hizo caso omiso, ahí lo tienen:


FOTO: noticiasdenavarra.com

Se supone que ese delegado habrá elevado el informe correspondiente y que el concejal será sancionado económicamente en breve por saltarse la ley ¿O se amparará en que el reglamento no prohíbe específicamente el indulto fuera de Pamplona? 

La cosa se hubiera solucionado cogiendo el micrófono y recordando a los asistentes el reglamento y la lógica ausencia de pañuelo naranja. A partir de ahí, los avisos correspondientes y el maestro, en este caso David Mora, que se atuviera a las consecuencias si no mataba la res. 


FOTO:  Emilio Méndez

Decimos esto por lo que pueda pasar en otras plazas navarras. Si Estella ya tiene su ternera indultada, las demás plazas no querrán ser menos y el indulto se puede extender como una mancha de aceite en la Comunidad Foral, donde parecía que la epidemia estaba controlada.


FOTO: Emilio Méndez

Por lo menos, el concejal Ezkurra no se equivocó con el pañuelo. Lo decimos porque en Sanlúcar de Barrameda, El Juli indultó uno de Zalduendo y la presidencia sacó el pañuelo azul y el naranja, con lo que era complicado que el toro diese la vuelta al ruedo vivo antes de volverse al corral. Hubo que avisarles desde el callejón de su lamentable error. 

Es una anécdota de este juego de despropósitos en que se ha convertido lo del indulto. Lo resume excelentemente el señor Ortega aquí:

"Lo que observamos en los últimos años, es que muchos de los indultos, no todos por supuesto, se dan en plazas donde el trapío de las reses no es el adecuado, la suerte de varas no existe y la deseable combatividad del toro se confunde con la nobleza simplona que algunos se atreven a llamar toreabilidad. Podríamos afirmar sin equivocarnos, que raramente esos públicos están pensando en la preservación de la casta y la raza brava cuando reclaman el indulto, que muchas veces se convierte en un acto propagandístico para la plaza, para el empresario, para el ganadero, para el torero o para todos ellos.Se alienta desde determinados medios de comunicación la idea de que el indulto del toro bravo, que hizo simple y llanamente honor a su nombre, sea considerado como un derecho adquirido a la “salvación” y a que los públicos asuman el deber moral de salvarlo como recompensa por su acción en el ruedo."

En el fondo, no es más que un complejo ridículo para congraciarse ¿con quién, con los animalistas? Qué absurdo...Nosotros no lo acabamos de entender.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


20 comentarios:

  1. Creo que efectivamente el Sr. Ortega lo define con claridad meridiana.
    Estamos en un proceso de degeneración pública, en el que el buenismo de una parte y la estulticia de otra, van de la mano...Es un "ponga un indulto en su plaza, Ud también tiene derecho"
    La indultitis y la Ineptocracia van parejas. Un público bullanguero e indocto, desde el punto de vista de la tauromaquia (que desconoce que la unidad tiene tres tercios, y que la balanza de de la bravura está en la suerte de varas) y de otra parte un Concejal, representante de la Ineptocracia y del populismo barato, ese del " todo para el pueblo, al que no se puede llevar la contraria, dado que vota" y que finalmente da como resultado lo de ayer en Estella...y lo que te rondaré morena. Como bien señala Rafael el virus de la indultitis puede haber arraigado en Navarra...

    Lógico preguntarse: ¿Tiene sentido la redacción del artículo 80 del Decreto Foral de 1992? Y en ese caso ¿qué hacía el pañuelo naranja a disposición del representante de la Ineptocracia en el Palco?

    Por último, hay que entender que el indulto es un premio excepcional que corresponde a un comportamiento de un toro extraordinario en todos y cada uno de los tercios, sin excepción (como remarca el Reglamento).

    Y esto era algo que tenía sentido antaño para preservar la buena simiente en el padreo, como semental. Hogaño, con las pajuelas de semen conservadas en Nitrógeno líquido, parte de ese sentido ancestral ha decaído. Lo de ayer en Estella no es sino una muestra más de hasta dónde hemos perdido el oremus.

    Saludos cordiales desde Iruña.
    Ignacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que en Navarra se hará seguimiento a ver si la cosa termina en sanción para el concejal. Aunque sean los 300 euros que le cayeron a la srta. Sanz de Alquerías, algo le picará y quizá la próxima vez se plantee aguantar el chaparrón en el palco.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Por cierto, habrá que confirmar también si el toro fue apuntillado en los corrales. No sería la primera vez tras un indulto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rafa le confirmo que el toro fue apuntillado en los corrales para cumplir con el reglamento, aquí tiene la noticia: https://bit.ly/2KpMq4h
      Un saludo

      Eliminar
    2. Perfecta la información, muchas gracias. Independientemente de lo que pensemos del indulto, si al ganadero y al mayoral les valía el toro, es para ponerse delante del de la puntilla y decirle "¡primero, a mí!"

      Saludos.

      Eliminar
    3. De nada, es una pena que se quieran `toros´ así
      Un saludo

      Eliminar
    4. Ya...pero cada uno en su casa sabrá lo que quiere. De hecho, no hay ningún indulto que cumpla la excepcionalidad en los tres tercios de que hablan unánimemente todos los reglamentos vigentes.

      Saludos.

      Eliminar
    5. Buenas tardes. El toro fue apuntillado después de hora y cuarto intententadolo. Una escabechina, y los adustos y rígidos forales, se negaron a darle un tiro, puesto que su armamento, no está para eso. ¡¡GILIPOLLAS LA FORAL¡¡ Y dicho esto, la novillada de las hermanas Azcona, penoso espectáculo.
      Un saludo.
      Kaparra

      Eliminar
    6. Y ¿qué pensará el concejal Ezkurra del triste final de su torito indultado?

      Eliminar
    7. Sr. Kaparra coincido en su "visión" de la Policía Floral (Sección Espectáculos).
      Desde que se fue (o lo echaron) Ongay aquello es un desastre absoluto. Ongay iba de discreto cumplidor con equilibrio,sin alharacas, y ahora los ves desfilar por el callejón y son como el Sheriff y sus comisarios. Altaneros, chuletas...En fin para que seguir.
      Aunque en este caso tuviesen razón, por la literalidad del artículo 80,fallaron "in vigilando", ya que no revisaron previamente los pañuelos del Palco, y eso si, la revisión y eliminación del pañuelo naranja la realizaron a posteriori...Una lección de buen hacer policial.
      Y de remate el espectáculo inmundo del apuntillamiento, según cuenta el Sr.Kaparra, torturando a un pobre animal en la oscuridad del corral, al que se le negó el poder morir en el ruedo y recibir una ovación en la vuelta al ruedo, si hubiera procedido el pañuelo azul (yo lo dudo tras "la pelea" en varas que nos confirma un aficionado presente).
      En fin, un puro despropósito, entre un publico indocto, un Concejal inepto y una actuación de la Policía Floral, de nula profesionalidad, han producido lo que en mi pueblo ribero suelen llamar "hacer la risión".
      Saludos desde Iruña

      Eliminar
  3. Muy buenas rafa un saludo según la prensa de Navarra así fea apuntillado tras el indulto un saludo Imanol Tafalla nos vemos por Tafalla en pocos días

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, Imanol ¿qué tal? Gracias por la información y ya nos veremos dentro de poco si Dios quiere. Supongo que Tafalla también querrá tener su toro indultado ¿no? A ver si va a ser menos que Estella. (Es broma...).

      Saludos.

      Eliminar
  4. Si no esta escrito, se excluye: Ubi lex voluit dixit, ubi noluit tacuit

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya...cuando la ley no lo quiere, guarda silencio. Pero mucho me temo que los jueces podrían aplicar en este caso el 'in dubio pro reo' como hicieron con Luque en Andalucía al decir que no estaba echando el público encima del presidente sino que estaba dudando a ver qué le decían desde el palco (a otro perro con ese hueso).

      Saludos.

      Eliminar
  5. Buenos días. Me parece genial que haya debate y se hable de toros, aunque sea de manera intensa. Y más si se hace de forma culta, pensaba y bien analizada como se hace en este lugar de internet. Aprovecho para decir le a cyc 2009 que cuando que cuando se habla de o propone alguna información es, al menos, aconsejable el citar la fuente. Gracias y un saludo a todos los taurinos.

    ResponderEliminar
  6. Esto dice el ganadero, quien seguro que no sabe lo que nos comenta Kaparra más arriba, que estuvieron más de una hora mareando y pinchando al pobre animal en los corrales hasta que lo mataron:

    EL GANADERO DE TORREHANDILLA, CONTRARIADO POR HABER SIDO APUNTILLADO EL TORO INDULTADO

    “Que se le dé puntilla en la oscuridad de los corrales y se le arrebate la gloria de morir en el ruedo me parece tristísimo”

    Alberto Morales, ganadero de Torrehandilla, manifestó: “El toro era de una reata muy especial en la casa porque no tenemos muchos de esa familia y lo hubiera convertido en semental porque nos encantó todo lo que hizo en el ruedo. Incluso hablé con el veterinario de Pablo Hermoso de Mendoza para que nos echara una mano en la cura de las heridas. Pero todo se fue al traste de una forma incomprensible”.

    Y continúa: “Yo desconozco el reglamento de Navarra, sólo sé que se había indultado y mi deseo es que volviera a la dehesa. Personalmente, que se le dé puntilla en la oscuridad de los corrales y se le arrebate la gloria de morir en el ruedo me parece tristísimo. Si se había indultado por la petición de la gente no entiendo lo que ha sucedido”.

    ResponderEliminar
  7. No salgo de mi asombro con toda esta historia del indulto. Yo, que estaba en la plaza, debí asistir a un festejo completamente distinto o no entiendo ni papa de esto (que también puede ser...)
    La corrida fue en conjunto de absoluto derribo. Toros que se derrumbaban, completamente inválidos. Tercios de varas completamente inexistentes. Eso si, una corrida nobilísima que no tiró un solo derrote ni tampoco miró mal a la terna.
    El famoso Entomólogo al menos se tuvo en pié y no se derrumbó como sus hermanos. Recibió un solo picotazo y en la muleta se movió, pero eso si, sin exigirle lo más mínimo.
    David Mora estuvo toda la tarde ventajista, perfilero a mas no poder, en plan tiralíneas y descargando contínuamente la suerte.

    La petición de indulto empezó a fraguarse en el callejón donde había un tipo (supongo que el mozo de espadas o el ayuda de David Mora) agitando como un poseso una toalla. El torero se perfiló dos o tres veces para hacer el paripé y hacer gestos y poner caras para ir echando a la gente contra el palco.
    Fijaos como fué la cosa que una vez indultado el toro NADIE pidió ningún trofeo para el torero.

    En fin, un auténtico despropósito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su información de primera mano. Respecto a la forma de destorear de David Mora, no es una sorpresa ni es que lo adaptara al poco poder de 'Entomólogo' sino que es su forma habitual de destorear.

      Por lo que usted cuenta, el presidente Ezkerro se cubre de gloria al conceder un indulto a un toro que recibió un picotazo y al conceder las dos orejas sin que hubiera petición. En ambas circunstancias, le da igual lo que diga el reglamento.

      Respecto al de la toalla, esto es como los linchamientos del Far West: empieza uno a liarla y los demás siguen como borregos. Pasó lo mismo con 'Cobradiezmos' en Sevilla, no piense que Estella es diferente. Lo que sucede es que cada torero quiere tener también su torito indultado, como cada pueblo. Es la forma de salir en los portales de internet, si no, Dios y ayuda. Las fotos triunfalistas de toreros a hombros ya no impresionan a nadie. Si Mora sale a hombros de Estella, fuera de Navarra no se entera nadie. Con la historia de este indulto demencial, aún estamos hablando de él. Todo es mérito del de la toalla junto a la desinteresada colaboración del inepto concejal.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Es que hay tampoco que repartir en las plazas donde se cobra el dinero, que los toreros que no están en todas las grandes ferias,porque no son de Natilla. Pues tienen que hacer el pino-puente, por si suena la flauta y tienen suerte. Ya lo hablamos en post anteriores de la forma de jugarse la vida de algunos toreros, para lo mismo, para ver si pasan a competir con las figuras de mazapán y pueden vivir holgadamente de los toros. Pero llevamos más de una década, donde los carteles se repiten de un año para otro y siempre están los mismos.Y el triunfar en una feria, aunque sea Madrid o Sevilla, no sirve para estar en las grandes ferias.En resumen, que España sigue siendo el país del enchufe, del cohecho, de pagar favores, cambios de cromos y demás formas, que eliminan la meritocracia y los toros es el mayor ejemplo de ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. El otro día en la nocturna de Madrid, un novillero, El Galo, se tiró a matar sin muleta jugándose una cornada fea o directamente la vida. Estamos en una dinámica nefasta donde los que mandan no tienen que hacer nada especial para verse repetidos en los carteles y los de abajo se dedican a hacer barbaridades (o a forzar situaciones como lo de Estella) para llamar la atención. Con poca fortuna.

      Saludos.

      Eliminar