Follow by Email

sábado, 17 de junio de 2017

ADIÓS A FANDIÑO

Casi un año después se repite la tragedia. Un toro negro de Ibán cornea a Fandiño por la espalda con el pitón derecho y le atraviesa el pulmón. No hemos leído el parte médico aún pero eso es lo que comenta la prensa francesa y lo que se puede deducir de las imágenes (creemos que son todas de Iroz Gaizka):  





  


Se ve que perdió el equilibrio al hacer un quite al tercero de la tarde, que correspondía a Del Álamo, pero no hemos visto aún el vídeo. 

En nuestro blog fuimos de los más entusiastas cuando hizo su apuesta sensacional con su encerrona aquel Domingo de Ramos en Madrid (recuerden aquí). Luego hemos sido duros con él en bastantes ocasiones pero en el fondo era porque le habíamos visto torear hace años con verdad y no le perdonábamos que se tirara al destoreo.

Sea como fuere, ya no está. Víctor Barrio se fue con veintinueve años e Iván Fandiño iba a cumplir treinta y siete el día de san Rafael.

Homenajeábamos a Barrio con unas palabras de Fernando Savater ¿Quién nos iba a decir que tendríamos que volver a copiarlas menos de un año después?

"En la corrida de toros vemos la figura de un hombre que afronta sólo, ante los demás, el destino de los humanos. Todos los humanos tenemos como destino la muerte pero todos nos pasamos la vida poniendo pantallas y ayudándonos unos a otros a ponerlas para intentar ocultar lo inevitable, lo que antes o después llegará. El torero simboliza la soledad del hombre ante lo inevitable. Él se queda sólo frente al toro y afronta con valor lo que todos los demás miramos desde el tendido con cobardía. Esa es la clave de la corrida de toros. Hay quien lo entiende y quien no".

Saludos cordiales desde Tarragona.

'Provechito', número 53, en los corrales de Aire sur l'Adour

8 comentarios:

  1. Por mucho que seamos criticos y no hay que dejar de serlo... la muerte de un torero nos deja destrozados. Luchó por ser torero y lo consiguió. Mi admiración. Mi pesar también. Desde Manolete pasaron muchos años hasta José Mata y muchos hasta Paquirri. Muy poco hasta Yiyo... Montoliu, Soto Vargas... No me olvido de Paco Pita, Antonio Rizo, Fuentes Bejarano, Joaquin Camino...(no se si el orden es correcto, escribo de memoria... cada vez peor), Victor Barrio y ahora Fandiño... Los toros matan de verdad... y los TOREROS tienen mi absoluta admiracion y respeto... y envidia. Exigir engrandece la Tauromaquia...

    ResponderEliminar
  2. Esta muerte hace que los toros sean algo auténtico. Me ha dejado mal cuerpo, pero su nombre quedará en la leyenda de los toreros.

    Descanse en Paz

    ResponderEliminar
  3. Es una cornada que habrá puesto un escalofrío en el cuerpo de todos los que van a empezar a correr los encierros dentro de poco porque le puyede pasar a cualquier corredor. Y es lo mismo que le podría haber pasado a Rafaelillo en la corrida de Miura tal como comentábamos en la entrada anterior.

    El portavoz del hospital dijo esto:

    "El torero presentaba en el abdomen tres litros y medio de sangre negra, proveniente de las glándulas hepáticas, señal de que el hígado había reventado a causa de la cornada, que también rompió la vena cava, lo que le produjo en severo derrame interno", explica el médico. "Cuanto entró a la enfermería ya lo hizo prácticamente sin pulso. Era imposible tomarle la tensión arterial de lo débil que la tenía. La muerte era instantánea. Era imposible hacer nada por él. Ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital hubiera habido forma de salvarlo", concluye Poirier.

    ¿Se pudo hacer algo más? Aquí no estamos para rumores ni maledicencias. Sólo añadimos a lo anterior lo que dijo Jarocho:

    ""Él estaba consciente pero se quejaba de que no podía respirar, la cornada ha sido en el costado y ha viajado hacia el estómago. Los cirujanos se miraban unos a otros... Pero yo veía mucha impotencia. Le han estabilizado en la enfermería y se lo han llevado rápido al hospital, pero no ha llegado. Estamos destrozados".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. El toreo es un ballet, que se interpreta delante de un animal fiero e indomito que acosa y se defiende con dos puñales...
    Siempre es respetable ponerse ante esas guadañas que llevan la muerte. Se trata de burlar a la parca, y en el envite además se puede crear arte... Pero siempre estará el riesgo presente. Aunque sea en un encierro popular o en unos bous al carrer... Siempre acecharà la Parca.
    Pero cuando venciendo ese riesgo, sobreponiéndose a ese miedo, se consigue dominar a la bestia y hacerlo de acuerdo con unos canones y dejando para la estética una làmina de conjunción perfecta entre el Maestro y el toro bravo, y cuando además esa conjunción consigue trasladar a los espectadores en el tendido la emoción del rito y de la liturgia, entonces lo que acontece puede ser sublime... ¡ la tauromaquia eterna!
    Pero desgraciadamente el riesgo algunas veces se materializa y La Parca se cobra su precio...
    Descansa en paz, amigo Ivàn
    Encontraste tu final en el sitio que amabas ( el ruedo) y haciendo lo que más amabas ( torear)
    Es hora de encomendarte al Maestro Supremo, y de recordarte como lo que fuiste: ¡ un torero valiente y cabal!
    ¡Que la tierra te sea leve!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente sea España el único país del mundo con un aceptable nivel de vida en que se arriesga la vida con gallardía ante un animal como el toro: en el ruedo, de manera reglamentada, y en la calle, con los encierros y los bous al carrer.

      A mi modo de ver enlaza con la misma gallardía de que han hecho gala en situaciones de guerra soldados o civiles españoles y que siempre llamó la atención a los extranjeros.

      Es curioso que aumente el nivel de vida, se busquen más comodidades, el país evoluciones hacia 'lo moderno' y las corridas de toros no se hayan terminado e incluso los festejos con toros por las calles gocen de tan buena salud, con su tributo anual de muertos.

      Será cosa de 'ese viejo pueblo fiero', como decía Manuel Machado.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Así es Rafa. En España, y ahí no hay distingos regionales, Navarra, Valencia, Castilla, etc... a la gente del pueblo, le gusta vivir la emoción por si mismos...
      No hay premio para el riesgo que se soporta la única satisfacción es la subida de adrenalina que produce acercarse al vértigo del miedo.
      Todos los años hay tributo de muertos en las calles de nuestros pueblos, sin remedio. Y así seguirá siendo año tras año. Es parte de nuestra idiosincrasia, y por mucho que los tarados de las redes sociales (tapados desde el anonimato) se dediquen a soltar sus bilis, babas y miserias, la fiesta en muchos pueblos de Expaña es inentendible sin jugarse el tipo delante de un animal de bravo...
      Probablemente y dado que la estupidez es ya una pandemia en Expaña, en un par de generaciones igual acaban con las corridas de toros (seguirán en Francia y América)... pero no podrán cambiar las costumbres tan arraigadas en los españoles, y estos seguirán jugando con la muerte entre las astas de un toro o de una vaquilla...
      Hay cosas que pueden cambiar pero otras están en el alma colectiva de un pueblo, y esas son imposibles de erradicar.

      Acaso seamos unos salvajes, eso es cuestión de opiniones,a mi me parece un pueblo admirable que atesora y revive las costumbres transmitidas por sus mayores, y con tradición mediterránea de culto al Taurus, y ello, aunque se esfuercen toda esa gentuza que se dedica a faltar y decir barbaridades desde el anonimato en las malditas "redes sociales" no va a cambiar por mucho que lo intenten...

      Saludos cordiales. El 7 de Julio ya está aquí.

      Eliminar
  5. Cada vez cuesta más dinero organizar festejos aunque sean populares y por ese camino intentan las autoridades acabar con nuestras tradiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hablamos nunca de política por aquí pero, tal como pintan las cosas, si algún día llega al gobierno una coalición PSOE+Podemos, dé por descontada la sentencia de muerte de todo este tipo de espectáculos...incluida la corrida, a la que irán poniendo trabas o exigencias que harán cada vez más difícil su organización (como usted dice referido a lo popular).

      Saludos.

      Eliminar