Follow by Email

martes, 20 de junio de 2017

LAS DUDAS SOBRE LA MUERTE DE FANDIÑO (ver el tercer comentario con las últimas noticias)

Y LOS TOROS QUE VIENEN PICADOS DEL CAMPO

Suponemos que, conforme pase el impacto de la tragedia, serán más medios los que se hagan eco de esas dudas que nosotros planteábamos ya en los comentarios a la entrada sobre la noticia e insistíamos también en la anterior (pulsar aquí e ir directamente a los comentarios). 

Copio las primeras dudas de la noticia publicadas en El País:

Cuando se han cumplido 36 horas de la muerte del torero Iván Fandiño en el hospital de la ciudad francesa de Mont-de-Marsan, aún no existe un parte oficial de las causas de su fallecimiento ni se conocen las atenciones que el herido recibió en la enfermería de la plaza de Aire-sur-l´Adour, ni los medios sanitarios con los que esta contaba, y ni siquiera si había una ambulancia en el recinto. 

Se desconoce la razón por la que el torero permaneció sedado en la enfermería durante casi una hora, según el testimonio de un miembro de su cuadrilla, antes de ser trasladado al hospital de Mont-de-Marsan, donde certificaron su fallecimiento.

Copio más dudas:

La defunción fue certificada alrededor de las 21.30 de la noche, hora española, casi noventa minutos después del fatal percance, aunque el galeno francés insiste en que la muerte era "inevitable", pues los daños que sufría en hígado, riñón y pulmones eran "irreversibles", y ni en la enfermería de la plaza ni el hospital hubieran podido hacer nada por salvarle.
Sin embargo, las palabras del médico no aclaran otros pormenores que rodearon el fallecimiento del torero: condiciones sanitarias de la enfermería, miembros del equipo médico, cuidados recibidos por el herido, existencia o no de ambulancia de cuidados intensivos y la razón de tan larga espera en el recinto de la plaza.
Seguiremos de cerca la noticia porque algún amigo ya nos calificó de malpensados o de exagerados cuando mostrábamos nuestra extrañeza por lo acontecido con el pobre Fandiño. 



Todas estas dudas se resumen en una: ¿por qué no fue trasladado INMEDIATAMENTE a Mont de Marsan en lugar de tenerlo en la enfermería entre 45 minutos según fuentes francesas y casi una hora según Jarocho? Creemos que no hacía falta UVI móvil, era cuestión de salir pitando hacia el hospital de Mont de Marsan.



Ésa es la clave, no hay más ¿Recuerdan ustedes a Esplá aquel día en Céret, con la terrible cogida del toro de Valverde? Fue trasladado rápidamente en helicóptero al hospital de Perpiñán. Fandiño hubiera estado en veinte minutos en un hospital grande (y recuerden que su primera parada cardíaca se produjo en la ambulancia, alrededor de una hora después de la cogida).

¿Se imaginan ustedes que lo que le ha pasado a Fandiño le pasa a Castella en un pueblo de Navarra y están una hora hasta que deciden llevarlo a Pamplona? Dejémoslo aquí porque, salvo error, nuestro modesto blog y El País son los dos únicos medios que han planteado todas estas dudas (y nosotros, antes que ellos). No obstante, aquí les enlazamos el twitter de Viard, presente en la plaza, que se muestra convencido de que se hizo todo lo posible por salvar a Fandiño y no ha lugar la duda.



Vamos con lo que indica el segundo titular. Son varios los amigos que nos han preguntado qué es eso que decimos habitualmente de que un toro 'venía picado del campo'. No se preocupen que no se trata de una práctica fraudulenta a añadir a las miles que hay en este mundo de golfos. Hablamos en sentido figurado.

Nos referimos a esos toros que de salida son tan pastueños en el capote que da la impresión de que ya han recibido un par de puyazos. Permiten a los diestros colocarse bien tras cada lance y no tienen necesidad de obligarlos porque los romperían. Un ejemplo clarísimo es el toro de Victoriano del Río al que cortó la oreja El Juli en la Beneficencia. Es 'Almirante', de 633 kilos. Pulsen aquí a partir del 1'22''  para ver cómo embiste de salida:



¿Lo ven? Si no te fijas en que no lleva sangre, parece un quite tras el segundo puyazo. Más adelante permitirá a El Juli pegarse este arrimón que da ¿miedo o pena?



Otro ejemplo lo tuvimos con el celebrado 'Dalia', de la misma ganadería -es una coincidencia-. Pulsen aquí a partir del 6'12'' y observen cómo embiste de salida... ¡Al paso!



Ahí los tienen, éstos son toros que vienen picados del campo. Permiten lancear de inicio a setenta pulsaciones por minuto o incluso menos. Ustedes se preguntarán cómo se comporta un toro de verdad, o sea, el que no viene picado de la finca. Pues, por ejemplo, como 'Pastelero' en el capote de Ureña. Pulsen aquí a partir del 0'38'' y notarán la diferencia, con el toro encelado en el capote y haciendo hilo al final a pesar de la media para terminar poniendo en apuros al diestro:



Otro ejemplo similar es el de 'Platino' con Ferrera, donde el diestro tiene que salirse afuera con oficio porque el toro aprieta, ya que tampoco viene picado del campo. Pulsen aquí a partir de los 44'':


FOTO: Pagés

Los toros que vienen picados del campo ni te fuerzan, ni te aprietan, ni te obligan a utilizar las piernas. Todo lo contrario, te permiten la relajación, el lucimiento y la posturita.

A Luis Miguel le preguntaron de mayor qué le parecía la suerte de varas en aquellos años noventa y respondió '¿suerte de varas? ¡Pero si ahora los toros salen picados de chiqueros!'

Pues eso.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.





8 comentarios:

  1. Vaya por delante mi pésame para toda la familia de van, sus amigos y toda la gente que se ha sentido huérfano de torero y de amigo:
    Estoy seguro que esta tragedia se debe solamente al destino. Seguro que sus compañeros estaban pendientes del quite y seguro también que el toro vió el quite y aún así siguió al torero con el que estaba encelado y al que ya había pillado y no dejó de ver en ningún momento.
    Se ve claramente a cinco o seis personas y ninguno logra llevarse al toro con él
    Al respecto de la enfermería de Aire sur Adour seguro que cumplía perfectamente con todo lo necesario y además conociendo como son las ferias francesas y sus carpas y espacios inmensos para los aficionados seguro que no había una ambulancia sino alguna más, pues tienen preparados estos espacios de manera espectacular y con una seguridad que aquí quisiéramos tener.
    Además no creo que con nuestras dudas hagamos ningún bien a la fiesta, puesto que, qué mas quieren los animalistas que ver como no sabemos ni organizarnos y que lo hacemos todo mal¡ y a propósito.
    Yo estoy seguro que estabilizar a una persona para un viaje en ambulancia requiere de un tiempo y que se hizo todo lo que se pudo.
    Lo que si está claro es que los toros matan y si no fuera por las fantásticas manos de los cirujanos lo harían mucho.
    Cuando se juega con la muerte puede ocurrir esto.
    Lo que pasa es que nos estamos acostumbrando a que nos salven de muchas los médicos.
    Un abrazo para todos ellos desde Tafalla.
    Iñaki

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene usted razón en lo del destino. Luis Miguel decía que el destino era un agujero negro que, desde que salía el toro, iba rodando por el ruedo. Lo importante era que el toro no te cogiese en ese círculo negro y a Fandiño lo cogió allí.

      Que se hizo lo que se pudo, no tiene duda y que la enfermería de Aire sur l'Adour era impecable, tampoco, en eso volvemos a estar de acuerdo.

      Lo de la estabilización, no lo sé. Si es así como dice usted y también Viard en su twitter ¿por qué no lo dijo claramente en su primer comunicado el portavoz del hospital de Mont de Marsan y disipaba así cualquier duda?

      Dice Viard que cuando ocurre una desgracia como ésta, siempre se buscan culpables. No estoy de acuerdo: con Barrio o con El Yiyo nadie buscó culpables porque no los había, en cambio, con Paquirri, sí se buscaron y con razón.

      Respecto a hacer bien a la fiesta y meter a los animalistas de por medio ¡qué quiere que le diga! Nunca pienso en ellos cuando escribo aquí, entre otras cosas porque tenemos la batalla perdida. Alguno incluso me dirá que criticar tanto en nuestro blog las cosas que se hacen mal y denunciar las corruptelas y golferías tampoco hace bien a la fiesta. Seguramente. Quizá lo que podríamos hacer es decir que todo el mundo es bueno, indultar toros a mansalva y afirmar que nos lo pasamos siempre muy bien con este espectáculo.

      Pues quien esto firma no está por la labor. Pero eso sí: como algún día esté usted en un bar y le pase lo que a Canales Rivera, voy a salir a defenderlo y entre usted y yo vamos a repartir aunque nos acabemos buscando la ruina.

      http://www.libertaddigital.com/espana/2017-06-19/el-torero-canales-rivera-recibe-una-paliza-de-unos-antitaurinos-1276601346/

      Saludos.

      Eliminar
  2. Hoy 21 de junio, El País añade informaciones que no sabíamos. Destaca que nadie se percató en un primer momento de la gravedad de la cornada porque casi no sangraba. Nadie excepto Fandiño y ya dijimos por aquí que cuando un torero dice que se muere siempre es verdad.

    El parte médico de la enfermería que dice:

    "El maestro Iván Fandiño ha sufrido una cornada en el costado derecho [el cirujano se equivoca y escribe gauche —izquierdo—]. Exploración: una trayectoria de 15 centímetros con rotura muscular a nivel de las últimas costillas que alcanza al peritoneo. Se le coloca un drenaje que da poca sangre. Reanimación, intubación traqueal y traslado en SAMU a Mont de Marsan. Pronóstico: muy grave".

    El cirujano jefe de la plaza de Zaragoza afirma en la noticia que, aun en el caso de que se hubiera dispuesto de un quirófano de última generación con posibilidad de circulación extracorpórea para reemplazar un corazón parado, la operación hubiera sido un cara o cruz.

    La verdad es que con toda la información que leemos aquí llegamos a la conclusión de que lamentablemente pasó lo que tenía que pasar. Si hubiéramos sabido todo esto la misma noche de autos, no habría habido lugar a ningún comentario más que lamentar la muerte del pobre Fandiño.

    Toda la información aquí:

    http://www.msn.com/es-es/noticias/espana/fandi%C3%B1o-super%C3%B3-un-paro-cardiaco-antes-de-morir-en-el-hospital/ar-BBCXSO2?li=BBplW3c&ocid=mailsignout

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. En línea con lo que acabamos de poner, añadimos el comunicado que ha hecho público la familia del torero, a partir del cual, no hay nada más que añadir por nuestra parte, simplemente que descanse en paz:

    "Una vez pasados estos primeros momentos de consternación y dolor, queremos mandar este mensaje de agradecimiento por todas las muestras de cariño que hemos recibido.

    "Aprovechamos también para agradecer el trato recibido por las autoridades francesar para agilizar la repatriación del cuerpo.

    "Aclarar que los equipos médicos de la plaza de toros, ambulancia y hospital, hicieron todo lo posible por salvar la vida de Iván.

    "No tenemos ninguna duda de que las actuaciones del equipo humano que le atendió fueron las mejores y pedimos respeto para lo que allí ocurrió.

    Gracias a todos".

    ResponderEliminar
  4. Ahora mismo, en cualquier festejo taurino que se celebra por lo menos en la provincia de Guadalajara, nos obligan a quirófano móvil, con equipo médico compuesto por cirujano, anestesista y ATS, uvi móvil y creo que este año también obligan a ambulancia de traslado. Antes venían, los mejores cirujanos del hospital de Guadalajara, el doctor Ochoa, Que Dios le guarde en su gloria o el Doctor Chávez, por poner dos ejemplos. De hecho, el tener tanta seguridad ,tanto para los profesionales del toro si es festejo de plaza, como para los corredores o recortadores.Hace que el costo de organizar cualquier festejo, aunque sean tres vaquillas, se hayan disparado. En cuanto a la muerte de Fandino, es posible que al afectar la cornada a órganos vitales, el fin fuera el que ha ocurrido, pero por muchas aclaraciones la duda quedará para siempre, por tema de praxis médica, todos sabemos que hay cirujanos ,como los toreros, muy buenos, buenos y regulares.Quizás con otro equipo médico, la cosa hubiera transcurrido de otra manera. Yo entiendo que la familia no quiera menearlo,total , su hijo ya no va a volver.Pero los españoles estamos hartos que en Europa siempre se nos trate de chapuceros. Este caso y el del chaval muerto en el atentado de Londres es para sospechar de mala praxis.

    ResponderEliminar
  5. Ya leerá la siguiente entrada al respecto. Es verdad lo que dice sobre la familia pero la opinión del cirujano jefe de la plaza de Zaragoza creo que es muy relevante por no decir que definitiva.

    En lo que dice de organizar festejos lleva toda la razón. Muchos se han eliminado por los costes astronómicos en seguridad. Como decía un amigo mío, es como si para organizar una regata tuvieras que alquilar tres portaaviones de vigilancia. Imposible organizar cualquier regata.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Rafa, gracias por el seguimiento. Según los datos publicados no se puede hablar de negligencia médica en ningún caso. Pero no estaría de más que el Reglamento Taurino francés obligase a las enfermerías a disponer de una ambulancia medicalizada (UVI móvil). Aunque no habría salvado la vida de Iván Fandiño en otros casos puede ser necesaria e incluso vital.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Duplico tu comentario en la siguiente entrada y te respondo por allí.
      Saludos.

      Eliminar